Vicioplanet

Análisis Little Deviants

Clark April 17, 2012 Análisis, PSVita 4 Comments

En el catálogo inicial del lanzamiento de una consola siempre existe algún título que intente sacar a relucir las nuevas bondades de la máquina. Si bien es cierto que todavía es pronto para sacar todo su rendimiento, se tiende a demostrar lo que esta puede llegar a ofrecer. Little Deviants viene a llenar ese hueco de título accesible, divertido y asequible, en el que se ponen a prueba todas las funcionalidades de la nueva maravilla portátil de SONY (pantalla táctil, panel trasero, cámara, micro, acelerómetros, etc.).

Little Deviants Screenshot

Puede que a nadie le suene el estudio BigBig Studios, creadores de este Little Deviants, y todavía menos ahora que SONY decidió cerrarlo. Un estudio fundado en 2001 por ex trabajadores de Codemasters y que saltaron a la fama con la notable saga Pursuit Force para PSP (un arcade de conducción que recuerda enormemente al gran Chase HQ de Taito), plataforma de la que no se movieron mucho, y al buen traslado de la franquicia Motorstorm a PSP y PS2 con el gran Artic Edge, una muy buena adaptación de la velocidad extrema y salvaje de su homónima en PS3.

Los Deviants son cinco simpáticos extraterrestres (Gopher, Pyrus, Frontal, Blobber y Nuclear) que se estrellan a la Tierra debido a un ataque por parte de los malvados Botz. Estos últimos, al llegar a la Tierra resucitan a los Muedtoz con un potente rayo verde y crean un ejército de zombies para atrapar a los Deviants y a los “Jumanoz” que se crucen en su camino.

Little Deviants Screenshot

La historia del juego es una mera excusa para superar la nada despreciable cifra de 30 minijuegos repartidos en 6 regiones que servirán para reconstruir la nave para que los deviants puedan volver a su planeta. Niveles que buscan esa variedad, aunque en ocasiones repitan mecánica, en los que tendremos que hacer de todo y dejar volar la imaginación aprovechando las novedades de la máquina.

Algunos de los minijuegos que nos encontramos harán un buen uso de los acelerómetros de la consola para dirigir la nave de nuestro pequeño Deviant antes que una ballena Bot nos atrape, conducir por unas cuevas para desactivar una bomba, conducir a un rodante deviant por unas pistas (bonito guiño al Super monkey Ball) o un globo en otra misión mientras con nos atacan; el giroscopio en una caída libre en la que debemos pasar por unos aros o en otra donde debemos dirigir un Deviant redondo por un laberinto plagado de trampas mientras recogemos objetos (una buena mezcla de Laberinto y Pacman, aunque nos recuerda también al clásico Marble Madness). En otros juegos entra en acción la realidad aumentada para recrear nuestro entorno como decorado a través de la cámara mientras disparamos a unos bots que secuestran a nuestros protagonistas, y naturalmente tampoco faltan los minijuegos en los que usamos las opciones táctiles de la consola, delantera y trasera, ¿os suena el Whack-a-mole? Pues hay un juego igual en el que debemos golpear a los malvados Bots que aparecen y desaparecen de las ventanas de una casa para echarlos (usando ambos paneles táctiles); en otro juego debemos usar también el sensor de presión para elevar el terreno con nuestro dedo y conducir al deviant, o en otro usamos ambos paneles a modo de tirachinas en un ring de boxeo para golpear a los malvados bots que nos atacan. Y como no, luego tenemos aquellos minijuegos que nos harán pasar vergüenza (no aptos para jugar en el autobús) y que nos invitan a usar el micrófono para emitir notas y romper unas estrellas que nos tiran.

Little Deviants Screenshot

Como veis, originalidad e imaginación no les faltan a estos pequeños extraterrestres, ni tampoco simpatía, ya que desde el primer momento vais a soltar una risa tras otra con las payasadas que hacen. Sin embargo, a partir de la décima pantalla ya nos encontramos con misiones repiten mecánica o ligeras variaciones de algunas ya superadas.

Para poder pasar al siguiente minijuego nos bastará con alcanzar el trofeo de bronce, y es en esos momentos donde entra en acción el alto componente rejugable del título y el orgullo propio los que nos harán jugar repetidas veces hasta alcanzar el trofeo de oro.

Little Deviants Screenshot

Técnicamente el juego no saca ni la mitad de la potencia de la consola y viene a demostrar esa filosofía de Nintendo en que los gráficos no lo son todo. Sin impresionar a nadie, lo cierto es que el juego es bonito gracias a un notable diseño artístico de lo más simpático y caricaturesco, haciendo un buen uso de una paleta de colores francamente bonita. Por otra parte, el apartado de sonido pasa más desapercibido, sin voces de ningún tipo, tan solo tenemos unos pocos efectos de sonido, correctos eso sí, y unas melodías alegres ambientadas a cada localización o tipo de acción.

Es inevitable asemejar este título a esos juegos descargables para Smartphone, hasta el punto que algunas mecánicas de Little Deviants ya las hemos podido ver en los teléfonos móviles de nueva generación. Algo que no ayuda a separar la jugabilidad de ambas plataformas, donde los fans de estos smartphones o los montones de programadores que han salido de entre las piedras para hacer juegos para este nuevo mercado tendrán un motivo de peso para afirmar que la potencia de estos aparatos es igual que esta PSVita (yo mismo lo he llegado a escuchar por boca de uno de ellos, increíble pero cierto).

Little Deviants Screenshot

Una de las notas negativas la encontramos en la ausencia de multijugador, y más en un juego de este estilo que invitaba a jugar con amigos. Porque el modo “Pass Around” para ocho jugadores, en el que se van pasando la consola, no cuenta como multijugador (porque por esta regla de tres, las Game & Watch de los 80 también disponían de multijugador). El componente rejugable lo ponen los típicos récords que se comparten con nuestros amigos y que sirven para picarnos entre nosotros (porque somos así, es nuestra naturaleza) y en la dificultad por conseguir todos los trofeos de oro.

Tampoco podemos pasar por alto los numerosos tiempos de carga que se suceden al cambiar de pantallas que, sin ser dramáticos (apenas son unos segundos), no podemos llegar a entender por la poca cantidad de detalle gráfico que mueven y por estar accediendo a una tarjeta de nueva hornada donde los tiempos de acceso son supuestamente de lo más rápidos.

YouTube Preview Image


Accesible para cualquier usuario

Divertido, variado y simpático

Buen escaparate para ver todas las características de PSVita

Partidas rápidas y rejugables

Precio asequible

Ausencia de multijugador

Algunas pruebas repiten mecánica

Apartado técnico mejorable (sobretodo el sonoro)

Algunas pruebas no son para llevártelas de casa

VALORACIONES

Little Deviants es un bonito compendio de mini juegos que ponen a prueba las características y posibilidades de control y jugabilidad de la nueva maravilla portátil de SONY, y en este aspecto cumple sobradamente con su cometido. No será el juego más profundo ni el más puntero técnicamente, pero sí es de los que te mantienen pegados y te motivan para conseguir el récord personal.

Un título divertido y rejugable, apto para toda la familia y todas las edades que quieran desahogarse un rato con partidas rápidas allá donde sea. Lástima de esa incomprensible ausencia de algún modo multijugador y de esa falsa variedad (muchas misiones repiten mecánica).

Little Deviants Screenshot

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Técnico informático titulado y veterano jugón desde tiempos ancestrales. Empezó sus andanzas con un MSX SONY HIT-BIT que le regalaron sus padres a la temprana edad de 6 años y la Atari de su primo. Posteriormente vinieron la NES, con la que pasó sus mejores momentos junto con su hermano, SuperNes, MegaDrive, N64, Dreamcast, etc., hasta las actuales de nueva generación (PS3, 360 y Vita). Administrador de esta humilde morada y coleccionista enfermizo de videojuegos retro

4 Comentarios

  1. Juanka April 17, 2012 a las 12:07 pm

    los juegos son divertidos, pero se repiten demasiado. Pero aun así es un buen juego para empezar con la maquinita

  2. Aleix April 17, 2012 a las 2:01 pm

    Me esperaba algo así como uunos juegos reunidos modernos para probar la nueva consola. El vídeo es tremendo y el precio muy tentador, lástima que todavia no tenga la consola

  3. Sergy April 17, 2012 a las 2:12 pm

    no tenia pensado pillármelo, quzá me espere a q baje de precio. Estoy con el Ninja Gaiden q lo flipo

  4. Cole April 23, 2012 a las 12:26 pm

    Menuda paranoia de juego, jajajajaja

Deja tu comentario