Vicioplanet

Análisis Duke Nukem Forever

Uno de los culebrones más grandes de la historia de los videojuegos ha llegado a su fin, ya que después de 15 años podemos decir que el rey ha vuelto. Para los que se hayan perdido algún capítulo del serial Duke Nukem Forever, os lo resumiré en unas líneas.

Después de arrasar con Wolfenstein 3D, la sociedad 3D Realms/Id Software llega a su fin. De la mano de un joven genio llamado Ken Silverman, abanderado de la escena Shareware en plenos años 90, crea el famoso motor gráfico Build, con el que crean ese fenómeno llamado Duke Nukem 3D, aunque conscientes de que dicho motor se quedaría desfasado al aparecer Quake ese mismo año.

3D Realms cesa su actividad en 2009, pero unos pocos renegados crean su propio estudio, Triptych Games, para poder seguir trabajando en el título. 3DRealms llega a un acuerdo con Gearbox dónde Randy Pitchford, extrabajador de 3DRealms, consigue hacerse con los derechos de Duke Nukem, consiguiendo también que 3DRealms y Take 2 lleguen a un acuerdo fuera de los tribunales por incumplimiento de contrato de la primera.

YouTube Preview Image

Hail to the king, baby!

Después de todo lo acontecido, la papeleta de Gearbox no era nada fácil, juntar y homogeneizar todo el trabajo de los dos estudios mencionados. Partiendo de esta base, no es de extrañar que el juego no sea lo más puntero tecnológicamente hablando, pues la anticuadísima versión 2.5 del Unreal Engine no da para más. En este aspecto, los años de desarrollo pasan factura al título que ya se ve desfasado antes de aparecer al mercado, un hecho conocido por todos, a sabiendas que no íbamos a encontrarnos con un Crysis o un Killzone en este aspecto. Al fin y al cabo, los gráficos no lo son todo, ¿verdad? Sino fíjense en Alpha Protocol o Portal (dos buenos juegos en sus géneros con un apartado técnico modesto).

Quienes no tuvieron la suerte de disfrutar del original Duke Nukem 3D hace 15 años difícilmente entenderán su escatológico humor y esta jugabilidad “old-school”, por lo que ya advierto que lo más probable es que no logren encontrar esa satisfacción que supone ponerse en la piel del legendario y carismático Duke, el típico estereotipo de héroe musculoso de los 90 (algo así como una combinación de los tres reyes de las películas de acción: Stallone, Schwarzeneger y Bruce Willis.

Duke Nukem Forever Screenshot

Es hora de patear unos culos y mascar chicle, y no me queda chicle…

Sin duda esta sería la frase que mejor resume el argumento que presenta el juego, el típico que podríamos esperar. Los alienígenas vuelven a atacar la Tierra 12 años después de que Duke salvara al mundo. Durante este tiempo nuestro protagonista se ha convertido en toda una celebridad (edificios, estadios, establecimientos e incluso alimentos con su nombre como la “Duke Sauce”, videojuegos de él mismo, la mansión en la que vive junto a dos preciosas gemelas llamadas Mary y Kate Holsem, ¿os suenan?, y sobretodo fans y mujeres por doquier). Pero esta vida se ve interrumpida por el regreso de la archiconocida tropa de pigcops, Octabrain y compañía, quienes parece que tienen algo personal contra el “bueno” de Duke, y le dan donde más le duele, en sus pibitas, y claro, eso no se toca.

Ciertamente no es un argumento de lo más original, de la misma forma que tampoco lo son la mayoría en su género, pero tratándose de Duke el argumento es lo que menos importa, aquí de lo que se trata es de hacer todo lo políticamente incorrecto para un chaval de 15 años (los que teníamos todos cuando jugamos a Duke Nukem 3D) como ver a las chicas semi desnudas (por no decir, escenas subidas de tono como las protagonizadas por esas preciosas gemelas haciendo una felación o liándose entre ellas), guarradas varias como coger un zurullo del retrete y redecorar las paredes con él (al loro con el logro/trofeo que se desbloquea), mear en un urinario (en lo que es la primera escena del juego) o el típico gesto obsceno de enseñar el dedo al enemigo que cae, y por supuesto esa auténtica lluvia de plomo (de gatillo fácil, vamos); de todo eso, sin ninguna duda, el título va bien servido.

Duke Nukem Forever Screenshot

Este es el pilar principal en el que se basa este título, en ese carisma del que pocos juegos pueden hacer gala y al omnipresente humor que destila toda la aventura. En este aspecto, el único que ha conseguido parecerse más al rey ha sido Grayson Hunt y su Bulletstorm (en la mayoría de aspectos mucho mejor que el título que nos ocupa). El otro aspecto clave es la variedad de situaciones, donde los momentos de acción se combinan con otros de plataformeo y puzles (un aspecto que ya hace unos años que dejamos atrás).

Sin comerlo ni beberlo el juego arranca directamente con una de las míticas fases del Duke Nukem 3D original, donde nos enfrentamos contra el Emperador Cicloide en el estadio con nuestra poderosa Devastadora, la cual desemboca en el conocido “field goal” con el propio ojo del cíclope extraterrestre marcando un Touch Down, en lo que parece el final del juego protagonizado por el propio Duke. En ese momento empieza la historia, presentándonos la mansión de nuestro protagonista y esas dos preciosidades que le acompañan (y que, por qué no decirlo, le hacen un “trabajito” nada más empezar nuestra andadura). A continuación los aliens hacen su aparición y se nos va presentando su mecánica jugable con una calma más que cuestionable.

Duke Nukem Forever Screenshot Cicloide

La jugabilidad toma ese aire añejo, dejando de lado esa fórmula cinemática para ofrecer un mayor énfasis en las plataformas, los puzzles y la interacción con el escenario; un sistema que, como decía, parecíamos haber olvidado, una mecánica que parece estancada en 1996 (lo que por aquel entonces se llevaba y nos encantaba) y un bonito ejercicio de nostalgia acompañado por ese fuerte carisma de su protagonista. En cambio se permite tomar prestados un par de detalles de los shooters actuales como la siempre criticable energía autorecuperable (aunque en el caso de Duke esta barra no es de vida, sino de EGO), y la única posibilidad de llevar dos armas (cuando nuestro chulesco personaje siempre ha vacilado de poder levantar 600Kg de peso, un detalle que podemos ver en el juego levantando pesas).

¡Quién tuviera tres pistolas!

Ya que hablamos de las armas, no faltará ninguna de las clásicas como la pistola, la recortada, el francotirador o el RPG; o las propias de la saga como el rifle de plasma, el Devastator (un lanzacohetes que disparamos en ambas manos más rápidamente, el detalle está en la capacidad de los proyectiles, 69), el fusil de rayos congelantes o el Reductor (esa simpática arma que reduce a nuestros enemigos para poderles aplastar), entre otras. A todas ellas hay que sumarle las dos explosivas, una granada con detonación remota (mediante un mando a distancia con el clásico sonido del mando del coche) y una mina de rayo láser que se detona al detectar movimiento.

Además del armamento básico, Duke cuenta con otro tipo de equipamiento como unas curiosas gafas de sol de visión nocturna, una caja de esteroides que podremos recoger por el escenario y que nos ofrece una fuerza sobrenatural con los puños, el Holoduke (un señuelo de hologramas que distrae al enemigo), o unas latas de cerveza que nos proporcionan inmunidad temporal mientras nos dejan borrachos como una cuba.

Duke Nukem Forever Screenshot

Durante el juego tendemos algunas fases de conducción, ya sea en un coche teledirigido o en el monster truck, las cuales ofrecen una buena jugabilidad que ayuda a desconectar entre tanto tiroteo, donde encontramos claros (un control de los vehículos muy accesible y con una física francamente buena) y oscuros (escenarios vacíos, estáticos y poco inspirados). Por otra parte, los momentos de plataformeo o puzles que tenemos en casi todas las fases aportan una buena variedad al juego (amén del nivel del Duke Burger), pese a que su ejecución resulta algo torpe y desesperante cuando nos matan, a consecuencia de esos molestos tiempos de carga que se suceden, no solo al cargar el nivel, sino cuando morimos (sinceramente, cuando pasamos más tiempo esperando la carga del nivel que jugando, es que existe un problema en el juego).

Otra característica que parece haber copiado de los shooters actuales es esa linealidad que constantemente nos llevará del punto A al B. Aunque han sabido incluir de una forma muy inteligente una buena interacción con el escenario, a través de distintos elementos como espejos, billares, máquinas tragaperras, pinball, air-hockey, o acciones como levantar pesas, orinar, firmar un autógrafo e incluso pequeños experimentos con algún objeto, por ejemplo poner una rata en un microondas en un claro homenaje a Day of the Tentacle, y un sinfín de tonterías más que no vamos a desvelar (vale la pena descubrirlas por vosotros mismos). Todas estas acciones nos permiten incrementar nuestra barra de EGO (necesaria para enfrentarnos con los enemigos finales del juego) a la vez que nuestro protagonista suelta auténticas perlas por la boca, frases de lo más cachondas y memorables del juego. Descubrir todos los potenciadores de ego disponibles a lo largo del juego será todo un reto (e insisto en que algunas os harán llorar de risa), así como los numerosos guiños al juego original e incluso a otros más actuales.

Duke Nukem Forever Screenshot Armadura Halo
Momentazo del juego, aparece la armadura del Jefe Maestro

Bienvenidos al multijugador de los 90

Efectivamente así es, ni más ni menos que lo mismo que jugamos en red hace 15 años. Tenemos las cuatro modalidades más clásicas: Deathmatch, Team Dukematch (por equipos), Hail to the King (sería un “Dominación”, controlar distintas zonas el mayor tiempo posible para sumar puntos) y Capturar a la piba (Capturar la Bandera, vamos, solo que aquí no robamos la bandera al equipo rival sino que raptamos a una piba). Modos para 8 jugadores y un total de de 10 mapas sacados de la misma campaña. Un apartado poco profundo si lo comparamos con la sofisticación de algunos de los mejores multijugadores de la actualidad, pero que nos permite revivir aquellas míticas partidas llenas de Dukes donde nuestra pericia y sobretodo nuestros conocimientos de los mapas, es lo único que nos mantendrá con vida (ni clases, ni habilidades, ni rachas de bajas u otras modalidades). En ningún momento pretende competir con los poderosos Call of Dutys, Battlefields o Halos; sino que lo único que ofrece es diversión directa desde la primera partida, con distintas opciones para desbloquear y personalizar a nuestro personaje o adquirir objetos y características para nuestro Picadero, un interesante lugar en la mansión de Duke desde el que podemos ver todo el arsenal de material y extras del juego que iremos desbloqueando.

Duke Nukem Forever Multiplayer Screenshot

Apartado Técnico

Sin duda el aspecto más criticado y el que más ha sufrido este eterno desarrollo, con constantes cambios de motor gráfico hasta quedarse con la versión 2.5 del Unreal Engine, como comentaba anteriormente, algo desfasada en los tiempos que corren. Sin embargo, permitidme que comente la notable diferencia entre las versiones de consola y de ordenador. Mientras en las primeras sufrimos desesperantes tiempos de carga (35 segundos para cargar el mapa, incluso al morir), graves problemas en la carga de texturas, una insuficiente cantidad de polígonos para los personajes o caídas alarmantes en la tasa de imágenes por segundo, la versión de PC está exenta de estos fallos, con un acabado bastante más pulido. Considero un atentado lo que han hecho con los respectivos ports a consolas, un trabajo verdaderamente lamentable y criticable hacia Gearbox, donde no han estado nada acertados en este campo.

Si a estos errores le sumamos los propios del título como ciertos escenarios vacíos, de un diseño artístico cuestionable, un sistema de físicas verdaderamente malo y esa sensación de copy/paste del trabajo que en su día realizó 3D Realms (hasta que cerraron) y Triptych Games, nos da como resultado un apartado mediocre. Háganme caso y prueben la versión de PC antes de dilapidar el juego, ya que gana muchos enteros. En el apartado sonoro nos encontramos ante unos sonidos en las armas francamente buenos y un doblaje aceptable, aunque la voz original de Jon St John es única y sin duda una de las señas de identidad. En cuanto a la banda sonora, tenemos temas metaleros (algunos remasterizados de Duke Nukem 3D) que ambientan de una forma más que correcta nuestra aventura.

YouTube Preview Image

LO MEJOR LO PEOR

La esencia y el carisma de Duke

Los clásicos enfrentamientos con los jefes finales

Los numerosos detalles y guiños que encontramos en el juego

Buena variedad de situaciones

No haber vivido la coronación del rey, pues no vas a entender el juego

Apartado técnico de una generación anterior, acompañado de una deficiente conversión a consolas

Incomprensibles y desesperantes tiempos de carga (hasta cuando nos matan) en las versiones de consola

El último tercio de la aventura decae en su ritmo con fases menos inspiradas

Valoraciones

Como dice el mismo Duke en su propio juego: “Después de 14 putos años, como para no gustarme”. Una vez más, y perdonadme que me repita, el título hará pasar buenos ratos a todos aquellos veteranos que disfrutamos en su día de las hazañas del gran Duke, quienes dejarán de lado las deficiencias técnicas y jugables que tiene el juego. Porque Duke Nukem Forever es eso, ni más ni menos, la continuación del clásico Duke Nukem 3D 15 años después, con aquella jugabilidad de toques plataformeros y puzles, un machismo inusual abanderado por mujeres ligeritas de ropa, tacos a mansalva y gestos obscenos, característicos del rey.

No es el shooter del año ni un tripleA, y no sé qué se esperaban quienes lo ponen a parir, sentenciándolo a la hoguera simplemente por estar desfasado técnica y jugablemente. DNF no pretende ir de retro, es retro en sí, pero eso parece ser que está mal para quienes van de rigurosos y exigentes, argumentando que para un juego desfasado no se gastan 60€. Como una de las sagas más influyentes del género, considerado patrimonio de esta corta historia de los videojuegos, y teniendo en cuenta su complicada gestación y lo que conlleva, se merece un respeto hacia un equipo que lo único que se ha propuesto ha sido homenajear a todos los fans del rey, quienes sabrán apreciarlo y a los que no defraudará. Sin embargo, sí es cierto que el juego no pretende trascender a otro grupo, que verán un juego anticuado en la mayoría de sus aspectos, protagonizado por un cachas machista que se cree el puto amo (no os equivoquéis, es que lo es, solo que no está en su mejor forma todavía).

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Técnico informático titulado y veterano jugón desde tiempos ancestrales. Empezó sus andanzas con un MSX SONY HIT-BIT que le regalaron sus padres a la temprana edad de 6 años y la Atari de su primo. Posteriormente vinieron la NES, con la que pasó sus mejores momentos junto con su hermano, SuperNes, MegaDrive, N64, Dreamcast, etc., hasta las actuales de nueva generación (PS3, 360 y Vita). Administrador de esta humilde morada y coleccionista enfermizo de videojuegos retro

19 Comentarios

  1. Bondivx June 28, 2011 a las 10:01 am

    Coincido en todo. No he probado las versiones de consola pero si en PC ya es justito no quiero saber como será en consola. Eso si, hacia mucho tiempo que no me reia tanto con un videojuego. Espero que el rey haya vuelto para quedarse y que en un par de años (y no 15) veamos una aventura nueva, tecnicamente actualizada.
    Muy buen análisis.

    • Clark June 28, 2011 a las 4:15 pm

      Muchas gracias compañero. BRUTAL tu edición “Pelotas de Acero”, simplemente BRUTAL
      Pues parece ser que el rey ha vuelto para quedarse, ya que pese a estas críticas tan destructivas que la supuesta prensa especializada le ha dedicado, parece que tendremos nueva ración de Duke, como bien apunta Paquito, y esta vez el equipo de Gearbox se podrá dedicar en cuerpo y alma. Que nadie dude que Duke está más vivo que nunca

  2. Diego June 28, 2011 a las 10:23 am

    Un análisis cojonudo, sinceramente
    La gente debería probarlo antes de fusilarlo, pq está recibiendo una de palos que tampoco merece. El juego es divertido, principalmente x las burradas que hace y sobretodo que dice, y sí es cierto que no es un GOTY, pero tampoco lo esperábamos

  3. Paquito June 28, 2011 a las 10:32 am

    Maravilloso colofón final, no se puede decir más claro. BRAVO Clark, hasta se me ha caído una lagrimilla al leerlo
    Duke ha vuelto, y pese a que el juego parece de una generación pasada, sigue siendo el mismo juego de hace 15 años, y eso es justo lo que los fans de Duke Nukem esperábamos, ni más ni menos.
    Según he leído, tendremos más ración de Duke, algo que personalmente me alegra, y esta vez hecho desde 0.

    • Clark June 28, 2011 a las 4:12 pm

      Gente que se le cae una lagrimilla es ese grupo que mencionaba en el análisis que vivimos la época dorada de Duke Nukem
      Me alegro que te haya gustado el texto, uno puede tener días mejores o peores para escribir, pero tratándose de Duke Nukem la inspiración viene sola xD

      Saludos

  4. Cole June 28, 2011 a las 11:01 am

    ¿Soy el único al q le parece una nota muy acertada acorde al protagonista?

    Un análisis MUY acertado, sinceramente. Muy de acuerdo con el texto
    En general me ha gustado (claro que yo soy de los que entiende todas esas bromitas y le encanta esa personalizad canalla-machista que desprende Duke), aunque hay momentos que pegan bajones y otros que mandarías a la mierda el juego, únicamente por esos horrorosos tiempos de carga (inaceptable caballeros)
    Saludos

    • Clark June 28, 2011 a las 4:06 pm

      jajajajaj
      pues no me había dado cuenta 😉

  5. Zoko June 28, 2011 a las 1:54 pm

    Digan lo q digan, es un gran juego. Mantiene toda la esencia Duke Nukem, y ya solo por eso es obligado jugarlo
    Siempre están los payasos q se creen q por ir de exigentes y críticos son más profesionales y que saben más. Duke Nukem es, como bien apuntáis, patrimonio de los videojuegos, así que un respeto, JODER!
    Luego sale un Call of Duty y todos a hacer reverencias pq es la puta poya. Venga ya!

  6. Francesc June 28, 2011 a las 2:52 pm

    después de ver la de palos que se llevaba el juego, lo probé y me doy cuenta que la gente estaba deseosa de cebarse con él. Crísitcas en muchos casos injustificadas y, en mi opinión,creo q no acaban de entender de qué va Duke Nukem y lo q hay tras esta franquicia.
    No estoy diciendo que por el hecho de ser una saga emblemática ya tenga q ser un juegazo, pero no sé qué esperaban encontrarse, sinceramente.

    Sin duda el mejor análisis que he leído de este juego, el único (por ahora) que se toma en serio el juego y que dice tanto las cosas malas como las buenas (que las tiene, y son unas cuantas)

    Saludos

    • Clark June 28, 2011 a las 4:07 pm

      Muchas gracias caballero, me alegro que coincidamos en el juego

  7. Den June 28, 2011 a las 3:42 pm

    Creo sinceramente que te has lucido con este análisis compañero, coincido plenamente con todo lo que mencionas y ciertamente me parece el mejor análisis del juego que se ha realizado hasta ahora.

    ¡Bravo!

    • Clark June 28, 2011 a las 4:10 pm

      Muchas gracias tío, es un verdadero honor viniendo de uno de los cracks del mundo blogger.
      Pese a que el juego tiene sus defectos, creo que hay que saber ver el juego como lo que es y no vapulearlo por su largo desarrollo y criticar a Gearbox simplemente porque el juego no sea lo que algunos esperaban (y yo me sigo preguntando, qué es lo que esperaban, pero bueno). Eso sí, y no me escondo de ello, hay que criticarles por la mala conversión a consolas, con unos desfasadísimos tiempos de carga, eso sí es criticable e imperdonable

      Un abrazo

  8. Alberto June 29, 2011 a las 1:03 pm

    Sencillamente impresionante este análisis, lo habéis clavado
    Enhorabuena x el excelente trabajo q estáis llevando a cabo

  9. McRillo June 30, 2011 a las 6:30 pm

    Totalmente de acuerdo con el compañero Clark, o lo odias o lo amas.; seguramente los nostálgicos y fans de Duke optemos por la primera opción… o no.

    El juego es penoso gráficamente y las cargas son desesperantes en la versión de consola pero para mí se compensa con el humor (los guiños a Halo, Dead Space,… son geniales) el carisma del personaje y algún punto jugable como la variedad de situaciones. Reitero que no estamos ante un gran juego pero deberíamos valorarlo como un tributo (aunque de 70 pavos) y optaría en cualquier caso por la versión de PC si es posible.

    Permitidme la reflexión:
    – En el hipotético caso que nos regalasen by the face una moto chopper , el 90-95% de nosostros escogeríamos una Harley Davidson por delante de cualquier otra (especialmente una japonesa).
    Pues bien, los amantes de las motos sabéis que una Harley frena menos, es más pesada, cuenta con menor aceleración, menos velocidad y pierde aceite amén de ser mucho más cara y complicada de mantener, mientras que una japonesa de igual cilindrada (Shadow, Vulcan….) se la merienda en cada uno de los apartados…. pero una Harley, es una Harley con su carácterístico rugido (ni mejor ni pero singular), una leyenda no una marca……..imagino que habéis entendido el símil con Duke Nukem Forever…. y perdonad la ide de olla.

    Saludos, McRillo

  10. DEF LEPPARD July 8, 2011 a las 11:43 am

    ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON EL ANALISIS Y CON CASI TODOS LOS COMENTARIOS,NO TIENE UNOS GRAFICOS IMPACTANTES ,ESTA TECNICAMENTE Y GRAFICAMENTE MUY DEBAJO EN COMPARACION CON OTROS SHOOTERS,PERO TIENE VARIAS COSILLAS QUE MUCHOS GRANDES SHOOTERS NO TIENEN,COMO:MUCHO HUMOR, VARIEDAD DE SITUACIONES,MINIJUEGOS,FASES DE CONDUCCION QUE NO TODOS LOS SHOOTERS TIENEN A EXCEPCION DE HALO Y ALGUNO MAS.ES UN PEDAZO DE JUEGO MUY DIVERTIDO QUE NO ABURRE PARA NADA Y NO HAY QUE CENTRARSE SOLO EN LOS GRAFICOS ,PORQUE HAY JUEGOS CON UNOS GRAFICOS IMPACTANTES QUE EN OCASIONES SON UNA PUTA MIERDA ,YO SOY DE LOS QUE ME GUSTAN CON MUY BUENOS GRAFICOS PERO TAMBIEN QUE TENGAN MUCHA DIVERSION.SOY GRAN SEGUIDOR DE LA SAGA DUKE NUKEM Y ESPERABA UN JUEGO PARA DIVERTIRME ,CUMPLE MUCHO.DENTRO DE UNOS AÑOS LOS QUE SE HAN METIDO CON ESTE JUEGO COMO SUELE PASAR CON OTROS QUE PONEN VERDES,SERA UNA JOYA.PARA MI ES UNA JOYA DE JUEGO SOLO CON HACERMELO PASAR MUY BIEN .

    • Clark January 12, 2012 a las 9:55 am

      Muchas gracias por tu comentario Def. Veo que eres de los míos, del selecto grupo de jugones que se lo han pasado muy bien, dejando de lado sus limitaciones técnicas (que nadie duda que las hay)

      Saludos

  11. xXbOb-_eSpOnJa- July 14, 2011 a las 5:36 am

    muy completo el analisis como simpre me lo tendre k alquilar aver komo va saludos gente
    x BoB x cE

  12. Dan Mustaine January 11, 2012 a las 5:28 pm

    me volvi un incondicional de los análisis de vicioplanet debido a q no se ensañan ni tampoco son fanboys, en la justa medida (y con la subjetividad y objetividad en justa medida) nos señalan los puntos fuertes y débiles de los juegos dando argumentos adecuados… los estoy ocupando de termómetro para tasar mis próximas adquisiciones
    sigan así muchachos y GRACIAS 🙂

    • Clark January 12, 2012 a las 9:54 am

      Te agradezco mucho tus palabras Dan. Intentamos ofrecer la mayor rigurosidad posible, sin atarnos a una compañía, desarrolladora o distribuidora. Los juegos que analizamos nos los compramos, y lo que decimos de ellos es lo que vemos y lo relatamos con la mayor sinceridad posible. Nosotros nos debemos a nuestros lectores, no a las empresas que distribuyen o producen los juegos, así que siempre intentamos ponernos desde la perspectiva del jugón y focalizar tanto los puntos buenos como los malos (sin ocultar estos últimos). Todos sabemos lo caros que son los juegos y lo que cuesta ganar dinero, hay que saber que nuestro dinero está bien empleado.

      Una vez más, y en nombre de todo el equipo de esta anta casa, muchas gracias por tu apoyo y espero que nos sigas leyendo

      Saludos cordiales

Deja tu comentario