Vicioplanet

Análisis Dualsus

Clark January 13, 2014 Análisis, PC 2 Comments on Análisis Dualsus

Es cierto que no dedicamos demasiadas páginas a la escena indie, estudios que demuestran que una buena idea bien ejecutada puede dejar en pañales a la industria triple A. Cuando me enteré de que nuestro amigo José Manuel Fernández –‘Spidey’ para los amigos–  estaba haciendo un juego arcade ambientado en el espacio con su estudio Revolution System Games pensé: esto hay que jugarlo.

Definir Dualsus no es una tarea fácil. A primera vista puede parecer un matamarcianos, pero tras esa apariencia ‘Konamiana’ se esconde un adictivo videojuego de habilidad que combina la base del shoot’em up con toques plataformeros (si me permitís la expresión) y aliñado con una estética muy clásica que nos evoca a la época del Commodore Amiga. Un título que, por cierto, salió el mismo día que GTA V –ahí con dos cojones–.

Dualsus Screenshot

La idea del juego es bien simple: somos un disco de energía que debe ir pegando brincos por un precioso escenario espacial de scroll horizontal a la vez que vamos cambiando de color al dar un bote, con el único objetivo de alcanzar unos puntos de energía. La gracia radica en que cada uno de estos saltos (podemos saltar hasta tres veces en el aire) nos hace cambiar de color (de blanco a negro y viceversa), de manera que cuando somos de color blanco únicamente debemos alcanzar los puntos de energía blancos, de la misma forma que cuando seamos de color negro solo debemos coger los puntos negros. Una idea que los más avispados recordarán del gran Ikaruga.

La ejecución todavía es más sencilla, pues solo usaremos un único botón para efectuar los saltos –nuestro disco avanza de forma automática–. Esto, que parece fácil, se complica con la aparición de asteroides que debemos esquivar y, naturalmente, con la velocidad que va adquiriendo y la cantidad de orbes que van apareciendo a medida que avanzamos. Aspectos que nos proponen un bonito y desafiante reto obligándonos a dar lo mejor de nosotros calculando y planificando concienzudamente cada uno de los saltos, puesto que un leve error de cálculo significa volver a empezar (desde el principio, nada de puntos de control). Precisamente aquí radica su virtud, en aquella mecánica de antaño de ensayo-error que te pica de forma constante motivándote a superarte y, sobretodo, a intentarlo numerosas veces –esto es jugabilidad de la vieja escuela, de la buena–.

Dualsus Screenshot

Para añadir más ingredientes a este sabroso plato que es Dualsus, y añadir otro plus de dificultad, en la parte inferior tenemos dos enormes barras de energía (una de cada color, blanco y negro) que van descendiendo a medida que avanzamos, provocando la muerte instantánea cuando una de las dos llega al final (o con dos impactos de un color que no es el  nuestro). Es importante recoger los orbes de nuestro color para incrementar una pequeña porción de la barra correspondiente y no terminar estrellados. Esto nos obligará a querer/tener que alcanzar el mayor número de orbes posibles, ya que cada uno que dejamos pasar significa menos tiempo para llegar al final de la fase. Naturalmente cuanto más lejos lleguemos, más puntuación obtendremos y más podremos fardar ante nuestros amigos.

Todo el reto que presenta el juego viene por la meticulosa y estudiada colocación de cada uno de los elementos del escenario para ofrecer varias alternativas al jugador –caminos más óptimos y con más combos por puntos que otros–. Un extraordinario diseño artístico y conceptual dónde nada está puesto al azar sino que se trata de un enfermizo y laborioso estudio para ofrecer un reto añadido al jugador y, porqué no decirlo, intentar sacarle de sus casillas. Tampoco es casualidad los distintos guiños, a modo de homenaje, a algunas de las mejores obras de Konami (¿alguien ha dicho Vic Viper?) y que únicamente son visibles a los ojos de los más veteranos y avispados del género.

Dualsus Screenshot

La Banda Sonora es digna de elogio, homenajeando ese inconfundible estilo electrónico Amiguero de Chris Huelsbeck o Rudolf Stember; así como unos efectos de sonidos de corte galáctico realizados con un sintetizador. Un apartado sonoro realizado íntegramente por nuestro amigo ‘Spidey’ y que le viene como anillo al dedo al juego.

YouTube Preview Image


Adictivo, desafiante y profundo
Excelente Banda Sonora
Precio

La dificultad puede echar para atrás a más de uno
Por pedir, más niveles y algún modo extra

Analisis-Review-Dualsus

VALORACIONES

Dualsus es un arcade de habilidad de la vieja escuela con una metodología lúdica simple y sólida, pero profunda y desafiante a la vez. Un juego verdaderamente adictivo que desprende un espíritu nostálgico cautivador. Un precioso regreso a una época dónde no nos llevaban de la mano para terminar los niveles, esa mecánica de ensayo-error dónde un pequeño fallo se paga caro. Quizá esto pueda cansar a alguno/a, pero precisamente ahí está el reto –como si de un Ninja Gaiden se tratara– y está claro que no es apto para nenazas.

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Técnico informático titulado y veterano jugón desde tiempos ancestrales. Empezó sus andanzas con un MSX SONY HIT-BIT que le regalaron sus padres a la temprana edad de 6 años y la Atari de su primo. Posteriormente vinieron la NES, con la que pasó sus mejores momentos junto con su hermano, SuperNes, MegaDrive, N64, Dreamcast, etc., hasta las actuales de nueva generación (PS3, 360 y Vita). Administrador de esta humilde morada y coleccionista enfermizo de videojuegos retro

2 Comentarios

  1. McRillo January 13, 2014 a las 5:49 pm

    Genial y original propuesta!! Encantador y adictivo. El precio es de risa: 3euros

  2. KAOS2007B June 20, 2014 a las 4:31 pm

    Una mezcla interesante de conceptos…. a lo flapybird pero bien echo, podría decirse que si que parece llegar a lo enfermizo (“en el buen sentido”) el mimo con el que se ha diseñado la colocación de los orbes y es que cuando haces algo que te gusta, se nota… aun no lo he podido jugar porque ni siquiera a ese casi irrisorio precio como bien dices, puedo hacerme cargo, pues ni tengo dinero digital , tan solo una cuenta vacia desde hace años en pay… tal, y tampoco dinero real pues ni de cuenta corriente cuento ahora mismo, por desgracia se que que como yo estamos al menos 4 Millones mas es España, y muchos mas si miramos de “fronteras” afuera, pero eso es otra historia que no viene al cuento, solo era mi forma de decir que en cuanto pueda me hare con una copia legal y que valoro el trabajo de estos grandes artistas, programadores, diseñadores, músicos, etc GRACIAS!!!

Deja tu comentario