Vicioplanet

Análisis Brink

Brink es básicamente un shooter multijugador en primera persona y ha sido desarrollado por el estudio Splash Damage, creadores de la “expansión” Enemy Territory, para el ya lejano Return to Castle Wolfenstein (PC), de los mapas multiplayer de DOOM 3 y del más reciente, Enemy Territory: Quake Wars (PC, XBOX 360, PS3). Brink conserva algo del espíritu de esos juegos pero también intenta introducir un poco de originalidad. Sin ir más lejos es el primero que crean sin basarse en una franquicia ya existente. Brink, sin embargo, se “inspira” claramente en juegos como Team Fortes Classic 2 (en lo referente a la mecánica, clases de personajes y estética visual) o en menor medida al menos conocido All Points Bulletin, (APB) un  MMOTPS que salió el verano pasado exclusivo de PC y que fue cancelado a los pocos meses pero que está siendo resucitado en forma de juego “freetoplay” (ya está en fase de beta abierta) del cual hereda buena parte de la estética, en menús, escenarios, estilo de música y atmosfera que transmite el juego, así como las posibilidades de personalización de los personajes, las características de las dos facciones existentes, etc.

En el caso de la versión analizada, la de PC, el juego está totalmente integrado en STEAM, dicho de otra manera, si quieres jugar a BRINK en PC hay que usar STEAM si o si. Esto no es para nada algo negativo, sino todo lo contrario. El juego integra los logros STEAM que se consiguen al realizar ciertas acciones (al igual que en la versión consola), todo tipo de estadísticas y lo que es mejor, compatibilidad con STEAM CLOUD, o lo que es lo mismo, que la partida se te queda guardada en la nube y aunque desinstales y reinstales el juego o juegues en otro PC (siempre usando tu cuenta), lo encontraras tal y como lo dejaste. Esta función esta cada vez más de moda entre los juegos de PC y es algo realmente útil, así te olvidas por completo de las partidas guardadas, perfiles etc.

Brink Screenshot

Argumento

El punto de partida de Brink a primera vista es muy interesante, aunque me refiero al argumento ya que de guión poco tiene. Me explico, el juego transcurre en un futuro no muy lejano, en un sitio llamado el ARK, una ciudad flotante en medio del océano, supuestamente autosuficiente y 100% verde, la cual se ha convertido en el último reducto de la civilización humana después de una hecatombe mundial producida por el cambio climático. Dentro del ARK hay dos facciones, los de SEGURIDAD que como su nombre indica, velan por el orden del lugar y vigilan que nadie escape de él y los de la RESISTENCIA, los cuales, obviamente, quieren escaparse y liberarse de la represión y limitaciones impuestas por los fundadores, los cuales gobiernan la ciudad y controlan a los de Seguridad. Hasta aquí todo parece “guai”, no excesivamente original pero si interesante.

El problema es que este trasfondo está mal aprovechado, es un simple motivo (como cualquier otro) para librar combates entre dos grupos distintos y el desarrollo de la historia es prácticamente nulo. Siendo un sucesivo conjunto de misiones intranscendentes  con una cinemática al inicio y otra al final (que varía dependiendo de la facción y de si se ha logrado o no el objetivo) sin ningún tipo de vinculación real con la historia a la hora de jugar al juego. Podría estar ambientado en cualquier otro lugar  y época (el hecho de estar en medio del mar no afecta para nada) que el juego seria idéntico. El argumento es en definitiva una mera excusa contextual.

Brink Screenshot

Modos de juego

El juego tiene 3 modos de juego, Campaña, Partida libre y Retos.
Empezaré comentando este último, Retos, ya que es el más corto (solo 4 retos en 3 dificultades cada uno) que hace las funciones de tutorial y además nos permite ganar experiencia y desbloquear nuevas armas, habilidades y accesorios. (Todo lo conseguido en cualquier  modo de juego se registra en una única progresión de experiencia de 20 niveles, común entre modos.) Este modo se puede jugar solo y el resto del equipo y enemigos siendo bots controlados por la maquina, o bien en cooperativo con otros jugadores hasta un total de 4 personas reales, el resto bots.

Luego está la Campaña, donde supuestamente se debería desarrollar la historia, pero como he comentado se limitan a una serie de misiones aisladas, 8 por facción, (6 principales, más 2 extra) de las cuales la mayoría están duplicadas, cambiando únicamente el bando y pasando de atacar a defender o lo que corresponda en cada misión. Para intentar combatir la poca implicación de la acción con algún tipo de historia y añadir algún aliciente más allá de ganar puntos de experiencia, se ha añadido un apartado llamado Diarios, donde a medida que vas ganando experiencia y subiendo de nivel, se van desbloqueando archivos de audio de ciertos individuos, que narran historias de antes de la hecatombe o sucesos paralelos, para intentar ambientar y enriquecer el mundo donde transcurre el juego. Obviamente esta opción ganaría más si estuviera integrada en el modo campaña y no aislado en el menú principal.

Brink Screenshot

En total hay 10 misiones/escenarios distintos en los que se desarrolla la acción, algo limitado pero que seguro aumentan en futuros DLC’s (de pago o no). Los tipos de misión pueden variar entre proteger un personaje NPC o vehículo, detonar algún elemento,  capturar información y poco más, es un juego con poca variedad en este sentido y muy repetitivo.
Todas las misiones se basan en una especia de “checkpoints” marcados por objetivos, es decir si el equipo atacante cumple el primer objetivo, la acción se desplaza a otro punto del mapa. Algo visto en Homefront y otros juegos pero aquí sin posibilidad de recular.

Una cosa que le resta mucho por lo que se refiere a experiencia jugable de la campaña, es que puedes jugar las misiones en el orden que quieras, están desbloqueadas todas desde el inicio. Así que puedes jugar la ultima, luego la segunda, la quinta y luego la primera. Esto demuestra la poca historia que tiene el juego… ya que realmente no importa el orden en que lo juegues. Añadir que este modo también puede ser jugado en cooperativo de hasta 4 jugadores, el resto bots.

Por último está el modo supuestamente principal del juego, el nombrado Partida Libre, que básicamente es un modo totalmente online (donde los dos bandos son gente real conectada jugando, sin ningún bot). Este modo se juega en los mismos escenarios que la campaña y consta de las mismas misiones y objetivos que esta. El juego ofrece numerosas opciones de personalización de las partidas. Hay las estándar, que se dividen entre varios subtipos de partida cada uno con los parámetros preestablecidos de forma diferente. Luego están las personalizadas, donde puedes modificar todas las opciones que quieras, nº de jugadores, tiempo entre rondas de refuerzos, fuego amigo o no, etc. Existen servidores dedicados (algo que muchos lo agradecerán) y partidas creadas por jugadores. Para empezar a jugar, se puede optar por recurrir a la opción de “matchmaking” automática (partida rápida) o desplegar la típica lista de servidores (habitual en los juegos de PC) donde puedes filtrar (no demasiadamente bien resuelto) las características de la partida que quieres buscar.

Brink Screenshot

Comentar que hay un fallo considerable, en el que al acceder a una partida puede darse que entres justo unos segundos antes de que esta termine y que nada mas conectarse te aparezca el símbolo de completada (o fallida) y te cuente como si te hubieras pasado esta misión, cuando ni tan siquiera has andado un solo paso.

Jugabilidad

Entrando ya en materia jugable, el juego a primera vista parece el típico multijugador de toda la vida con dos bandos y diferentes clases de personaje para escoger y que el objetivo es matarse a saco como si de un COD o Halo se tratara. Pero no lo es. Realmente es un juego diseñado para ser jugado en equipo y donde ir de lobo solitario no sirve de nada más que para aburrirse y frustrarse. Existen 4 clases, típicas pero todas ellas imprescindibles para el desarrollo de la partida, entre las que escoger; soldado, ingeniero, medico y espía, las cuales tienen habilidades muy concretas y bien definidas. Además cada clase tiene la habilidad de mejorar alguna habilidad de su grupo o de sí mismo. Por ejemplo, el soldado reparte munición e incrementa la munición máxima el médico mejora la salud máxima y el ingeniero mejora el daño de las armas. Sin embargo, las funciones principales de cada clase son otras:

El Espía tiene la función principal de piratear, ya sean terminales, puertas o torretas enemigas. También puede disfrazarse de enemigo y hacer algún que otro truco más.
El Ingeniero construye torretas, coloca minas y repara objetos importantes de las misiones, como vehículos, motores o sistemas varios.
El soldado es el encargado de las demoliciones tanto de objetivos enemigos como de obstáculos intermedios construidos por los jugadores para dificultar el paso entre zonas del mapa.
El Médico obviamente cura a los heridos, aunque realmente no cura, sino que suministra al herido una jeringuilla revitalizadora que el propio jugador herido se administra. Cuando te hieren puedes optar por esperar un medico o resucitar en la siguiente oleada de refuerzos. Si esperas, el médico puede asignarse el objetivo de curarte y así tú veas si hay algún médico viniendo a recatarte o si por lo contrario es mejor que te dejes morir.

Brink Screenshot

Hay que señalar que todas las clases pueden usar las mismas armas, algo nada habitual en juegos de este tipo, donde cada clase tiene sus armas predefinidas. Las armas del juego no destacan en ningún aspecto, simplemente comentar que en el visualizador de armas del menú se puede apreciar un buen modelado y texturizado pero se ofrece pocos accesorios y modificaciones útiles y poca originalidad en general.

Aquí la limitación del uso de las armas no viene dada por la clase que se use sino por una de las innovaciones del juego; las constituciones. Hay 3, delgado, normal y fuerte. El fuerte va muy despacio pero es más resistente y puede usar todas las armas del juego, incluidas las de gran calibre. El delgado es muy rápido pero débil y el normal es un punto intermedio. Las constituciones añaden un toque más a las posibilidades de personalización y jugabilidad, no solo por lo ya comentado sino porque también influyen en la capacidad de pasar por ciertos sitios y realizar ciertos saltos por el escenario. El delgado obviamente puede colarse y subir por todos lados, haciendo uso del tan promocionado modo de movimiento SMART, que finalmente no resulta ser el Mirror’s Edge multiplayer que algunos pensaban y que tampoco añade nada no visto en juegos recientes como Crysis 2 (saltar mucho, deslizarse por el suelo, escalar paredes o vallas etc.)

Durante la partida se puede cambiar de clase tantas veces como se quiera. Esto se hace desde los cuarteles que hay desplegados por el mapa. Cada equipo, tiene el cuartel principal en su zona de reaparición (protegido por metralletas indestructibles), el resto han de ser capturados. Hay de dos tipos, los de suministros y los médicos. Estos últimos, aparte de dar acceso al cambio de clase y armas, añaden un bloque mas a la salud de todos los miembros del equipo, mientras se conserve capturado. Los de suministros añaden un bloque de suministros. Aquí es donde se introduce otro de los elementos originales del juego, y es que existe “esto” llamado suministros. Básicamente es una barra con bloques que se gastan al realizar ciertas acciones. Por ejemplo, si tienes 2 granadas no las puedes tirar las 2 seguidas (como en un COD por ejemplo) tiras una, se gasta un bloque de suministros y hay un tiempo de recuperación de suministros y otro de esa acción concreta. Acciones que gastan suministros son: poner una torreta o mina, curar, dar munición, tirar granada, etc. los suministros son usados por todas las clases.

Brink Screenshot

Todas estas acciones se hacen apretando por defecto la tecla F y tardan cierto tiempo, expresado por una barra circular que sale alrededor del objetivo de cada acción. Al acercarte a un compañero y apretar la tecla F, tu personaje se pone a correr automáticamente al ritmo del otro para administrarle la mejora. Si tu eres de constitución fuerte, por lo tanto muy lento e intentas administrar algo a uno de constitución normal o delgada (más rápidos), si este se pone a correr, tu personaje se pone a correr detrás de él a la misma velocidad y no respetando su limitación teórica impuesta por la constitución. Fallos de diseño así, hacen que la jugabilidad no esté tan pulida como debería y estropea buenas ideas de planteamiento.

Gráficos

El juego usa el motor ID Tech 4, (el de DOOM 3 aunque actualizado o eso dicen) el cual es correcto pero nada sorprendente a estas alturas. Además, si lo sumamos al diseño frio y nula física de los escenarios, hacen que parezca que jugamos a un juego de hace varios años. Los personajes, están bien modelados pero son horrendos, con un diseño deforme muy exagerado y con pocas diferencias entre sí (todos son hermanos por no decir clones), se mueven de forma errática y mal animada, dando la sensación de ir a trompicones y mostrando un efecto visual muy similar al visto cuando se juega a juegos masivos online (MMORPG) que los personajes se mueven de forma rara, imprecisa y inconsistente. Por lo que respecta a los escenarios, son totalmente rígidos, nada destructibles y todos los cristales son blindados antibalas y anti todo. Algo que juega en contra de una mayor inmersión del jugador en la acción y que a día de hoy es poco menos que intolerable en un juego autoproclamado por sus creadores como un triple AAA (dicho de otro modo, un juego de los grandes), cosa que no es. Aparte, se aprecian demasiado a menudo los retardos de carga de texturas, pero esto puede ser achacable al PC concreto más que al motor.

Brink Screenshot

Sonido

Sin duda el peor apartado del juego y de lejos. Empezando por desapariciones de sonidos en las partidas online (supuestamente solucionadas en un parche), que de repente no escuchas las armas al disparar o las voces… y siguiendo con el peor doblaje al español que he escuchado en años. Doblaje que esta compuesto por una serie de voces de lo que parecen unos críos amateurs que se han grabado diciendo frases cutres mal interpretadas y con voces no muy estéticamente adecuadas y (por suerte) para nada habituales en el mundo del doblaje de videojuegos. Alguna de ellas es, francamente, insoportable. Es patético ver a personajes que son tíos fuertes, armados y dispuestos a luchar con voces agudas de niñatos histéricos. Si el juego, en sus primeras horas se caracteriza por ser bastante frustrante, si añades la rabia que provocan los continuos comentarios automáticos de tus compañeros durante la partida (indicando lo que van a hacer o están haciendo) hace que la experiencia sea muy insatisfactoria y te entren ganas de darle una ostia a algo o a alguien (pensando en los desarrolladores del juego o los dobladores). Si no abandonas el juego te acabas acostumbrando, como con todo. Pero esto no me quita cierta  palabra al pensar en este apartado del juego. Horroroso.

YouTube Preview Image

LO MEJOR
LO PEOR

Ideas interesantes de jugabilidad

Modelados de personajes y armas

Opciones de personalización

El modo cooperativo y multiplayer

El doblaje, horrible.

La IA de los bots.

Muy repetitivo en escenarios y tipos de misiones

La jugabilidad general puede ser muy frustrante

Valoraciones

A modo de conclusión se puede decir que BRINK es un juego fallido, con buenas ideas pero no termina de cuajar. Claramente está diseñado para ser jugado en multijugador exclusivamente y sobre todo pensando en un equipo organizado (un clan o similar) ya que en equipo es cuando se puede llegar a apreciar y disfrutar su planteamiento. Aún así no creo que valga lo que cuesta más aún cuando tiene más el perfil de un juego descargable de Xbox Live, PS Network o el mismo STEAM, que no un juego tradicional de entre 50 y 70 €.

Brink es en demasiadas ocasiones aburrido, no apto para el gran público, demasiado acostumbrado a la jugabilidad COD. Un título que gustará a menos gente de lo que querrían sus creadores

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

8 Comentarios

  1. Jose May 30, 2011 a las 7:32 am

    Después de la sorpresa inicial de intentar jugar la campaña (horrorosa por la nefasta IA de los bots), le puse el multi y eso es otra cosa.
    Técnicamente regularcillo y con muchas cosas por pulir, el multi es divertido

  2. Cole May 30, 2011 a las 8:21 am

    Bueno, tampoco está tan mal el juego. Eso sí, tal como dice el analista, es un juego de jugar exclusivamente al multi y a poder ser por clanes o grupos organizados, sino es un auténtico caos
    La campaña para un jugador…. pasapalabra

  3. Musicgare May 30, 2011 a las 11:48 am

    Me esperaba algo más de este juego, la verdad. Es lo que tiene el hype, te crean unas expectativas q luego no se cumplen
    El juego tiene detalles interesantes, pero falla en aspectos muy básicos. Imperdonables en un género sobreexplotado y donde solo los más fuertes aguantan y son jugados al cabo de unas cuantas semanas, algo que mucho me temo que lo sucederá con este juego (y es una pena para Bethesda)
    Saludos

  4. Seliane May 30, 2011 a las 11:52 am

    Buen análisis.
    Pero hay cosas que son fallos que están siendo mirados, como el sonido en escenarios. O sea, es "castigable" que salga un juego con tantos defectos de salida, si, pero no es algo general, por ejemplo lo del sonido no pasa en consolas (tengo la versión 360 y he jugado en ps3 tb)
     Pero yo que lo tengo también en PC he pasado por situaciones similares(en problemas en su lanzamiento) en Battlefield Bad Company 2 y el reciente Crysis 2 y los medios no se han tirado tanto a la jugular.
    Sobre el concepto el error principal es haberle creado una inútil campaña, para mi no es repetitivo, en los otros FPS te pasa el día matando sin ton ni son hasta que se acaba el tiempo, aquí al menos tienes un motivo. Si bien es cierto que los mapas son pocos y para la dinámica se quedan cortos, con el DLC gratuito y un buen apoyo de la comunidad y por supuesto, la compañía puede llegar lejos.
     Lo dicho un buen juego, con un lanzamiento polémico y una variedad de opiniones muy curiosas, pero para mi bastante por encima del bluff mejor valorado de Crysis 2 (sin contar el motor estable)

  5. sergio May 30, 2011 a las 1:38 pm

    Buen análisis, el multi tiene buena pinta, para poder jugar con los colegas, hacerte un clan, aunque no soy jugador de pc. pero si de ps3 jijiiji así que si alguién se lo compra, posible que lo compre para jugar multi.

  6. Holcar May 30, 2011 a las 2:26 pm

    Muy bueno, saludos de comandoelite 😀

  7. Rafa May 30, 2011 a las 6:39 pm

    Solo diré que empecé a jugar la campaña y un poco más y me pego un tiro. Le volví a dar una oportunidad al multi y la cosa ya cambió (es curioso, ya que las pantallas y las misiones eran las mismas), mejorando considerablemente. Aunque tampoco es ninguna maravilla
    Un juego recomendable solo para quienes se hayan cansado de los CODs, Battlefields, Halos y compañía, ya que pese a que no llega a su nivel, tiene elementos que lo caracterizan y le permiten distinguirse, aunque no tanto como pretendían sus creadores, o como nos lo vendieron

  8. Clark May 30, 2011 a las 8:51 pm

    Un análisis muy sincero
    Resulta curioso lo que comenta Seliane, la variedad de opiniones respecto este juego, hay quienes les ha gustado y quienes lo ven como uno más del montón de shooters.
    El principal problema que veo yo es, una vez más, el hype que ha acompañado el juego antes de su lanzamiento (y ya vimos con Homefront que puede jugar malas pasadas).
    Considero que el juego se queda a medias de lo que quería ofrecernos, con un modo offline sinceramente olvidable y es en el apartado online donde muestra sus buenas intenciones.
    El tiempo y la comunidad dictaminarán su futuro, veremos si se convierte en uno de los habituales multis, aunque personalmente lo veo muy lejos de las bestias en este terreno (COD, Bad Company, Halo: Reach, Killzone 3, Gears of War y compañía), y más con los inminentes Modern Warfare 3, Battlefield 3 y Gears of War 3

Deja tu comentario