Vicioplanet

Análisis Need For Speed: Hot Pursuit

Una de las sagas más longevas de coches llega una vez más a su cita anual con la comunidad jugona. Pero seamos sinceros, esta saga ha ido perdiendo fuerza con los años, dando tumbos de un lado a otro sin saber muy bien qué dirección tomar. Los últimos Carbono, Prostreet o Undercover, dan fe de ello; tan solo Need for Speed Shift inyectó aire fresco a la franquicia, cambiándolo a un enfoque más simulador y dejando de lado el tunning característico de la saga, devolviendo de nuevo el interés de muchos seguidores y resultando ser un juego más que notable.

A lo largo de estos años, otra saga ha ido ganando en popularidad y diversión, estoy hablando de Burnout. Los chicos de Criterion han conseguido uno de los mejores Arcades de conducción que haya jugado jamás, mejorado entrega tras entrega, con espectaculares carreras, accidentes y una tremenda jugabilidad, 100% arcade.

Need for Speed: Hot Pursuit Screenshot

Para esta nueva entrega de Need for Speed, EA ha querido rescatar un concepto que le dejó grandísimos resultados hace una década, Hot Pursuit, haciéndole un completo lavado de cara a la saga para devolverla a lo más alto del panorama de la conducción Arcade. Para ello la han dejado en manos de Criterion (ya era hora) para combinar lo mejor de sus dos sagas, tomando como base las accidentadas carreras del mencionado Burnout con la esencia Need for Speed.

No os voy a engañar, me encanta la saga Burnout (especialmente Revenge), y cuando me enteré que Criterion se hacía cargo me volvieron las ganas hacia la saga NFS, y todavía más cuando me enteré que los suecos de DICE (Bad Company 2, Medal of Honor) se hacían cargo del diseño de los escenarios. Las cosas no podían pintar mejor, y visto el resultado no podemos ocultar nuestra satisfacción, pues consideramos su propuesta de lo más acertada.

Polis y cacos

El hilo argumental, por llamarlo de alguna forma, no será la panacea de la profundidad y nos presenta un planteamiento sencillo: unos corredores compiten con los coches más lujosos para llegar el primero. Hasta aquí no hay nada nuevo y podríamos estar hablando de un Burnout. Aunque a diferencia de este, aquí los coches son de verdad, un extenso repertorio de más de 60 coches que va desde un Porsche 918 Spyder, Jaguar XKR o Aston Martin V12, hasta un McLaren MP4, Maserati Quattroporte o el mismísimo Pagani Zonda Cinque, por poner algunos ejemplos. No hace falta que os diga que ponernos al volante de semejantes carros es una sensación impagable.

Need for Speed: Hot Pursuit Screenshot

A esta ecuación tenemos que añadir a la policía, que se dedica a perseguir estos actos que atentan a la seguridad del condado de Seacrest Country, una ficticia zona basada en California que se ha hecho famosa por sus carreras ilegales. Lo que a priori podríamos pensar en pan comido para los delincuentes no lo es en absoluto ya que los policías tampoco van cojos, y es que para conseguir dar caza a los corredores los cuerpos de seguridad de la zona también van calzados con bólidos de la misma índole: Porsche Cayman, Corvette ZR1, Lamborghini Reventon, Jaguar XKR, Aston Martin V12 o Bugatti Veyron, son algunos de ellos, los cuales iremos desbloqueando poco a poco.

Need for Speed: Hot Pursuit

Para dar más emoción al asunto, los corredores disponen de un limitado número de ítems que usamos con la cruceta del mando: cinta de clavos, Pulso Electro Magnético (PEM), el turbo y el inhibidor de radar (que nos hace invisibles ante el radar de la policía al mismo tiempo que impide que nos lancen su PEM); los cuales deberán esperar cierto tiempo para poder usarse. Por otro lado, la policía también tiene sus contramedidas, algunos exclusivos como el helicóptero o el bloqueo policial, más otros dos, PEM y bandas de clavos, iguales a los corredores. A parte de todos estos ítems, siempre podemos usar el óxido nitroso, mediante una barra que se rellenará gracias a nuestra conducción temeraria: conducir por el carril contrario, derrapar, hacer rebufo, esquivar coches, etc., de una forma similar a Burnout.

Need for Speed: Hot Pursuit Screenshot

El resultado que obtenemos no es otro que intensas y divertidas persecuciones policiales con el uso de los mencionados ítems. Este modo de juego es el que se conoce como Hot Pursuit, el cual puede ser jugado desde cualquiera de los dos bandos, donde el rival no es el cronómetro sino los demás rivales, ya sean delincuentes o la pasma.

El juego se basa en un sistema de rangos, independientes para cada clase (Corredor o policía), dividido en 20 niveles. A medida que subimos de rango vamos desbloqueando elementos como vehículos nuevos, nuevas localizaciones y pruebas, objetos de contramedida o mejoras de estos últimos: cintas de clavos más altas y anchas, bloqueo policial con coches más grandes, etc; a la vez que la actuación policial va aumentando su grado de contundencia.

Need for Speed: Hot Pursuit Screenshot

El sistema de juego nos recuerda claramente a Burnout Revenge, con un extenso mapeado del condado con numerosas localizaciones donde podemos encontrar varias pruebas que se disputan en ese escenario, con ligeras variaciones en los circuitos. Nuestro objetivo en el caso de los corredores es claro, llegar el primero sin más contemplaciones en dos modos, contrareloj y Hot Pursuit; donde obtendremos nuestra medalla de oro, plata o bronce. En el caso de la policía tenemos tres tipos de pruebas donde también obtendremos nuestra medalla de distinción, mérito o mención; las anteriormente comentadas Hot Pursuit, Interceptor (donde debemos perseguir a un único corredor) o las de Actuación rápida o Primer contacto, en las que deberemos llegar a un lugar concreto en el tiempo establecido para poder hacer la detención al infractor. Me gustaría añadir que estas últimas se hacen bastante pesadas, ya que cada vez que rozamos algún objeto de la carretera o provocamos cualquier alteración en el tráfico nos penalizan con unos segundos, los cuales son vitales para conseguir los mejores tiempos.

La personalización de los vehículos se ha visto mermada respecto otros juegos de la saga, caracterizada por el tunning y la edición de los mismos. Aquí únicamente tenemos la opción de cambiar el color, y no en todos los vehículos. Pero tampoco tendría mucho sentido, ya que a tanta velocidad y con tantos accidentes la pintura salta rápidamente y no da tiempo de ver lo bonitas que son nuestras llantas o nuestro alerón.

Need for Speed: Hot Pursuit Screenshot

Bienvenidos a la red social Autolog

Autolog es una especie de red social que nos permite relacionarnos con nuestros amigos de Live o PSN para compartir fotos, puntuaciones y demás; un concepto que ya se dejó ver en Burnout Paradise. Pero sobretodo sirve para picarnos, ya que cada vez que arranquemos el juego nos saldrá la pantalla de “Autolog recomienda” indicándonos las novedades referentes a nuestras amistades, qué han hecho, si nos han batido, etc., un aspecto absolutamente desafiante que nos picará mucho, aunque a la larga también acabará cansando un poco.

La jugabilidad es Burnout 100%, accidentadas carreras donde no nos quitamos de encima a los rivales a base de ostias y donde el freno es un elemento de decoración;  lo cual ya os digo que si no os gusta la saga mucho me temo que este juego no es para vosotros. Los que disfrutaron con el espectáculo de los Takedowns y esa adrenalina se encontrarán con todas esas rápidas y accidentadas carreras, con un camino prefijado y del que no podemos desviarnos, tan solo para tomar los atajos (y ojo que no todos nos harán ganar tiempo). Por las rápidas carreteras nos encontraremos algo de tráfico, fácilmente evitable, y factores climatológicos como lluvia o nieve que nos hará deslizar ligeramente. Aunque sí se echa de menos poder seleccionar el cambio de marchas manual (vale que con tanto ajetreo durante la carrera solo nos falta estar pendientes de las marchas, pero siempre hay que pensar en los jugadores más exigentes o los que disfrutan con su volante G27).

Need for Speed: Hot Pursuit Screenshot

La conducción es sencilla, y aunque se aprecian diferencias entre los distintos coches distan mucho de su conducción real a lo Gran Turismo, lo cual es absolutamente lógico ya que aquí se premia el espectáculo y la conducción Arcade. En cuanto a la IA debo decir que se comporta de una forma bastante agresiva, sobre todo cuando alcanzamos rangos elevados, y el tráfico no representa ningún tipo de complicación ya que es bastante escaso.

Por último, disponemos de un modo Freedrive que nos deja este mundo creado para la ocasión totalmente abierto, en una maniobra de asemejarse a Burnout Paradise. Digo asemejarse porque se queda a medio camino.

El apartado Multijugador es una auténtica pasada. Al gran invento del Autolog comentado anteriormente, debemos añadir las carreras con 8 amiguetes, el modo Interceptor, que enfrenta únicamente a un policía y un corredor y el espectacular modo Hot Pursuit, carreras de 4 policías contra 4 corredores, o con las configuraciones que queramos (un solo poli contra 7 corredores, 6 polis contra dos corredores, etc.), simplemente brutal. El único “pero” que me he encontrado han sido los típicos niñatos que pasan de la carrera y van a fastidiar a los compañeros, y la ausencia de un modo a pantalla partida.

Need For Speed: Hot Pursuit Multiplayer

Apartado gráfico impecable

Los escenarios de Seacrest Country han sido diseñados por el estudio sueco DICE, muy cuidados en diseño y detalles. Más de 160km de carreteras preparadas para ir a toda leche, con sus curvas, tráfico y numerosos atajos (aunque no todos los caminos secundarios son atajos), todo ello envuelto en un paisaje precioso que va desde las cálidas playas a las áridas montañas nevadas, con la particularidad de poder apreciar cómo va cambiando el entorno paulatinamente. Los modelados de los vehículos son alucinantes: texturas, polígonos o las animaciones de los volcados y derrapes lucen a un gran nivel. Y como no podía ser de otra forma, con una tasa de imágenes por segundo de lo más alta que traslada una extraordinaria sensación de velocidad sin provocar ralentización alguna. Un excelente apartado, muy trabajado en todos sus aspectos.

Need For Speed: Hot Pursuit

El apartado sonoro destaca por un doblaje a nuestro idioma a un buen nivel, con los diálogos de la policía por radio, explicaciones de todo el funcionamiento y la descripción de cada coche. La Banda Sonora, con temas de 30 Second to Mars, Bad Religion, Benny Benassi, Weezer o Lemonade, entre otros, acompañan de una forma formidable el ritmo frenético de las carreras y además la podemos cambiar en cualquier momento de la carrera.

YouTube Preview Image

LO MEJOR
LO PEOR

Excelente apartado gráfico, con una altísima tasa de frames

La extraordinaria sensación de velocidad, made in Criterion

Los espectaculares accidentes

La modalidad Hot Pursuit, tan divertida como desafiante

Esa maravilla llamada Autolog, capaz de engancharnos con piques entre amigos

¿Dónde están las marchas?

Tráfico anecdótico

Se echa en falta un modo a pantalla partida

Una vez más en una entrega de NFS, no hay ni un Ferrari

Valoración

Puede que este Hot Pursuit no sea una entrega totalmente fiel al estilo y diseño de los anteriores juegos de la franquicia, sin embargo Criterion ha acertado de lleno en su propuesta, basada en la sencillez y el espectáculo, rescatando un concepto que ya triunfó anteriormente en la franquicia. Todo ello acompañado por el concepto del Autolog evolucionado respecto Burnout Paradise, que potencia la rejugabilidad y la competitividad con nuestros amigos, y que según parece van a empezar a incluir en futuros juegos de la compañía.

Need For Speed: Hot Pursuit se ha convertido por méritos propios en uno de los mejores arcades de conducción de la presente generación, tremendamente divertido, frenético y de lo más espectacular. Nos ha devuelto la ilusión por una de las sagas más veteranas que empezaba a mostrar síntomas alarmantes de cansancio.
En unos meses vuelve Shift con una segunda entrega que promete volver a dejarnos con la boca abierta. Sin duda, la franquicia vuelve al lugar de honor que le corresponde.
 

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Técnico informático titulado y veterano jugón desde tiempos ancestrales. Empezó sus andanzas con un MSX SONY HIT-BIT que le regalaron sus padres a la temprana edad de 6 años y la Atari de su primo. Posteriormente vinieron la NES, con la que pasó sus mejores momentos junto con su hermano, SuperNes, MegaDrive, N64, Dreamcast, etc., hasta las actuales de nueva generación (PS3, 360 y Vita). Administrador de esta humilde morada y coleccionista enfermizo de videojuegos retro

5 Comentarios

  1. Fede January 19, 2011 a las 7:24 pm

    La verdad que parece estar muy bueno, auqnue todavía este un poco caro como para poder jugarlo 😛 Iugal espero poder hacerlo en cuanto pueda.
    Muy buen análisis.
     
    Saludos 😉

  2. Jorge Duré January 20, 2011 a las 4:04 am

    Este juego está incluido en mi lista de "juegos que mi mejor amigo tiene que tener cuando se compre la PlayStation 3", y no es broma. La verdad es que ansiaba mucho que saliera este título, los anteriores NFS ya eran más de lo mismo.

  3. Link January 20, 2011 a las 8:37 am

    BRUTAL el juego y los piques con los colegas. Criterion son los amos del espectáculo Arcade
    Yo me lo compré estas navidades que había bajado el precio a 49,95€, un precio más asequible que los 70 q costaba al inicio. Y no me arrepiento de la compra, hay horas y horas de vicio. La única pena es no tener amigos con los que picarse o jugar 🙂
    GRAN análisis Clark, como de costumbre

  4. Paquito January 20, 2011 a las 8:44 am

    Tengo q decir que con el Shift del año pasado ya revitalizaron la saga, que sí es verdad q estaba para el arrastre. A mi personalmente me encantó.
    Este Hot Pursuit es de lo más grande que he visto yo en juegos de coches los últimos años. Y si, Criterion son los PUTOS amos
    Dentro de nada vuelve Shift con su segunda parte. Aunque me encantó su planteamiento y por lo q he visto, este Shift 2 promete mucho, no se si es bueno lanzar tan seguido juegos de la saga. Veremos como sale la jugada.
    Creo q los que hemos jugado a esta Hot Pursuit coincidimos en que este análisis es de los mejores. Gran trabajo sin duda

  5. Dan Mustaine January 17, 2012 a las 1:11 am

    disfrutable de principio a fin, sin embargo extraño una ciudad con más carne, como lo fue Rockport en NFS Most Wanted, la posibilidad de dejarles caer cosas a los perseguidores, el encontrar escondites donde “enfriar” la persecución y varios detalles que hicieron grande esa entrega
    pero se entiende, esto es un Hot Pursuit y no enfrentaremos hordas de autos policiales tras nosotros, sino una competencia dnd se emula el online y hay un equilibrio entre perseguidores y perseguidos

    de lo mejor que le ha pasado a la saga en un largo tiempo, y un juego muy entretenido
    BRILLANTE