Vicioplanet

Análisis Dark Souls

McRillo November 15, 2011 360, Análisis, PS3 16 Comments

Hace más de un año que apareció en el mercado europeo el exitoso e inesperado Demon’s Souls. Esta exclusiva de PS3,  lo hizo con un retraso de casi un año respecto a su lanzamiento en tierras niponas, pero Namco-Bandai hizo posible su distribución en Europa, incluso contra todo pronóstico con subtítulos al castellano. Todo un detalle, no sólo por esta traducción, sino porque este Acción-RPG puso a prueba los ventiladores de muchas PS3 gracias a su tremenda calidad… y dificultad.

De nuevo, el estudio creador, From Software, nos deleita con la segunda parte espiritual, y lo hacen ofreciendo su particular fantasía medieval tanto para PS3 como para Xbox. ¿Listos para morir?

Dark Souls Screenshot

A MERCED DE UN TRÁGICO DESTINO

Como viene siendo habitual, en primer lugar, debemos personalizar a nuestro personaje mediante un completo editor físico, y escoger entre una de las diez clases que disponemos; entre guerrero, caballero, mendigo, bandido, cazador, ladrón, hechicero, ladrón, mago piromancio o clérigo. Todos ellos con sus fortalezas y debilidades propias en cada uno de los atributos (fe, fuerza, destreza, inteligencia…).

En una breve y lograda introducción se nos presenta el universo que vamos a sufrir. Vivimos en un mundo dónde la de Edad de Fuego ha sucumbido ante el ataque de los monstruos de la Oscuridad, que derrotaron a los dragones protectores del poder del fuego. Nuestra misión, a priori, no es salvar este mundo, ni tan siquiera ayudar a la raza humana, sino que simplemente se trata de salvar nuestro pellejo, o por lo menos hasta que llegue lo que parece inevitable: el fin del mundo.

Nuestro personaje, despierta encerrado en una de las tétricas celdas del Refugio de los No Muertos, en un estado de “no muerto” o “hueco”. Este plano sería lo más próximo a un estado decadente o putrefacto, es decir, casi un muerto viviente (parecido a los que ocurría en la primera entrega). Aunque de manera insólita, un misterioso caballero nos ayuda a salir de la celda y escapar del refugio a modo de tutorial, y familiarizándonos con los controles y la jugabilidad.

La historia de la primera entrega parecía mucho más labrada, y a nuestro personaje se le daba mucha más importancia y peso para acabar con las hordas demoníacas, pero en este caso, los creadores, apenas facilitan información y datos, dejando que el jugador vaya descubriendo su origen y destino conforme avanza la aventura. Toda esta desinformación, tanto en la historia como en algunos otros aspectos jugables, para nada forma parte de la desidia de los creadores, sino que como ya vimos en Demon’s Souls, somos nosotros los que debemos ir descubriendo las cosas por sí solos, sin poder consultar un amplio manual ni nada por el estilo. Una sensación de soledad y albedrío que cuaja perfectamente con la ambientación y puesta en escena de esta genial obra.

Dark Souls Screenshot

AMBIENTACIÓN SOBRECOGEDORA

Pese a las mejoras gráficas, tal como ocurría en la primera entrega, la filosofía de Dark Souls, está claro que no es ofrecer unos gráficos al nivel de los grandes del género, que disfrutan de excelentes gráficos, elaboradas texturas y cinemáticas que quitan el hipo. En este caso el nivel podríamos decir que es aceptable, un escalón por encima de Demon’s Souls, y con el mismo motor de físicas Havok que cumple con el cometido (aunque a veces en exceso por pequeños bugs). Se nos ofrecen unos escenarios muy amplios y extensos que nos plasman fielmente el mundo y atmósfera oscura de este universo decadente; logrando una ambientación brutal tanto en escenarios abiertos como cerrados. Se ha pulido la tasa de frames, y las ralentizaciones que vimos en Demon’s Souls, se han corregido en este Dark Souls.

Llama la atención el número y variedad de los enemigos, en especial el buen diseño de algunos jefes medios y finales. Cuentan con una trabajada IA; además de atacarnos por la espalda o costados mientras luchamos con otros enemigos, nos perseguirán hasta la saciedad una vez nos localicen, protegiéndose, atacando en grupo o en solitarios, o incluso guardando las distancias si cuentan con armas de largo alcance. Las animaciones son algo más numerosas y fluidas que en la primera entrega, aunque lejos de un gran nivel.

Todo conjuga con un genial apartado sonoro en el que los creadores han preferido orquestar con cuentagotas, con unas notables melodías épicas reservadas para momentos cruciales, como el enfrentamiento a un jefe final. Durante la aventura, sonidos y efectos ambientales o contextuales, nos introducen en el juego de forma magistral. Todos los efectos como el fuego, gritos, animales, viento o armas chocando están perfectamente recreados y casi nos trasladan a la propia piel del personaje. Las voces, expresivas y bien recreadas, están en inglés, y aunque no cuenta con largos diálogos, nos ayudarán los subtítulos en castellano.

Dark Souls Screenshot

JUGABILIDAD: LA PIEDRA ANGULAR

En mi opinión, y aunque no sea usual en esta generación, los chicos de From Software han hecho de la jugabilidad, la piedra angular del este juego, y creo que en parte fue el motivo del éxito de Demon’s Souls.

Parece que todo esté concertado para que este aspecto ofrezca al jugador una experiencia única, retadora y a prueba del jugador más paciente y constante. Todo se presenta con una dificultad endiablada, como ningún otro juego (buenos sí: la primera entrega), dónde cada logro que conseguimos cada atajo que encontramos o cada gran enemigo destruido lo celebramos como un gol de nuestro equipo, y no exagero, puesto que os garantizo que con un poco de tesón y paciencia, en especial las primeras horas de juego, os enganchará irremediablemente al sofá las más de 50-60 horas que puede durar la campaña. Olvidaros de poder escoger el nivel de dificultad, veremos unos puntos de guardado representados esta vez mediante hogueras, que son casi testimoniales, con un menú e inventarios que ni siquiera pausa el juego, con enemigos rasos que en tres golpes acaban con tu vida y sin ningún tipo de mapa o ayuda.

El sistema de combate consiste en la asignación de un arma para cada mano, o con la opción de escoger con la mano libre escudos, ballestas, estatuillas de conjuros, bombas o distintos objetos. También con cualquier arma podemos atacar opcionalmente con dos manos para asestar mayor daño, aunque sin posibilidad de utilizar otro objeto o equipo. Existen otras armas que nos obligan por su tamaño y peso a utilizar las dos extremidades (grandes espadas, hachas o Arcos). Otro aspecto positivo es la existencia de infinidad de armas con la posibilidad de evolucionarlas gracias a los herreros que más adelante veremos. Algo propio del rol, es que en función del enemigo al que nos enfrentemos deberemos utilizar un tipo u otro de arma: punzantes, cortantes, aplastadoras y desgarradoras, pudiendo en alguna de ellas aplicar conjuros de fuego, electricidad, etc.

Dark Souls Screenshot

La cantidad de golpes y ataques es bastante completa, e independientemente de poder atacar con una mano o blandir con dos, podremos realizar ataques rápidos o fuertes, un ataque crítico por la espalda, podemos atacar saltando, repeler al enemigo con una patada, incluso contraatacar después de protegernos y esquivar rodando.

Pese haber jugado al la primera entrega largo y tendido, pensé que lo tendría bastante más por la mano, puesto que los controles son casi idénticos… pero mi gozo en un pozo. La sensación de impotencia y recuerdo volvió con este sucesor espiritual, en forma de rabia y mucha, pero mucha paciencia. Podemos estar avanzando durante más de 2 horas por cualquiera de los escenarios del reino y al morir, no sólo retrocedemos al último punto de guardado (hoguera), sino que perdemos todas las pociones y objetos utilizados, se mantiene el desgaste del arma y para rizar el rizo las Almas conseguidas se pierden, si bien es cierto que nos brindan la oportunidad de una vez reiniciada la partida, volver al punto dónde nos han matado llamado charco de sangre y conseguir las Almas. Naturalmente, como de lo que se trata es de ponerlo difícil, los enemigos derrotados volverán a hacer acto de presencia y en plenas facultades. El juego autoguarda continuamente por eso no podemos cargar de nuevo la partida para “empezar de cero”. Más difícil imposible.

Las Almas, que absorbemos al acabar con los enemigos, son la moneda de cambio con los mercaderes y herreros. Los mercaderes, nos ofrecen desde armas, partes de armadura, objetos o minerales. Estos minerales nos servirán para ofrecerlos a los herreros, junto con una buena cantidad de almas, para que potencie nuestro armamento o armadura, o lo repare del desgaste sufrido.

También las Almas nos permiten incrementar el nivel del jugador, mejorando cada uno de sus atributos a nuestro criterio. El lugar dónde poder hacerlo son las pocas hogueras que encontremos, que a la vez nos valen de punto de control. También reabastecen la energía y los frascos de Estus, que sería lo más conocido a las pócimas de salud. Otra peculiaridad típica en la saga es la posibilidad de pasar del estado no-muerto al vivo, gracias al ofrecimiento de puntos de humanidad que nos dan muy pocos enemigos. También resucitaremos después de acabar con un gran enemigo.

Dark Souls Screenshot

Como veremos más adelante, en estado vivo, la principal virtud es que podremos invitar a otros personajes conectados online que se meterán en nuestra partida para ayudarnos en nuestro periplo. Por el contrario también podremos dejar nosotros un mensaje de invitación en cualquier punto para ser invitados. Tened en cuenta que el uso de las hogueras, puede ser un arma de doble filo, puesto que si bien conseguimos todos los beneficios antes explicados, después de su uso, todos los enemigos (excepto los medianos y finales) vuelven hacer acto de presencia. Se trata de ponerlo difícil ¿no?

Esta vez, encontramos dos barras de indicadores en pantalla, en la primera se determina la salud, y en la otra la estamina, que se reduce hasta el agotamiento en función del tipo de ataque, después de protegernos y si saltamos o corremos. El indicador de magia ha desaparecido puesto que en esta ocasión los hechizos (magias ofensivas) o los milagros (magias defensivas y curativas) se compran a algunos mercaderes y tienen un uso limitado, al igual que otros objetos del inventario

El número de magias, armaduras, botas, cascos, guanteletes y anillos han incrementado en esta entrega, aunque nos costará más tiempo y dedicación encontrar algunos objetos realmente valiosos. Los anillos nos pueden incrementar ciertos atributos (como fe, suerte, magia, fuerza…) o aportar mejoras continuas (como repeler estados de veneno, desangrado, o incrementar la salud de forma paulatina). Como era de esperar, aquí el peso también tiene su relevancia y según nuestro nivel o evolución del personaje podremos cargar más o menos, el resto del equipo siempre lo podemos depositar a custodia de unos baúles específicos. Hay equipo que por sus exigencias no podemos utilizar hasta llegar a un nivel de atributo determinado.

Como ya ocurrió en la primera entrega, uno de los aspectos negativos, auque voluntario de los creadores, es la carencia de información facilitada, ni en el propio juego ni en sus instrucciones, en ninguna de sus versiones, lo cual dificulta notablemente los compases del juego inicial. Algo deliberado, que impregna de mucho más misterio e incertidumbre este genial trabajo.

Dark Souls Screenshot

UN MUNDO EXTENSO Y REPLETO DE SECRETOS

Tal como ocurría en el Nexo, el punto central del enorme mapeado es el Santuario de Enlace de Fuego, y esta vez no contamos con ningún tipo de carga y todos los niveles se interconectan entre sí, gracias a este punto central. La agradable sensación de libertad ha incrementado sustancialmente, puesto que si bien en un inicio nos costará encontrar los caminos y secretos de los escenarios, una vez nos familiaricemos y avancemos, veremos que todo está perfectamente estructurado, e interconectado. Por ejemplo: es muy común ver una escalera en lo alto de una sala que no podemos alcanzar o una puerta que no podemos abrir, pero después de un buen rato avanzando por los escenarios, encontramos nuestra recompensa con la opción de haber llegado a ese punto concreto dónde poder bajar dicha escalera o abrir la dichosa puerta desde el otro lado; por tanto, una vez lleguemos a ese punto en futuras ocasiones lo podremos utilizar a modo de atajo y sin necesidad de voltear parte del escenario y acabar de nuevo con los mismos enemigos.

Hay zonas en las que hasta que no accedamos a un determinado nivel es mejor no pensar en ellas, o simplemente estarán bloqueadas. Muchas de ellas las repetiremos para conseguir más Almas, o porque recordamos que había una puerta que quizás podamos abrir con la llave de turno o a otras volveremos para ver si podemos acabar finalmente con el dichoso enemigo o jefe final y conseguir el paso hacia una nueva zona.

Olvidaros de que vuestro personaje, con tiempo y experiencia, se acabe convirtiendo en un supersoldado que acabe con los enemigos de un solo golpe, como ocurre en muchos otros juegos del género. Si bien es cierto, que los atributos los incrementamos a nuestro antojo a cambio de Almas, consiguiendo evolucionar a nuestro protagonista, nos ocurrirá que al volver a una zona ya visitada, confiados en que la podremos superar con nuestros nuevos niveles de experiencia, nos bajen los humos los mismos que ya lo hicieron con 5-10 niveles menos, acabando con nosotros en dos mandobles… por eso hablaba de mucha paciencia.

Dark Souls Screenshot

GENIAL PROPUESTA ONLINE, MARCA DE LA CASA

Volvemos a ver las innovadoras opciones online que propias de la saga, que nos permitirán leer en el suelo mensajes predefinidos de otros jugadores o bien dejarlos nosotros, ver “fantasmas de jugadores” que nos muestran sus últimos instantes como aviso (p. ej. Antes de caer a un precipicio oculto en la oscuridad) y también la opción de dejar estos fantasmas de forma voluntaria para mostrar algún secreto o ruta secreta. La idea es que todo ello nos sirva como ayuda o consejo pero no os debería sorprender si algún jugador se dedique a dar consejos erróneos o engaños para vuestro perjuicio. Aunque esta vez no sólo podemos puntuarlos al alza, sino que también podemos adjudicarles puntos negativos, con lo que a más puntuación, mayor credibilidad en el mensaje.

Pero lo mejor del online, es la opción de poder ayudar, en estado hueco, a otros jugadores a superar un nivel para enfrentarse con un jefe final, o por el contrario aparecer como un enemigo en dicho nivel y luchar contra un jugador. En las primeras horas de juego, para evitar estas intromisiones, y ganar nivel, lo ideal es jugar sin estar conectado al servidor, pero a poco que podamos, ser partícipe de estos combates online resulta una tremenda experiencia. Como recompensa, en cualquiera de los dos casos, nos recompensarán convirtiéndonos en estado Vivo.

YouTube Preview Image



Jugabilidad completa, exploratoria y retadora

Extenso y rejugable

Diseño y extensión del mapeado, sin tiempos de carga

Complementado con un genial on-line

Pese a los excelentes diseños, el aspecto gráfico es mediocre

Para algunos peque de una injustificada falta de información en lo referente a aspectos jugables y de la historia.

A los menos pacientes no enganchará por su tremenda dificultad

VALORACIONES

Celebramos que esta vez los usuarios de Xbox, puedan adentrarse en la tétrica y decadente fantasía medieval de From Software. Aunque según los creadores no se trate de ninguna secuela, se puede considerar como un sucesor espiritual, con una propuesta jugable completa, adictiva y muy retadora. Un segundo trabajo, bastante continuista,  y por tanto menos sorprendente, pero no por ello criticable, puesto que es lo que queríamos los seguidores de lo que empieza a erigirse como una prometedora saga.

Gracias o por culpa de la tremenda dificultad, a muchos de vosotros les parecerá un juego genial, largo y exigente como pocos, y a otros, es posible que apenas os dure en el lector dos o tres horas. Como he dicho en numerosas ocasiones, se trata de uno de los juegos más complicados que he jugado, muy en línea de la primera entrega, pero en el que todo está orquestado de manera que cada logro o éxito en su desarrollo nos aporte una tremenda satisfacción, que en ningún otro juego nos deleita.

Ofrece una fresca y original propuesta online que ya conocemos y que nos encantó en su momento. A nivel técnico, destaca el apartado sonoro muy por encima del gráfico, y que pese a cierta mejoría, sigue estando un peldaño por debajo de lo visto en esta generación, a excepción, eso sí, de una estructura y diseño en los escenarios, que ambienta e imbuyen una atmósfera deprimente, oscura y solitaria.

Recomiendo, no compararlo o sustituirlo con el inminente Skyrim o con otros acción-RPG. Este genial trabajo, al igual que su predecesor, tiene una esencia única que lo hace incomparable con el resto, que es la genial jugabilidad y su experiencia retadora. Sin duda el regalo perfecto de estas navidades para los más ávidos.

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Jugón desde la época de los Cassettes, con serias intenciones de montar un golpe de estado para que vuelvan los cartuchos. Se mueve en el entorno laboral financiero, nada que ver con los videojuegos ni la tecnología, y hasta aquí puedo leer. Un crack de las consolas, obsesionado en conseguir trofeos (logros no, que no tiene 360), pero un verdadero patán con los ordenadores (tan solo capaz de usar el pack del Office y el Lotus) y todavía peor en las redes sociales, hasta el punto que hay que llamarle para decirle que tiene un mensaje en Facebook.

16 Comentarios

  1. Clark November 15, 2011 a las 7:29 am

    Soberbio análisis compi
    La gente habla cosas extraordinarias de este juegazo, la nota lo dice todo, no? Todo lo que sea igual o mayor que 9 es INDISPENSABLE

    • McRillo November 24, 2011 a las 6:53 pm

      Gracias compañero,

      la verdad es que sigue la endiablada estela de la primera entrega y mejora algunos aspectos, pero sin sorprender tanto.

      Recomiendo a los poseedores de una PS3 hacerse con Demon’s Souls a un precio reducido, eso sí pensad que los servidores online estarán en mínimos. Pero vale la pena la experiencia.

  2. Alex November 15, 2011 a las 3:25 pm

    gran texto, sinceramente. Sabes de qué hablas, demostrando haberlo sufrido
    Saludos

    • McRillo November 24, 2011 a las 6:55 pm

      Gracias Alex,

      Por lo que veo tu tam,bién has sufrido alguna de las dos entregas. te juro que en más de una ocasión he lanzado el mando al suelo de desesperación….

      Saludos, McRillo

  3. Diego November 15, 2011 a las 3:43 pm

    Este juego es el claro ejemplo de como un título sin grandes alardes tecnicos puede ser una obra maestra
    En el género hace tiempo que no vemos nada así
    saludos

    • McRillo November 24, 2011 a las 6:57 pm

      Efectivamente Diego,

      Como decía en el texto, los creadores han centrado todo su esfuerzo en su particular jugabilidad. Cuando ví el primer Demon’s Souls pensé lo mismo que tu, puesto que hacía años que un juego no me ofrecía una experiencia tan retadora ni motivadora.

      Thank’s

  4. Paquito November 15, 2011 a las 6:36 pm

    Una vez más, extraordinario análisis de uno de los RPG del año. Me ha encantado, sinceramente
    Estos de From Software saben hacer buenos juegos de rol

    • McRillo November 24, 2011 a las 6:59 pm

      Como siempre Gracias Paquito.

      From Software sin duda es un referente en los juegos de rol y su particular visión de este género. Y sino véase la serie King’s Field

      Saludos, McRillo

  5. tako-kun November 16, 2011 a las 9:53 am

    Yo sigo enganchadísimo al juego. Lo repito y no me canso, este es mi GOTY 2011.
    De todas maneras, Demon’s soul me pareció más dificil ( y más loco por el tema de las tendencias de los mundos)

    • McRillo November 24, 2011 a las 7:04 pm

      De acuerdo completamente con el tema de las tendencias… creo que es algo que se han dejado en el tintero, y pese a que han incorporado cosas nuevas, era un gran aliciente jugable.

      En cuanto a la dificultad, por supuesto los dos son tremendamente difíciles, pero en esta ocasión pensé que el hecho de estar familiarizado con los controles y la dinámica me ofrecería un plus… sin embargo, mi gozo en un pozo… es desesperante.

      Merci por el comentario

  6. Darth Ka November 16, 2011 a las 1:18 pm

    Yo todavía tengo pesadillas con Demon’s Soul

    • McRillo November 24, 2011 a las 7:10 pm

      Sí señor…. especialmente con alguno de los jefes finales como los Maneater, que me costó sudor y lágrimas… cuando estaba a punto de acabar con él, va y aparece el segundo…… tremendo…..

  7. Kenji February 10, 2012 a las 3:45 pm

    Otro gran análisis Rillo!

    Desde mi punto de vista pasa por encima de Demon’s Souls en casi todos los aspectos y aunque gráficamente no es de los más punteros como indicas…Es el juego de este género que más me ha enganchado.

    Por cierto, me da la sensación que después de la última actualización el juego ha quedado bastante más asequible en cuanto a dificultad… aunque sigue siendo no apto para los que desesperan por morir “un par” de veces

    Un saludo

  8. Meruco June 14, 2012 a las 6:51 am

    No soy un gran experto, he jugado un poco de todo y de este Dark Soul llevo un par de horas pero debo decir que engancha mucho y que el nivel de dificultad, que existe, no es tanto como para desesperar o hacerlo imposible.

    Lo más original el modo online. Desde las primeras hogueras comienzas a ver otros jugadores o sus fantasmas. Te hace sentir acompañado y deseando tener el nivel necesario para interactuar con otros.

    Comparto el análisis y la nota. A por èl sin dudarlo.

  9. Meruco July 10, 2012 a las 10:13 am

    Tres semanas después de mi comentario anterior y tras muchas horas de juego de Dark Souls, solo puedo decir que mejora como los buenos vinos.

    Es lo mejor que he jugado nunca y ya llevo unos añitos en esta afición. Sólo recuerdo haber disfrutado tanto con Fallout 3. Pero Dark Souls le supera. El concepto es magistral, el modo online engarzado en la historia tan magistralmente es innovación pura. Y los final bosses son una bomba tras otra. Excelente.

    Sólo tiene un pequeñísimo fallo de bajadas de frame en alguna zona concreta del juego pero que no afecta a la jugabilidad. Un juegazo sin nada similar en la presente generación.

    • Clark July 11, 2012 a las 11:43 am

      Admiro vuestra pasión y devoción por estos juegos, de verdad. Ojalá me gustasen, pero no, y eso que lo he intentado. Soy un auténtico negado para el RPG, mi cuerpo solo admite Zelda, Chrono Trigger, Alundra y cosas así ;)

      Muchas gracias por tu aportación amigo Meruco

      Saludos

Deja tu comentario