Vicioplanet

Análisis Killer is Dead

La mano del creador Suda 51, vuelve a la carga con su estudio Grasshoper Manufacture, y una entrega repleta de acción que a nadie dejará indiferente.

Los usuarios de PS3 y 360, comprobaremos si la original fórmula y estética empleada en otras entregas como No More Heroes, Shadows of the Damned, Killer 7 o el reciente Lollypop Chainsaw, siguen funcionando o por el contrario han caído en cierta rutina que ya hace tiempo que dejó de sorprender.

Killer is Dead Screenshot

Acción Pura y Dura

Después de una larga instalación de casi veinte minutos, nos ponemos en la piel de un joven mercenario llamado Mondo, el cual trabaja para una organización secreta a nivel mundial, que erradica cualquier tipo de ente maligno o amenaza sobrenatural, específicamente unos misteriosos seres llamados Wires (engendros humanoides mecánicos). Conoceremos a varios personajes de dicha organización cómo nuestro “jefe” el cyborg Bryan, la contable de la organización, Vivienne o nuestra ayudante personal Mika. Todos ellos hacen acto de presencia en la oficina dónde escogemos cada uno de los niveles principales, o bien misiones secundarias.

Las misiones principales harán que vayamos conociendo a nuestro misterioso personaje, Mondo, e irá dando forma a lo que en un inicio parece una trama confusa, con algún toque irreverente y jocoso, repleta de extraños paradigmas y un misterioso sinsentido en general; muy propio del maestro Suda, aunque esta vez pecando en exceso. Sólo en los momentos del final del juego se da con cierta maestría, el broche a una trama que hasta el momento ha flojeado desde el inicio.

Killer is Dead Screenshot

Se trata de una propuesta de acción en tercera persona, con un aspecto jugable, bastante sencillo con un número limitado de golpes que pese a una evolución del personaje constante, está muy lejos de completas propuestas actuales dentro del género. Al poco tiempo veremos que se trata de un machacabotones, en el que estamos lejos de cualquier estrategia o planteamiento. Quizás se salve la opción de escoger los cuatro tipos de ejecución una vez completado un indicador que se llena al realizar bastantes golpes seguidos.

Además de contar con la clásica katana, Mondo se ayuda de un brazo biónico que lanza proyectiles desde un inicio, pero que evolucionándolo conseguimos potenciar estos disparos, y conseguir hasta cuatro letales armas con los que acabar con algunos enemigos o destruir ciertos objetos del escenario.

Killer is Dead Screenshot

Se reconoce una buena duración de la trama y en especial si accedemos a completar todas las misiones secundarias, alargando la propuesta hasta las 15 horas (sin contar el Modo Gigolo que más adelante comentaremos), aunque en ocasiones tengamos que soportar momentos lentos de pasilleo en los que se conjugan momentos de la trama. Al contrario que Shadow of the Damned, por ejemplo, esta vez, el hecho de escoger las misiones secundarias u otros eventos antes de acometer la siguiente misión principal, hace que sea menos lineal. También ayudan algunos momentos de variedad como una sencilla carrera de moto con obstáculos o controles de torreta ametralladora para acabar con oleadas de enemigos.

Los enemigos derrotados (Wires), dejan tras su muerte, objetos como dinero, Gemas de Salud, Rosas de Sangre o Cristales de Luna. Las Rosas de Sangre nos permiten activar un “Tiempo Bala” en el que se ralentiza el tiempo y todo alrededor, asestando de forma automática un devastador ataque que acaba con la mayoría de Wires. Los Cristales de Luna nos permiten evolucionar los ataques de Mondo tanto de Katana como del brazo mecánico, así como otras habilidades de movimientos, como mejoras en el esquive o regeneración de salud.

Killer is Dead Screenshot

El dinero nos servirá para poder comprar objetos y regalos para algunas misiones secundarias llamadas Misiones Gigolo en las que deberemos conquistar y seducir a unas atractivas féminas relacionadas directamente con los encargos de la trama principal. Son escenas en las que deberemos enfocar la mirada de Mondo hacia partes “picantes” de las pretendientas , siempre que descuiden su mirada y no nos pillen. El indicador de “calentura” aumentará hasta llegar a su momento culmen, en el que deberemos hacer entrega de alguno de los regalos, pero con acierto, puesto que por ejemplo a una pretendienta Geisha le seducirán las flores, pero no el perfume. Sin duda es una “ida de olla” algo propio del irreverente Suda 51, pero que resulta ciertamente aburrido, y no justifica ni mucho menos, el Modo Gigoló, en el que se basa la otra alternativa al modo historia.

Sus 15 horas, se pueden incrementar con el insulso modo gigoló, o incluso completando todas las misiones que se desbloquean si encontramos por los escenarios a una erótica enfermera llamada Scarlett, la cual nos propondrá varios retos como acabar con múltiples enemigos en un tiempo o forma determinada; así desbloquearemos nuevos regalos para seducir a chicas. No nos dejemos engañar, ni incluso por un cuarto nivel de dificultad desbloqueable, puesto que la mecánica aburrida a medio plazo hará que no represente ningún aliciente ni completar las misiones para conseguir mejor puntuación. Amén de una opción online anecdótica, que se limita a colgar dichas puntuaciones mundiales en la red.

La dificultad en cualquier caso es bastante sencilla en general, más aun cuando nuestro personaje se evolucione medianamente. A eso se le suma que en cada misión se nos recargan las veces que nuestra ayudante Mika, podrá resucitarnos y continuar la misión si morimos.

Killer is Dead Screenshot

Aspecto técnico “made in Suda”… aunque ya algo menido…

El aspecto técnico es el clásico visto en otros trabajos de este creador. Se utiliza una técnica Cell Shading con unos contrastes lumínicos y cromáticos muy acusados, que ya no cuentan con la originalidad de antaño. Los efectos lumínicos, explosiones, animaciones o algunas texturas no destacan especialmente y no pasan de lo correcto. Las animaciones por lo general son buenas, pero en las muchas conversaciones los personajes no se dignan ni a mover los labios.

Los escenarios son variados, y nos situarán en lugares tan dispares como París, Rusia, Japón o incluso la Luna o una particular visión de la casa de Alicia en el País de las Maravillas. Por lo general son poco explorables y extensos, salvo el tamaño medio del escenario de Japón, que es el más agradecido.

La cámara es automática y nos jugará malas pasadas con algunos ángulos muertos, pero se acusa en momentos de combate en los que se sitúa de manera fija sobre algún enemigo, descuidando todo alrededor, desde otros enemigos hasta varios objetos.

Killer is Dead Screenshot

Los enemigos tienen un diseño poco llamativo y se limitan a emular robots humanoides, con cierta gracia, pero poca variedad. Destacan eso sí, y como es habitual “marca de la casa”, la originalidad de los Jefes Finales, con diseños que van desde lo exagerado y surrealista hasta lo más socarrón y cómico. En general es un aspecto que no hace sudar demasiado a su motor gráfico Unreal.

Las melodías tienen un mejor nivel y son de lo más variopintas. Van desde unos logrados sonidos ambientales que provocan una atmósfera acertada, o en otros momentos escucharemos melodías de jazz en los menús o pistas más rockeras en lugares dónde nos acompaña la acción y mayor ritmo.

El doblaje está al inglés o japonés, a escoger, eso sí, todas las voces están traducidas en subtítulos al castellano. La sincronización labial es pésima, aunque la interpretación está a un buen nivel en todos los personajes.

YouTube Preview Image

Esencia Suda

Duración trama principal

No justifica su precio de más de 60 euros… podría pasar como un título descargable

Estética y aspecto gráfico que ya no sorprende y que no destaca en nada

Al poco tiempo repetitivo y poco desafiante. Un machacabotones.

Pese al sello del creador, sensación de “No todo Vale”

Nota-Análisis-Killer-is-Dead

VALORACIONES

Como seguidor de Suda y sus trabajos, creo que esta propuesta defraudará a muchos jugones. Quizás para algunos se considere como “juego de autor”, pero en sus aspectos básicos carece de originalidad jugable, que a medio plazo se vuelve repetitiva y sosa, con un aspecto gráfico muy explotado, y que intenta, aunque no lo consigue, esconder un nivel poco trabajado.

Quizás algunos valoren su duración más que correcta, la inusitada trama y su BSO, aunque sin doblaje. Creo que es un juego poco destacable en el que su creador no ha dedicado demasiado esmero y que ha aprovechado todos sus trabajos anteriores para hacer un refrito que acaba repitiendo. Quizás a un precio cuatro veces inferior justificaría la compra.

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Jugón desde la época de los Cassettes, con serias intenciones de montar un golpe de estado para que vuelvan los cartuchos. Se mueve en el entorno laboral financiero, nada que ver con los videojuegos ni la tecnología, y hasta aquí puedo leer. Un crack de las consolas, obsesionado en conseguir trofeos (logros no, que no tiene 360), pero un verdadero patán con los ordenadores (tan solo capaz de usar el pack del Office y el Lotus) y todavía peor en las redes sociales, hasta el punto que hay que llamarle para decirle que tiene un mensaje en Facebook.

Deja tu comentario