Vicioplanet

Análisis Max Payne 3

Clark May 21, 2012 360, Análisis, PC, PS3 9 Comments

Tras 11 años de letargo nos llega una nueva y esperada secuela de Max Payne, una saga catalogada como innovadora dentro del género de la acción en tercera persona y pionera de los “Bullet Time” en particular (no hay que saber mucho de esto para entender que marcó un punto de inflexión). Un título con una mecánica de juego que invitaba al jugador a coreografiar sus propias secuencias, dignas del mejor cine de acción de John Woo, gracias al mencionado Bullet Time que tan de moda puso nuestro querido Neo en aquella azotea del edificio de Matrix, sin necesidad de esperar el momento idóneo que habían pensado los guionistas para efectuar esa acción a cámara lenta.

“La misión tenía escrita la palabra SUICIDA, pero me la sudaba mientras me llevara a alguien conmigo”. Max Payne

El juego derrochaba tópicos y clichés sacados de una novela negra de serie B ochentera, pero nos contaba de una forma magistral el calvario que vivía su protagonista tras la trágica muerte de su esposa y su hija recién nacida, mientras recorríamos un trepidante camino de venganza destapando conspiraciones mafiosas y gubernamentales. Apuntalado por una dirección artística soberbia y una narración del propio Max a modo de monólogo que le otorgaba un toque más sombrío y dramático (detalle que se conserva en esta última entrega), la secuela llegaba a los dos años puliendo todos los detalles excepto la duración, nuevamente de la mano de Remedy y bajo la producción de Rockstar en una estrecha colaboración que elevó el título a los altares del género hace una década, en una época donde obras como Gears of War o Uncharted, estandartes del género en la presente generación, no estaban ni en el tintero. Ambas sagas deben y beben mucho de la obra de Remedy, de la que dicho sea de paso, también le tomaron prestado el tan popular modo Horda (se trataba de un modo adicional con cinco escenarios extra, llamado Dead Man Walking, con el que Remedy quiso obsequiar tras el final de su segunda entrega donde debíamos sobrevivir el máximo tiempo posible haciendo frente a incontables hordas de enemigos).

Esta tercera entrega ha sido desarrollada por Rockstar Vancouver, que tomó las riendas después de que Remedy se lanzase a su proyecto personal más ambicioso, Alan Wake, aunque han contado en todo momento con su colaboración, e incluso con la del propio Sam Lake, para guardar la máxima fidelidad con la saga. Asimismo, el juego se mantiene muy fiel en términos de jugabilidad, estética y narrativa, aunque en esta ocasión se ha actualizado ese concepto de cine negro, de la húmeda y nevada corrupta visión de Nueva York a un moderno Brasil en auge. Pero tranquilos porque Rockstar no se olvida de los fieles seguidores de la saga y nos deleita con un par de niveles a modo de flashbacks para encarnar al Max Payne de chaqueta de cuero y corbata en esa Nueva York gris que comentaos.

Max Payne 3 Screenshot

El título se sitúa ocho años después de los acontecimientos ocurridos en ‘The Fall of Max Payne‘. Con un protagonista que ha cambiado radicalmente de estética y envejecido, aunque con ganas de seguir pateando traseros. Un personaje que lleva el estereotipo de “héroe hecho polvo y en las últimas” a la máxima expresión, recordándonos en gran medida a otro de los iconos por excelencia en el mundo del cine, el gran John McClane. Nuestro protagonista vive deprimido y fuertemente marcado por su pasado, después de abandonar el departamento de policía de Nueva York, y trata de evadirse echándose a la bebida y como no, a los analgésicos, hasta que un viejo amigo le ofrece un puesto en el sector de la seguridad privada haciendo de guardaespaldas de una adinerada familia de Brasil. Será a partir de entonces cuando empezarán sus problemas, tras el secuestro de la mujer del magnate al que protege en una lujosa discoteca de un ático, Max se toma el caso como algo personal e intentará desentrañar una oscura conspiración que controla los más profundos secretos de la sociedad de São Paulo.

El juego nos lleva a visitar las dos caras de esta ciudad, con la mejor recreación de las favelas jamás vista en un videojuego. La variedad de situaciones a la que nos enfrentamos (14 capítulos con una duración aproximada de 12 horas, dependiendo de la dificultad) es digna de elogio y ayuda a no caer en esa monotonía que encontramos en otros títulos del género como Kane & Lynch 2 Dog Days.

Max Payne 3 Screenshot

La intención de Rockstar es clara, crear un juego cinematográfico, y para ello se apoya en unas soberbias escenas cinemáticas generadas a partir del propio motor del juego y perfectamente integradas con la propia acción del mismo. El jugador no se percata en ningún momento del cambio ya que la transición se ejecuta sin cortes ni parones, y lo más importante, sin cargas en ningún momento (únicamente al inicio del juego). Estas secuencias de vídeo no son predominantes ni se hace un abuso de las ellas, sino en su justa medida y con una narración sensacional, además de servir para la carga de pantallas que se realiza en segundo plano. Pese a que conservan ese estilo de cómic tan característico de la saga, en esta ocasión se ha pretendido mimetizar la narración con la formación de viñetas a medida que avanza la secuencia con el uso de la técnica Split Screen (muy en la línea de lo visto en el largometraje de Hulk de Ang Lee de 2003).

A la hora de ponernos manos a la obra, los chicos de Rockstar saben perfectamente lo que nos gusta y nos ofrecen una de las mejores experiencias jugables que hemos podido disfrutar en un juego de su categoría. Para empezar, algo sumamente importante y que deberían tomar buena nota el resto de compañías: vuelve la mecánica clásica del uso de botiquines (en forma de los clásicos analgésicos) para controlar nuestro nivel de vitalidad, nada de descansar y curarse por arte divino (¡por fin!). Los tiroteos y el tiempo bala son los pilares básicos junto con un buen uso de las coberturas, cada una de estas características ha sido perfectamente tratada y pulida para ofrecer pura acción y diversión. Sin ninguna duda, son los momentos más emocionantes, trepidantes y adictivos de todo el juego. Con un control perfectamente adaptado a todo tipo de jugones (apuntado automático, semiautomático o libre) y una dificultad bien ajustada que podemos seleccionar al inicio.

Max Payne 3 Screenshot

Pese a la avanzada edad de nuestro protagonista, sigue conservando sus míticos movimientos, no solo el mítico Bullet Time, que podemos activar siempre que tengamos barra de adrenalina (que se rellena al acabar con los maleantes), sino los saltos ralentizados (con posibilidad de quedarse tumbado en el suelo sin disparar o rodando después de lanzarse), volteretas y demás acrobacias scriptadas (eso sí, Max es incapaz de esprintar). Como comentaba, disponemos de una barra de salud que al llegar a cero significará una muerte dolorosa, siempre y cuando no dispongamos de analgésicos, en cuyo caso se activará automáticamente el Bullet Time para ofrecernos una segunda oportunidad mientras consumimos dicho analgésico. El último de cada grupo de enemigos morirá acompañado por un refinado toque de violencia y sangre buscando siempre ese ángulo cinematográfico a cámara lenta.

Max Payne 3 Screenshot

Las físicas del juego merecen un párrafo aparte, y es que la interacción con el escenario es casi total, merced a una física de los objetos tremendamente realista. Estas responden a nuestras acciones de una forma revolucionaria, ya no solo es que las coberturas se destruyan con las balas, sino ver papeles de un escritorio volar con el tiroteo, balones de futbol deshincharse al dispararles o las paredes y columnas desconcharse con los mismos disparos os dejarán con la boca abierta. Por no hablar del comportamiento de Max y sus animaciones corporales al impactar con paredes, mesas y demás mobiliario durante sus saltos, adaptándose al entorno. Es sencillamente impresionante ver todo el escenario afectado por esa lluvia torrencial de balas, y realmente logra impactar al jugador, que disfrutará de los mejores tiroteos vistos jamás en un videojuego.

La Inteligencia Artificial del juego es una auténtica delicia, buscando constantemente la cobertura y flanqueándonos si nos escondemos durante mucho tiempo. Enemigos que reaccionan de forma distinta con cada disparo recibido y muertes tan realistas como espectaculares, ejecutadas con animaciones basadas en el tipo y potencia de impacto (olvidaros de animaciones escriptadas o robóticas).

Max Payne 3 Screenshot

Multijugador, algo más que un simple añadido

Max Payne 3 reinventa los modos multijugador clásicos con una nueva concepción de la acción online sin sacrificar ni un solo ápice de esta experiencia basada en el aclamado concepto del Tiempo Bala. Todo un reto al que se ha enfrentado Rockstar para que los jugadores que no lo activen no se sientan en desventaja. Para ello, todo se basa en la línea de visión de cada personaje, es decir, cualquier jugador que aparezca en la pantalla de quien activa el Bullet Time entrará de forma automática. A su vez, también meterán en esta burbuja ralentizada a los jugadores que vean ellos, pudiéndose salir si consiguen alejarse de nuestro campo de visión o miran hacia otro lado. Todo ello se basa en la correspondiente barra de adrenalina, de la misma forma que en la aventura principal, que rellenamos a través de nuestras muertes, asistencias u otras acciones. Esta barra nos permite ejecutar unos movimientos o habilidades especiales llamados Bursts (o ráfagas) que nos ofrece munición infinita, aumento de salud (propia o de nuestro equipo), eliminación de los perks de nuestros contrincantes, otros objetos que juegan con la confusión, la desaparición o la menor visibilidad de los marcadores rivales durante algunos segundos, o el propio Bullet Time.

Max Payne 3 Multiplayer Screenshot

Los niveles han sido eficazmente diseñados para ofrecer una libertad de acción acorde a su propuesta y diseñados con un gusto exquisito. Además, cada uno de ellos cuenta con dos modelos significativamente distintos con zonas bloqueadas, uno para 8 jugadores y otro para 16. El cambio de ritmo durante las partidas es constante, modificando a su vez el timing de respuesta y el resto de situaciones derivadas de ello (puntería, granadas, saltos, etc.).

A los habituales Todos contra Todos y Duelo por Equipos, hay que añadir otros dos modos de lo más sorprendentes: Guerra de Bandos y Max-sesino, todos ellos para 16 jugadores. Guerra de Bandos es un duelo por equipos con personajes y situaciones en marcos concretos de la historia rediseñados a modo de subtrama adicional (motivando al jugador a descubrir información adicional de cada personaje). Tenemos fases de capturar la bandera, defender una posición o matar al equipo contrario, donde se nos ofrecen los motivos para tales misiones. Max-sesino es un Rey de la Colina en el que encarnamos a Max (armado con dos Uzis) y su compañero Passos (con una ametralladora), equipados con analgésicos, con el único objetivo de aguantar más tiempo en pie contra el resto de jugadores. Cada vez que un jugador acaba con uno de los dos Reyes de la Colina se convierte en él.

Max Payne 3 Multiplayer Screenshot

No faltan a la cita los habituales puntos de experiencia para subir rango y adquirir nuevas armas (todo el arsenal armamentístico de la campaña principal) o los clásicos perks, con un nivel de personalización extraordinario. El detalle es que estas características inciden directamente en el peso de nuestro personaje, moviéndose más o menos lento en función de las habilidades que hayamos seleccionado antes de la partida, lo cual le aporta un buen componente estratégico.

El juego hace uso del motor gráfico RAGE (Rockstar Advanced Game Engine), el mismo utilizado en Grand Theft Auto IV y Red Dead Redemption, además del motor de animación Euphoria que permite disfrutar de unos movimientos mas reales que en otros títulos de la compañía. El trabajo a nivel artístico realizado es sencillamente brutal, cambiando esa ambientación negra y urbana típica de la saga por el colorido que ofrece Brasil y sus entornos exteriores. No quisiera hacerme pesado con el tema de las físicas, pero es increíble la cantidad de elementos destructibles dibujados por los escenarios. Los modelados y animaciones son de órdago, gracias a una mezcla de animación tradicional y captura de movimientos que logran transmitir una sensación de lo más realista. A lo que hay que añadir el gran nivel de detalle en el protagonista, ensuciándose e hiriéndose a medida que avanza la trama, digno de elogiar y que le aporta ese componente de credibilidad que sirve para ambientar, todavía más, la aventura.

Max Payne 3 Screenshot

Nuevamente tenemos a James McCaffrey interpretando a Max, aunque en esta ocasión no solo presta su voz como de costumbre sino que también es la imagen, con todas sus animaciones faciales y corporales.
Es posible que a más de uno le sorprenda que, habiendo doblado los dos anteriores juegos (y a buen nivel, dicho sea de paso, a cargo de Tomás Rubio), este no se haya doblado, pero no nos olvidemos que es política de Rockstar dejar sus juegos en versión original, algo que mientras sigan haciendo a este nivel no tenemos nada que objetar. Eso sí, la nota negativa la ponen unos subtítulos algo pequeños, igual que ya sucedió en Red Dead Redemption. Otro detalle a destacar es mantener los subtítulos para los diálogos en brasileño, lejos de ser un error es todo un acierto, puesto que poniéndonos en la piel del protagonista, este no entiende ni pizca de lo que le dicen en ese idioma, así que no veo porqué nosotros sí deberíamos entenderlo.
En cuanto a la banda sonora, como ya viene siendo habitual en Rockstar, vuelven a firmar un apartado sublime, la melodía mítica de Max Payne aparece en varios momentos durante el juego en un precioso guiño/homenaje, no os lo perdáis.

YouTube Preview Image

 

Sistema de botiquines/analgésicos de la vieja escuela
Perfecta interacción de la narrativa y la acción
Inexistencia de pantallas de carga
Trama, guión y ritmo magistrales
Excelente sistema de físicas
Jugabilidad exquisita
Multijugador equilibrado y bien diseñado


El tamaño de los subtítulos

VALORACIONES

Max Payne 3 vuelve a alzarse en el trono de los shooters en tercera persona como ya lo hicieran sus precuelas hace una década. Con una jugabilidad sencillamente perfecta, pulida y muy bien adaptada a los tiempos actuales (sin huir de esa mecánica clásica de botiquines), técnicamente impecable y con un sistema de físicas que sentará cátedra. Un producto largo, rejugable y tremendamente divertido, que nos sigue contando una buena historia de una forma envidiable. Con un multijugador muy completo que redefine los estándares del género, con esa concepción de la burbuja del Tiempo Bala basada en la línea de visión de cada personaje.

Los adjetivos se nos acaban para elogiar esta nueva obra maestra de Rockstar, simple y llanamente es un JUEGAZO que todo jugón, sea o no amante al género, debería jugar. Una compra obligada

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Técnico informático titulado y veterano jugón desde tiempos ancestrales. Empezó sus andanzas con un MSX SONY HIT-BIT que le regalaron sus padres a la temprana edad de 6 años y la Atari de su primo. Posteriormente vinieron la NES, con la que pasó sus mejores momentos junto con su hermano, SuperNes, MegaDrive, N64, Dreamcast, etc., hasta las actuales de nueva generación (PS3, 360 y Vita). Administrador de esta humilde morada y coleccionista enfermizo de videojuegos retro

9 Comentarios

  1. Musicgare May 21, 2012 a las 11:24 am

    BRUTAL este análisis Clark, esta vez te has salido!
    Este finde no tuve tiempo de pillarme el juego pero hoy en cuanto salda de currar voy de culo
    saludos

  2. Diego May 21, 2012 a las 12:44 pm

    pues si este es como los dos anteriores debe ser la ostia. Y x lo q comentas así es
    Ya le tengo ganas, a ver cuando cobre este mes..

  3. David May 21, 2012 a las 12:48 pm

    menudo analisis te has currado macho, un 10.
    Un juego con tantas cosas buenas y ninguna mala será que lo han hecho bien
    He leido q sale tambien para PC, de hecho los dos anteriores eran de PC. En cuanto salga me lo compro

  4. Sergio May 21, 2012 a las 1:40 pm

    Del analísis mejor no digo nada, porque siempre digo lo mismo, todo el que lee en esta web, conocemos tus analísis y de tus colaboradores. XD!! Unos cracks!!

    La verdad que cuando escuche que salía (Me lo dijo Clark), yo solo he jugado al 1, así que quiero intentar conseguir el 2 y comprarme el 3, porque esta saga, al menos el 1 me gusto mucho, despues de leer, aun me dan mas ganas!!
    A seguir así!! ;-)

  5. McRillo May 21, 2012 a las 5:11 pm

    Dios mío, pero si es casi perfecto!

    Estos de Rockstar son los putos amos.

    Todo un Must Huve.

    gracias por este genial análisis, Clark

  6. Pipo May 21, 2012 a las 8:01 pm

    llevo 3h y ya se ha convertido en mi GOTY
    tremendo la cantidad de objetos repartidos x el escenario con los q puedes jugar
    los 4 años de desarrollo se notan, vaya si se notan

  7. Link May 21, 2012 a las 10:03 pm

    grande Clark como siempre. Grandísimo análisis
    es una digna secuela de la saga, un juego que no deberia faltar en ninguna estantería

  8. Rafa May 22, 2012 a las 1:35 pm

    MAX vuelve a lo grande. Ya tiene razón la gente cuando dice que todo lo q toca Rockstar lo convierte en oro
    Coincido con la mayoría, buenísimo el análisis

  9. JUNKIngeniero October 23, 2012 a las 12:32 am

    Como mencionaba Pipo… Para mi tb es game of the year.. Verdaderamente impresionante, se volvio mi favorito tanto jugable como narrativamente… del terror las misiones desde q se afeita la cabeza, la del hotel abandonado tremenda y con una revelacion q veia venir pero q me dejo igualmente cn el estomago revuelto…. Una historia brutal y para adultos. Y jugablemente el olimpo. Muy bueno

Deja tu comentario