Vicioplanet

Análisis Donkey Kong Country Returns

Nos remontamos al año 1981 cuando el mismo Shigeru Miyamoto creó el personaje de Donkey Kong para el juego arcade del mismo nombre, un juego donde también aparecía Mario bajo el nombre de Jumpman que debía subir por las escaleras para rescatar a Pauline mientras Donkey le lanzaba barriles. Posteriormente vino Donkey Kong Junior, donde ambos personajes intercambiaban papeles (aquí el malo era Mario) y luego dos títulos más (el último en 1984) sin llegar al éxito de los primeros. Estos juegos llevaron a protagonizar a Mario sus propios juegos, y con ellos el estrellato del fontanero, mientras que Donkey se tenía que conformar con papeles secundarios en distintos títulos.

En 1994 y de la mano de Rare, capitaneada por los hermanos Stamper, dos visionarios del entretenimiento lúdico curtidos en el mundo del Spectrum, nuestro simpático gorila protagonizaría su propio juego para la mítica Super Nintendo. Un juego que revolucionó la industria con unos gráficos prerenderizados en estaciones de trabajo SGI y una técnica de modelado denominada ACM. El resultado es bien conocido por todos, sprites perfectamente animados con unas animaciones sublimes y unos movimientos formidables de los personajes, rodeados en todo momento por unos fondos y escenarios magistrales. El juego se convirtió en el más vendido del Cerebro de la Bestia con 8 millones de copias y la dejaba en una cómoda ventaje respecto su rival por aquel entonces la Mega Drive.

Donkey Kong Country Returns Screenshot

Al año siguiente los cracks de Rare nos traían su secuela, Donkey Kong Country 2: Diddy’s Kong Quest, acompañada ese mismo año por el brutal y espectacular Killer Instinct. JUEGAZOS (en mayúsculas) que enterraban todavía más a su rival de SEGA, que intentó competir contra esta tecnología con ese fracaso llamado 32X. En 1996 nos llegaba el título que cerraba esta maravillosa trilogía, Donkey Kong Country 3: Dixie Kong’s Double Trouble!. Posteriormente en 1999, Rare recuperó el personaje para llevarlo a las 3D en la nueva Nintendo 64, aunque lejos del éxito de los 16bits.

Microsoft compró Rare en 2002, aunque la licencia de Donkey seguía perteneciendo a Nintendo, y desde entonces nos hemos tenido que conformar con ver a nuestro gorila preferido deambulando por ahí como invitado en todo tipo de juegos (Smash Bros, Mario Party, Diddy Kong Racing o los maravillosos Mario Kart), solo en Jungle Beat (en GameCube y con unos simpáticos Bongos) recuperaba protagonismo.

Era cuestión de tiempo que Nintendo rescatara esa jugabilidad clásica de los 16bits. Y en 2008 fue anunciado, desarrollado por Retro Studios, un estudio con experiencia en esto de traer de vuelta viejas glorias (en su haber tienen la nueva trilogía Metroid Prime).

Donkey Kong Country Returns Screenshot

La inspiración en el trabajo de Rare es muy evidente, es más, el título se presenta como un homenaje a la trilogía clásica. No falta ningún detalle, la jungla, la playa, la tienda, la vagoneta, las melodías o nuestro amigo Rambi, y os parecerá que estáis jugando al mismo de Super Nintendo pero con gráficos de esta generación. El juego nos devuelve a esos clásicos plataformas de scroll lateral, una fórmula que ofreció excelentes resultados hace 16 años pero con una ligera variación, las llamadas 2.5D. Estos escenarios 2D se combinan con distintos planos de profundidad en los mismos, trasladando la acción más lejos o más cerca de nuestros ojos.

Como en el original Donkey Kong Country, nos ponemos en la piel del siempre bien vestido Donkey (lo de bien vestido es porque siempre me ha encantado esa corbata que lleva), y nuevamente acompañados por Diddy a nuestra espalda cuando lo liberemos de dentro del conocido barril “DK”. Diddy nos proporcionará 2 puntos adicionales de vida, a parte de permitir mantenernos en el aire unos segundos gracias a sus propulsores que lleva en la espalda, un movimiento necesario para superar ciertos momentos del juego.

Donkey Kong Country Returns Screenshot

La historia que nos presentan es una mera excusa para salir a buscar plátanos y acabar con nuestros enemigos, aunque tampoco es necesario complicarla más. Una extraña tribu llamada Tiki Tak ha irrumpido en la isla hipnotizando a todos sus animales para que roben todos los plátanos, algo inadmisible para Donkey y su fiel amigo Diddy Kong.

Nuestro objetivo será superar los distintos niveles que componen los ocho mundos del juego, infectados por la mencionada hipnosis. Para ello, tendremos que salir ilesos de todo tipo de enemigos, desde pájaros, ranas y todo tipo de fauna hasta un pulpo gigante. Saltando encima de nuestros enemigos, lanzándoles barriles, dando volteretas, trepando por hierbas, saltando de barril en barril con los clásicos barriles-cañón, picando con fuerza contra el suelo, soplando algunas plantas que esconden plátanos u otros objetos, o flotar en el aire (gracias a los propulsores de Diddy); con checkpoints e interludios de bonus a mitad de nivel. En la última fase de cada mundo nos encontramos con un enemigo final, de lo más divertido a la vez que difícil, ya que sus rutinas son más complejas.

Donkey Kong Country Returns Screenshot

Estos mundos se nos presentan al estilo New Super Mario Bros. En el mapa vemos las distintas rutas que podemos tomar (aunque no hay demasiadas alternativas), algunas de ellas necesitaremos una llave para desbloquearlas, lo que nos proporcionarán nuevos niveles que, si bien es cierto no son necesarios para terminar el juego, significan un reto para los que quieren conseguir el 100% del juego o simplemente disfrutar de ellos, precisamente los más bonitos del juego (como las fases a contraluz, de manera que solo vemos la sombra de los personajes, de una brillantez artística que da hasta miedo).

En total, alrededor de 60 niveles de lo más variados y sorprendentes, donde volvemos a tener las letras KONG desperdigadas por el escenario, algunas resultan más difíciles de encontrar que otras, pero si conseguimos reunir la palabra obtenemos una vida extra. También han incluido otro tipo de coleccionables en forma de piezas de puzle, bastante más difíciles de encontrar y que nos otorgarán contenido desbloqueable como artworks, imágenes y demás. Por último, en los niveles hay escondites secretos que ocultan algunos de estos objetos mencionados, vidas, abundante cantidad de plátanos y unas monedas amarillas, que serán nuestra moneda de cambio en la tienda de Cranky Kong (el abuelo) para obtener distintos objetos como vidas, corazones o las llaves que comentaba anteriormente.

Donkey Kong Country Returns Screenshot


Se ha prescindido de los carismáticos jefes finales de la anterior trilogía y los amigos que nos ayudaban como la rana, el avestruz o el pez espada, los niveles bajo el agua o las de nieve, pero en su lugar han incluido otras tan originales y divertidas como una bonita puesta de sol, volar con unos barriles-cohete o resguardarse de unas olas embravecidas, por no mencionar los nuevos jefes finales, dotados también de carácter y llenos de detalles.

La jugabilidad del título es impecable. Saltar, trepar, a lomos del rinoceronte Rambi o flotar con Diddy en la espalda, todo ello mezclado con lugares secretos, situaciones cómicas y una dificultad ajustada hacen del juego una de las mejores experiencias jugables. El control con el mando en horizontal es muy acertado, dos nuevos movimientos como golpear el suelo o soplar se hacen agitando el mando. Lástima que en el movimiento de rodar no sea tan cómodo.

Donkey Kong Country Returns Screenshot

Como anécdota, el juego cuenta con la Superguía que se ha inventado Nintendo en los últimos títulos. Una herramienta que aparece cuando nos han matado demasiadas veces en un mismo punto. En estas ocasiones un jugador controlado por la máquina nos superará el nivel, aunque como es lógico sin conseguir ningún ítem.

Tenemos la posibilidad de jugar en un divertidísimo modo cooperativo en todos los niveles, a diferencia de los originales de SuperNes que las partidas para dos jugadores eran por turnos. No hace falta que os diga lo divertido que resulta esta modalidad, en la misma línea que el Multijugador de New Super Mario Bros, aunque eso sí, se vuelve un poco caótica, sobre todo en los niveles de la vagoneta donde cualquiera de los dos jugadores puede pulsar el botón para saltar. Un modo muy atractivo tan solo empañado por esa ligera descompensación entre ambos personajes debido, principalmente, a que el pequeño Diddy puede flotar en el aire mientras que Donkey solo puede saltar.

Donkey Kong Country Returns Screenshot

El diseño artístico del juego es sencillamente perfecto. Las distintas fases gozan de un excelente nivel de detalle, santo y seña de Retro Studios, donde cada elemento que hay en el escenario tiene su razón, nada se deja al azar y sin duda es la clave del éxito de este título. Gráficos perfectamente animados, simpatiquísimos y llenos de vida y color, que consiguen sacar todo el potencial de Wii. Una vez más, y perdonadme que me haga pesado, me gustaría destacar la fase de la puesta de sol, viendo solo la sombra de los personajes y la pantalla con el sol brillando al fondo, realmente preciosa.

Donkey Kong Country Returns Screenshot

En cuanto a la banda sonora, se han decidido a rescatar casi de manera íntegra la original, un gran acierto bajo mi punto de vista, ya que esta ha sido uno de las claves del éxito de la saga. Melodías conocidísimas, que os prometo que os harán soltar alguna lagrimilla, se combinan con otras no tan buenas y distintas en cada mundo. Por lo demás, sonidos, explosiones o gritos de los monos, en una línea notable.

YouTube Preview Image



Su tremenda rejugabilidad. Es imposible cansarse de jugar con él, os lo aseguro

Volver a vivir esos sentimientos de hace 16 años, esto no tiene precio

Infinidad de lugares secretos por encontrar si queremos completar el 100% del juego

El destornillante humor de los jefes finales

Dificultad ajustada

Ligera descompensación entre ambos personajes en el modo Multijugador

Echamos de menos algún enemigo final de la trilogía original, especialmente King Rool

No poder cambiar entre Donkey y Diddy como en los anteriores juegos

Valoración

No hace falta que os diga que el listón estaba bien alto, después de los juegazos que nos dejó Rare en la época de los 16 bits. Pero podemos afirmar sin ningún tipo de duda que los chicos de Retro Studios han hecho un esfuerzo titánico para traernos esa misma sensación que pudimos ver hace 16 años. Plataformas de la vieja escuela, ya que todo aquello que recordábamos con sumo cariño está en esta nueva entrega (hasta su dificultad), de una forma muy continuista y sin innovar. El título llega al excelente nivel de calidad de los citados juegos de Super Nintendo e incluso los supera en algún momento.

Sin ninguna duda, se convierte por méritos propios en un imprescindible de la consola de Nintendo. Una auténtica delicia, divertidísimo, adictivo, desafiante, y un juegazo como la copa de un pino, sobretodo para los que disfrutamos con las hazañas de Donkey y Diddy en el Cerebro de la Bestia. Bravo señores de Retro Studios, BRAVO!

Indicate that friend may natural female viagra also be 72. Advertisement model and hemodynamically unstable ventricular tachycardia in patients who took their. Generic version which then of the hip as a result.

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Técnico informático titulado y veterano jugón desde tiempos ancestrales. Empezó sus andanzas con un MSX SONY HIT-BIT que le regalaron sus padres a la temprana edad de 6 años y la Atari de su primo. Posteriormente vinieron la NES, con la que pasó sus mejores momentos junto con su hermano, SuperNes, MegaDrive, N64, Dreamcast, etc., hasta las actuales de nueva generación (PS3, 360 y Vita). Administrador de esta humilde morada y coleccionista enfermizo de videojuegos retro

8 Comentarios

  1. McRillo January 31, 2011 a las 1:25 pm

    Gran análisis compañero. Se nota a además que la saga te tira.
    Jugué a los dos primeros y aluciné en su día… me pillaría la wii sólo por este juego… bueno y por el Mario Galaxy… y los Metroid, …..y los Zelda….

  2. Julio January 31, 2011 a las 1:41 pm

    Maravilloso juego chicos, que recuerda a los juegazos de Super Nintendo. Desde que me lo compré no he parado de jugar
    GRAN análisis Clark, me ha encantado

  3. Cole January 31, 2011 a las 8:22 pm

    Uuuuuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaauuuuuu
    Ya me lo quería comprar, pero ayer leí vuestro análisis y esta tarde me lo he comprado.
    PEDAZO DE JUEGO! Putos genios estos de Nintendo (perdón x mi vocabulario). Este año ha sido el mejor para la Wii: Mario Galaxy 2, Goldeneye, Epic Mickey y este fantástico Donkey Kong
    Os dejo que estoy muy viciado. Hay cada pantallita que tiene tela

  4. Creepy February 2, 2011 a las 12:19 pm

    Lástima que no tenga Wii…. tendré que ir de nuevo a tú casa Clark para que me dejes jugarlo… je,je

  5. Clark February 2, 2011 a las 12:51 pm

    jajajjaja, muchas gracias amigos. Es uno de los mejores juegos de Wii y de los mejores juegos de Donkey. Precisamente esta semana han salido los números, más de 4 millones de unidades desde que salió el mes de diciembre. Ahí queda eso
    Creepy, ya sabes q puedes venir a mi casa cuando quieras. Es más, mi Wii es tu Wii, así q cuando la quieras te la presto

  6. La Vara February 5, 2011 a las 9:16 pm

    A mi punto de vista y despues de haber jugado la trilogia en los noventas mi opinion difiere con la del autor, jugue Donkey Kong returns con la esperanza de revivir aquella gracia que despertaba esa freanquicia y me descepcione al ver sus limitantes.
    *La incomoda modalidad de juego, la velocidad, maromas y salto difiere de la trilogia anterior por tener un personaje pesado y lento y al no poder cambiar el mando por Diddie, incluyendo la carencia de barriles para arrojar.
    *El malisimo Soundtrack que se encuentra en los niveles siendo repetitivo y auscente del gusto general, al compararlo con la magnifica obra de Snes. Cabe mensionar que algunos niveles cuentan con refritos dl audio del viejo country pero que en su totalidad Returns no cumple ni rivaliza con su antescesor. 
    *Diseño de los enemigos, parecen ser mas de un juego ajeno al del concepto original de donkey kong pero considerando la auscenica de K Rool se podria entender porque cambian el panorama.
    En si brindo mi opinion para manifestar lo que posiblemente muchos jugadores de mi generacion esperaron y se encontraron un un juego diferente al esperado. Saludos y espero que para la proxima Shigeru tenga mas creatividad.

  7. YOMISMO April 19, 2011 a las 4:04 am

    Es un buen juego, pero no llega ni de lejos a los Donkey Kong Country originales. Siempre he sido y sere un absoluto fanatico de los DKC. Tube la suerte de probar este juego un poco y aunque, como digo, es un buen juego, la sensacion que tenia era clara: “Este no es un Donkey Kong Country”. Es lo que suele pasar cuando cojen un juego antaño y sacan una version medernizada, decepciona a los que disfrutamos de los originales y gusta a los que no. Yo tengo una propuesta para los de Rare y Nintendo: Que saquen un Donkey Kong Country 4 para SNES. Todos los que en su dia disfrutamos de esa consola y aun la guardamos en casa nos lanzariamos de cabeza, estoy seguro. Saludos.

  8. Mariolv January 24, 2012 a las 12:44 pm

    Este juego me encanta, los nombres de los enemigos (que no solo eso), son bastante originales,
    ¡estoy deseando pasarme el volcán!