Vicioplanet

Análisis Hunted: Demon’s Forge

El prestigioso sello Betheshda y los creadores InXile Entertaiment nos trasladan a nuestras consolas y PC una aventura llena de acción, decadencia, maldición y magia, con un poquito de rol.

Y es que en el oscuro mundo Kala Moor sólo sobreviviremos en compañía y nunca en solitario….

DOS PROTAGONISTAS CON UN ÚNICO OBJETIVO    

La aventura nos pone en la piel de dos mercenarios bastante curtidos. Por un lado tenemos a Caddoc, un humano de proporciones considerables que destaca por su fuerza bruta, manejo de las armas de mano, obsesión por el oro y cierta aracnofobia. Por otro lado encontramos a la preciosa elfa E’Lara, lógicamente más estilizada, rápida y atlética que el primero, que destaca por los ataques a distancia gracias a su pericia con los arcos.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

La historia comienza cuando la bella Seraphine, lo que parece un espectro aparecido del más allá, les encomienda la misión de encontrar a su “yo” físico recuperando la piedra de la muerte y a la vez desenmascarando el misterio de una forja demoníaca de la que emana un oscuro líquido llamado Sleg que hace que muchos de los demonios y entes malignos recobren fortaleza y vitalidad para resurgir del infierno, generando caos y destrucción a su paso. A cambio el espectro, nos proporcionará magias y atributos sobrehumanos.

Las continuas premoniciones de Caddoc y la desconfianza de E’Lara hacia Seraphine, nos advertirá que hay ciertos intereses ocultos en la voluntad del espectro, tal y como veremos a lo largo de la trama, y en especial al final del juego (que naturalmente no voy a desvelar). Dependiendo de una elección que tomemos hacia el final del primer tercio del juego, los acontecimientos finales variarán de una forma u otra.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

La historia, pese a ser el típico universo medieval y mágico, se presenta bastante correcta y nos engancha por la sucesión de acontecimientos, aunque algunos algo previsibles, pero que en general contando con una buena trama. También ayuda el carisma de los personajes, que pese a sus diferencias, no pararán de soltarse pullitas con tono jocoso y socarrón. Otro pilar importante en la historia, es la ambientación general del juego, e independientemente del aspecto gráfico, más adelante comentaremos, la atmósfera tétrica, oscura y decadente emana por todos lados (desde los escenarios hasta detalles como lamentaciones de personajes encontrados por los escenarios).

ACCIÓN PARA DOS… Y EN COOPERATIVO MEJOR

A nivel jugable, los chicos de InXile, han querido hacer especial hincapié en el cooperativo, tanto a pantalla partida como online. En cualquier caso, siempre podemos emprender la aventura en solitario y con el segundo personaje controlado por la IA de la máquina.

Pese a lo que parecía me parecía en un principio, antes de su lanzamiento, Hunted se presenta como una propuesta jugable mucho más enfocada a la acción/aventura que al rol. Queda claro desde un inicio, puesto que los protagonistas ya vienen predeterminados en aspecto y atributos, al no existir ningún editor de personajes.

Hunted: Demon's Forge Multiplayer Screenshot

A modo de tercera persona podremos controlar a cualquiera de los dos personajes, gracias a una especie de monolitos repartidos por los niveles y que nos permitirán cambiar entre Caddoc o E’Lara. Sendos personajes, pueden llevar armas de mano y arcos o ballestas, aunque cada especializado en una de ellas. Las acciones básicas son las clásicas de desplazamiento, cubrirse, rodar, parapetarse y atacar.

Los ataques se pueden ser  rápidos y fuertes, y podemos hacer un combo bastante básico de hasta cuatro movimientos y en ocasiones, algunos enemigos quedarán aturdidos al límite de su vida a la espera de que realicemos una brutal ejecución pulsando un simple botón. Aunque se hubiese agradecido algo más de complejidad y evolución en el sistema de ataque, puesto que a la larga la simpleza de los combos hace añorar algo más de surtido y combinaciones en los ataques. No existe la acción de saltar, lo cuál limita más la variedad de ataques, sustituyéndose por un botón determinado que nos permite cubrirnos en barricadas y saltarlas.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

Caddoc, es especialista en el manejo de armas de mano, y aunque  también puede disparar con su potente pero lenta ballesta, la posibilidad de escoger entre espadas, hachas o mazas le da un plus en los ataques a corta distancia. Además conforme asestemos golpes y bloqueemos, un medidor de ira nos permitirá, una vez completo, asestar un potente golpe (la velocidad de carga varía según el arma).

Si escogemos a E’lara veremos que sólo puede escoger espadas y que su auténtica pericia reside en el manejo de los arcos. A diferencia de Caddoc, al seleccionar a la elfa, la cámara ya no se sitúa a espaldas del protagonista, sino que se coloca acertadamente en un plano más cercano, a la altura del hombro (al estilo Residen Evil 4 y 5), quedando claro su enfoque de tiradora a distancia. Pese a no poder optar por las hachas y las mazas, si que puede ir escogiendo entre diferentes tipos de arcos.

Eso sí, no existe ningún inventario que nos permita guardar las armas y seleccionarlas en el momento oportuno, sino que al escoger una arma arrojaremos al suelo la otra, queda claro, entonces, el poco peso rolero en esta aventura. Aunque la idea es hacerlo directo y rápido, sin complicados menús,  puesto que la idea es jugarlo en compañía.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

Conforme evolucionen los personajes, podremos cargar con dos armas cada uno (Caddoc de mano y E’Lara, arcos). Algo importante, puesto que, tanto las armas de mano del humano como los arcos de la elfa, pueden tener una efectividad distinta los unos de los otros, y será necesario combinarlas. Veremos como las espadas son rápidas y menos potentes, seguidas de la fuerza y velocidad media de las hachas y por último la contundencia de las mazas; al igual pasa con los distintos arcos y su pertinente recarga, cuanto más rápida menos potente, y viceversa. En ocasión incluso harán acto de presencia armas encantadas con uso limitado que pueden electrificar o congelar enemigos. Las pocas armaduras que podremos recoger son unas hombreras que acopiamos a lo largo de la historia, y que nos conceden mayor protección.

Además de este armamento, encontramos distintos escudos para bloquear ataques con efectividad  variable y que con el uso se irán destruyendo paulatinamente. Puesto que las flechas también son limitadas, en el escenario podremos ir recolectando esta munición.

Existen unos armeros dónde recolectar las distintas armas, aunque muchos enemigos abatidos y objetos destruibles por el escenario como algún barril o jarrones, nos permitirán recoger oro, pócimas de salud, maná, flechas y frascos de vida que nos permiten revivir a nuestro compañero caído (la partida  finaliza al morir los dos protagonistas). No existe tienda ni mercader alguno dónde poder comprar, así que al oro le daremos otro uso que más adelante veremos.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

Puntualmente podremos hacer uso de armamento pesado anclado en alguna zona, que a modo de metralleta de virotes, grandes ballestas o catapultas, nos permitirán acabar con hordas enemigas. Y es importante que tengáis en cuenta que durante unos pocos momentos del juego (en 3 ocasiones) se tentará a nuestro personaje para beber un líquido plateado llamado Sleg que lo convierte en un superhombre capaz de acabar con cualquier enemigo de un par de espadazos. Pero como decía al inicio esta elección, condicionará el desenlace de la historia (con dos finales), así que es decisión vuestra….

Algunos cadáveres repartidos por el escenario nos entregan piedras de la muerte con las que podremos comunicarnos con su espíritu, y escuchar historias, consejos y secretos ocultos.

Podremos evolucionar a los personajes y de forma sencilla otorgarles poderes mágicos y ataques especiales. Todos consumirán maná (indicado en un barra al costado de la de salud), por lo que será necesario, controlar su uso y hacer acopio de pociones que lo recarguen. Una vez más la acción prima por encima del rol, ya que todos los tipos de poción (salud, maná y resucitación), no son acumulables en ningún inventario, quedando limitado su porte según el nivel del personaje (hasta un máximo de 3 de salud y 3 de maná).

Hunted: Demon's Forge Screenshot

Tanto las magias como ataques especiales suman un total de seis, idénticos para ambos guerreros, y pese a su posibilidad de evolución hasta un tercer nivel, pecan de ser escasos. El desbloqueo de dichos poderes lo conseguimos consiguiendo unos cristales azules (Lágrimas de Dragón) que cambiamos en unos portales repartidos por la escena. La ejecución de cada uno de estos poderes los activaremos con los cursores, asignando a nuestro antojo su disposición.

Según avancemos, potenciaremos atributos de los personajes, al ir completando numerosos retos implícitos en la propia aventura, como, entre otros,  matar a un número determinado de enemigos con arcos, armas de mano, ejecuciones o conjuros, conseguir una cantidad de oro o lágrimas de dragón, descubrir zonas secretas, o salvar algunos rehenes escondidos por los escenarios, cortando con una flecha la cuerda que los ata. Todo ello, nos permitirá incrementar la barra de salud, la de maná, incrementar el depósito de pociones, etc.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

En caso de jugar en solitario, la IA enemiga se comporta de forma más solvente que la de nuestro aliado (como viene siendo habitual en muchos juegos), y puntualmente nos hemos encontrado con algún “bug” que hará que nuestro compañero se quede incomprensiblemente agachado o paralizado. Pese a todo ello, por lo general realizará acciones lógicas y humanas como recoger objetos del suelo, armamento o ayudarnos en combate, sanándonos, complementando nuestros ataques con magias o bien lanzando algunos de estos poderes en nuestro favor, para potenciar nuestro ataque. Se hecha de menos un comando de órdenes y más interacción con nuestro aliado, puesto que aunque el juego se conciba como una aventura cooperativa, se hubiese agradecido más un toque estratégico con órdenes al compañero para la campaña en solitario.

Un fallo importante es que en el caso de jugar online con otro amigo, será el anfitrión el que guarde y conserve el avance de la historia en su sistema, mientras que nosotros, tan sólo mejoraremos y mantendremos la mejora de las habilidades.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

UN POQUITO DE EXPLORACIÓN Y ACERTIJOS

Como hemos visto hasta ahora, el juego rebosa acción por los cuatro costados, aunque la vertiente de exploración de los escenarios y resolución de puzzles está muy presente a lo largo de la aventura.

Por un lado los escenarios, sin ser cerrados o “tubulares”, nos dan cierta libertad para explorar y encontrar vías alternativas que nos permitan encontrar tesoros en forma de cofres. También en alguno de estos caminos, podremos resolver de forma opcional y secundaria, distintos puzzles, en su mayoría presentados a modo de acertijo. La resolución de los puzzles y acertijos no suele presentar muchos problemas, aunque son numerosos y nos alargan las 12 horas que os puede durar la aventura en dificultad media. Sin duda la asunción opcional de estos puzzles o acertijos resta cierta monotonía del juego que a la larga se vuelve muy latente. Permitidme que os recomiende la dificultad más alta tanto en solitario como en cooperativo, puesto que con dificultad media es una experiencia bastante asequible y llevadera. Contamos con cierta rejugabilidad gracias a los dos personajes diferentes en control y habilidades y para encontrar todos los secretos u objetos especiales.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

EL CRUCIBLE

Todo el oro que conseguimos en la aventura nos desbloquea objetos y enemigos en el  modo Crucible, dónde de manera rápida y accesible podremos crear y editar nuestros propios niveles y jugarlos en solitario o compartirlos con la comunidad. Seleccionaremos el escenario principal (bosque, minas, mazmorras…), el número de salas y el número y tipo de enemigos e ítems que queramos en cada una de ellas. Una opción original que alargará algunas horas la duración.

ASPECTO GRÁFICO

Sin duda alguna es el punto más flojo y notorio del juego, puesto que este apartado no exprime en ningún caso las posibilidades de la actual generación.

Destacan las cinemáticas entre niveles y unos escenarios abiertos, bien diseñados, medianamente amplios, explorables y llenos de secretos (especialmente las numerosas mazmorras). Por lo demás, veremos unas animaciones algo toscas, una paleta de colores de estuche de preescolar, unas texturas flojas, con modelados pobres y efectos gráficos algo sosos (fuegos, agua, conjuros…). Como es habitual con el motor gráfico Unreal Engine la carga de textura es demasiado latente.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

Otro fallo es la reducción que sufre la pantalla al jugar en modo cooperativo en la misma consola, en vez de partirse “a pelo” la pantalla en dos (algo ya sufrido en otros juegos cooperativos).  

Además cierto “popping” (aparición de objetos repentina) hace acto de presencia a distancia media y el “clipping” de texturas en ocasiones es muy exagerado, por ejemplo, hay algunos enemigos que al caer al suelo se solapan con la textura del suelo hasta el punto de quedar visibles un parte del cuerpo. También existen algunas barreras imaginarias que puntualmente impiden el paso sin existir objeto alguno que nos lo impida, estando el más próximo a cierta distancia o puntualmente encontraremos como algunos enemigos están literalmente levitando en algún borde; las físicas de objetos y personajes se deberían haber apurado y pulido más, de manera más realista y afín a las leyes físicas.

Pese al buen diseño y tamaño de los pocos jefes finales, la variedad de los enemigos no es muy amplia.

Independientemente del cuestionable apartado gráfico, sin embargo se ha conseguido una ambientación general de muy buena factura, en parte gracias a la atmósfera oscura y tétrica de la mayoría de niveles, así como el diseño y amplitud de los mismos. Acertadamente, la extensión de estos niveles no provoca las molestas cargas a media misión, quedando éstas presentes entre fase y fase. Todo ello debidamente orquestado por un apartado sonoro lejos de la calidad gráfica comentada.

Hunted: Demon's Forge Screenshot

MUSICA MAESTRO

Sin duda alguna el aspecto técnico más cuidado del juego, ofreciendo un buen doblaje al castellano con notable interpretación y orquestado con una buena banda sonora, que ofrecerá grandes temas épicos, creada por Kevin Riepl (Gears of War 1-2, saga Unreal y Crackdown entre otros).

Conjugan muy bien con la ambientación los comentarios y sonidos agonizantes de algunos habitantes del pueblo a nuestro paso, escucharemos sus lamentos, auxilios, los rezos o sus estados de locura, algo que acompaña perfectamente este universo.

Tan sólo desentona este buen trabajo alguna melodía que sigue sonando una vez finalizada la acción, errores de sincronización entre sonido y rostro.

YouTube Preview Image

LO MEJOR
LO PEOR

Cooperativo online y offline

Duración de unas 12 horas, alargado con el modo Crucible

Ambientación y atmósfera

Doblaje al castellano

Exploración y puzzles, algunos además opcionales

Las primeras horas de juego no convencen tanto como la sensación final

Sistema de combate sencillo que acaba en cierta monotonía

Sin posibilidad de dar órdenes a nuestro compañero en caso de jugar en solitario

Faltan más elementos roleros y complejidad de inventarios y menús

Aspecto gráfico algo pobre

Valoraciones

Estamos ante un juego en tercera persona focalizado más a la acción rápida que al rol, con una importancia mínima en los menús e inventarios y pensado especialmente para jugar en compañía, tanto a pantalla partida como en red. Tiene una historia correcta y el desarrollo cuenta con un toque nostálgico y clásico con un componente opcional muy acertado de exploración y resolución de enigmas/puzzles (aunque fáciles). El modo Crucible sin duda complementa el juego y nos entretendrá una horas más.  

Sin duda un juego que con un apartado gráfico más solvente hubiese visto incrementada su nota algún entero. Además se hecha en falta ciertas opciones en los menús como gestión de inventario y objetos, armaduras, armas y escudos.

Curiosamente, es un juego que gana conforme avanzamos, no os quedéis con las primeras horas de juego, puesto que a medio plazo conseguirá engancharos, aunque a la larga notaréis cierta monotonía en el desarrollo. He visto algún análisis dónde se nota que al juego se le ha dedicado con suerte dos horas, valorando injustamente este trabajo.

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Jugón desde la época de los Cassettes, con serias intenciones de montar un golpe de estado para que vuelvan los cartuchos. Se mueve en el entorno laboral financiero, nada que ver con los videojuegos ni la tecnología, y hasta aquí puedo leer. Un crack de las consolas, obsesionado en conseguir trofeos (logros no, que no tiene 360), pero un verdadero patán con los ordenadores (tan solo capaz de usar el pack del Office y el Lotus) y todavía peor en las redes sociales, hasta el punto que hay que llamarle para decirle que tiene un mensaje en Facebook.

9 Comentarios

  1. Link June 27, 2011 a las 10:25 am

    McRillo es el puto amo del género. Siempre es un placer leer estos análisis q te curras, perfectamente documentados y muy amenos
    Tenía mis dudas acerca de este título, pero ya quedaron resueltas
    Gracias crack

  2. Alberto June 27, 2011 a las 10:49 am

    Excelente análisis chicos, sacáis a relucir las bondades de este título (que pese a esos modestos gráficos las tiene)
    A mi me ha sorprendido muy gratamente, de fácil acceso para quien se quiera adentrar en el género RPG poco a poco. Lástima de esa monotonía que se hace presente a la larga
    Recomendable, por no decir obligado, jugarlo con un compañero humano, preferiblemente online, ya que la pantalla partida te deja una parte demasiado pequeña de pantalla

  3. Musicgare June 27, 2011 a las 11:13 am

    Si conseguís superar el umbral de los primeros momentos (1-2h) el juego te atrapa de una forma como pocos consiguen hacer.
    Me ha sorprendido esa diferencia entre el apartado gráfico y el de sonido.
    Aunque poco tiene que ver con Alpha Protocol, me ha recordado a él por como consigue enganchar pese a unos gráficos por debajo de la media
    Un buen análisis, sin duda chicos

  4. zack June 27, 2011 a las 11:43 am

    Vaya currada de analsis. Te habras pegado un buen tiempo haciendolo 🙂

  5. Paquito June 27, 2011 a las 12:04 pm

    ENORME texto caballeros, en lo que viene siendo habitual en vosotros, vamos, no paráis de sorprenderme. Excelente trabajo, donde se demuestra una vez más, la pasión del analista en cada palabra y sus horas dedicadas al juego
    Me ha gustado el comentario del final aludiendo a otros análisis donde apenas lo han jugado 2h y ponen a parir al juego. Es triste pero es lo que hay

    Saludos

  6. Clark June 27, 2011 a las 12:17 pm

    Soberbio análisis compañero, pero que MUY GRANDE. Después de leérmelo enterito no puedo decir otra cosa, hasta me han entrado ganas de adentrarme en el género (pero tampoco te flipes, por mucho que lo intentes, no me voy a meter nunca al género, lo siento amigo xD)

    Creo que este título viene a demostrar que con gráficos más modestos también pueden hacerse buenos juegos.

  7. Pere June 27, 2011 a las 5:10 pm

    Mal si esperáis un RPG, pues es más parecido a un hack’n slash
    Los q busquen un juego lineal de accion sin mas pretensiones disfrutarán de un rato agradable. Desgraciadamente no fue mi caso, imagínense la decepción al ver que no había inventario
    Creo que nos han vendido mal el juego, pq NO es un RPG

    Un análisis muy acertado, x cierto

  8. Javito June 27, 2011 a las 5:18 pm

    Pues a mi me ha parecido divertido, veo críticas injustificadas. Vale q no tiene largas profundidades ni últimos avances gráficos pero es un juego típico para entretenerse con una aventura muy aceptable. No siempre lo más avanzado es lo más divertido

  9. Damian August 27, 2016 a las 4:39 am

    LO HE JUGADO Y ME ENCANTO!!! es mas! ahora estoy buscando algun juego similar pero no encuentro. Ideal para los que juegan juegos de accion y no les gusta mucho los rpg.
    Muy recomendable, lo jugue en red con Windows7 (en el 10 me tiraba errores) sin problemas!
    RE-CO-MEN-DA-BLE 100%

Deja tu comentario