Vicioplanet

Análisis Need for Speed The Run

Parece mentira que desde 1994 hayan salido ya casi una veintena de títulos de la saga Need for Speed, naturalmente los hay mejores y “no tan buenos” pero cada uno ha intentado ofrecer algo nuevo en lo que al género de la conducción se refiere. Tunning, carreras nocturnas, persecuciones policiales, simuladores realistas o juegos tipo sandbox han sido algunos de los estilos utilizados a lo largo de los años.

Need for Speed The Run Screenshot

Después de pasar por Criterion y su Hot Pursuit y Slighty Mad con Shift 2 le toca el turno a uno de los estudios internos de EA y que además es el que más títulos tiene en su haber (6), Black Box. Los canadienses decepcionaron bastante con su Undercover en 2008, y después de una serie de reestructuraciones internas vuelven a la carga con Need for Speed: The Run y el estilo más arcade.

Da igual que ganes por 1 cm o 1 km, ganar es  ganar
Dominic Toretto – A Todo Gas (2001)

YouTube Preview Image

LOS LOCOS DE CANNONBALL

Recordáis Los Locos de Cannonball de 1981? (no es Casablanca pero te ríes un rato, os la recomiendo), básicamente el argumento trata de una carrera ilegal costa a costa de los USA en la que los corredores utilizan automóviles y tácticas de lo más variopintas para evitar a la policía, llegar en primer lugar y lograr el premio, dinero que si no.

Pues esto es lo que nos vamos a encontrar en Need for Speed: The Run, menos la comedia y los vehículos extravagantes. En lugar del personaje de Burt Reynolds nos ponemos en la piel de Jack Rourke (basado en Sean Faris, el prota de Rompiendo las Reglas), del que no nos explican nada, aparte de que tiene problemas con la mafia, de hecho nuestra primera misión será escapar de nuestra ejecución, y al que una antigua amiga (con la voz y el aspecto de Christina Hendricks) patrocinará su participación en The Run, una carrera de San Francisco a Nueva York, a cambio de buena parte del premio, nada menos que 25 millones de dólares.

Need for Speed The Run Screenshot

El argumento nunca ha sido un aspecto fundamental en los juegos de conducción, la competición y el deseo de acabar en primera posición es motivación suficiente para tenernos horas pegados al pad (o al volante para los más afortunados) así que en cierta medida se agradece que nos ofrezcan lo que podría considerarse como “la campaña individual” de los FPS, por ejemplo.

Aunque siendo sinceros, la historia de NFS: The Run no hay por donde pillarla. Supuestamente tras un accidente caemos en desgracia con la mafia y unos policías corruptos, cosa que nos deja con unas enormes deudas que no podemos pagar y hace que ganar la carrera sea nuestra puerta de salida a una situación desesperada. Digo supuestamente porque después de acabar el juego solo sabremos que nos persigue la mafia, pero nada más. El resto lo he averiguado yo por mi cuenta investigando para el análisis, dado que la información obtenida jugando es escasa tirando a nula.

Electronic Arts ha puesto toda la carne en el asador con esta nueva entrega, dándole el encargo a uno de sus estudios más veteranos en NFS, al que ha proporcionado el nuevo motor Frostbite 2 que DICE ha utilizado en el impresionante Battlefield 3, y en el aspecto mediático, además de contar con la voluptuosa Christina Hendricks, también ha participado Michael Bay en la realización de un spot televisivo y dos corredoras están basadas en las modelos Irina Shayk (la de CR7) y Christine Teigen. Todo un derroche de medios.

Need for Speed The Run Screenshot

SPEED RACER

Como hemos comentado NFS: The Run se comporta más como un FPS que como un juego de conducción al uso, y en él encontramos los modos típicos de este género: la campaña, los desafíos y el multijugador.

La campaña se basa en llegar en primera posición a Nueva York saliendo desde San Francisco y atravesando los Estados Unidos de costa a costa, recorriendo más de 4.500 km de distancia en el trayecto. Ya en la primera fase, antes de que empiece la carrera en sí, en la que nos escapamos de la mafia, nos encontraremos con uno de los aspectos más polémicos del juego, el uso de QTE.

En varias ocasiones durante el transcurso de la trama y por motivos diversos, nuestro protagonista abandonará el vehículo y seguirá a pié. En lugar de controlar al personaje normalmente lo realizaremos con QTE sucesivos, para correr, saltar, golpear, etc … hasta que de alguna manera (ya predeterminada) consigamos entrar en otro coche y volver a conducir. En fin, es lo que hay, hasta en la sopa.

Need for Speed The Run Screenshot

Ya metidos en la carrera escogeremos uno de los coches disponibles, teniendo en cuenta sus especificaciones los podemos dividir en Sport, Exótico y Muscle según vayan mejor en ciudad, carretera o campo a través, aunque realmente la diferencia es mínima y podremos utilizar cualquier clase sobre cualquier tipo de trazado con los mismos resultados. El abanico es limitado, puesto que cada vez que estamos “obligados” a escoger tenemos solo 3 o 4 coches a nuestra disposición. Eso sí, diferentes en cada elección.

Otro aspecto incomprensible es el de cambiar de coche (tendremos más autos para escoger), en lugar de hacerlo al inicio de la fase, como sería normal, lo haremos durante su transcurso estacionando en una gasolinera con ese uso específico, además realizar este cambio de coche supone una pequeña pérdida de tiempo respecto al resto de los competidores. Si, suena raro, pero es cierto. Si alguien encuentra una razón lógica que me lo diga, porque yo no la encuentro.

La carrera está dividida en 10 niveles, y cada nivel tiene sobre unas 5 fases. Estados Unidos es un país muy extenso y con una gran diversidad natural y paisajística, y eso se hace patente en los escenarios por los que transcurre la competición.
Saliendo desde el mismo San Francisco y su Golden Gate recorreremos la campiña californiana, los desiertos de Nevada, Las Vegas y sus calles de neón, las montañas nevadas de Colorado, los llanos del Medio Oeste con campos de trigo hasta donde alcanza la vista. Y ya en la costa este, la ciudad de Chicago, la zona de los Grandes Lagos, los bosques de Pennsylvania, y las zonas industriales de Nueva Jersey hasta llegar a la Gran Manzana y sus rascacielos.

Need for Speed The Run Screenshot

La mayor parte de las fases consistirá en superar a un determinado número de competidores, empezamos desde la posición 210, antes de llegar a cierto punto. Básicamente es como acabar en primera posición pero con otro nombre.
En otras tendremos que correr superando rivales sucesivos de uno en uno, en el que debemos adelantarlos y mantener la posición antes de que una cuenta atrás llegue a cero.

En determinadas ocasiones será directamente un enfrentamiento uno contra uno con ciertos corredores que pese a que el juego les proporciona una historia y un motivo para participar, menos uno, el resto no aporta nada, les ha tocado a ellos como podía ser cualquier otro. Lo bueno es que podremos quedarnos con su coche.
Y finalmente, carreras contra reloj en solitario superando diversos checkpoints.

Estos checkpoints, que aparecen en todos los trazados, son parte fundamental en otro de los aspectos delicados, los Resets o rebobinados. Si sufrimos un accidente grave, nos salimos de la calzada o por algún motivo nuestro coche no puede seguir corriendo, automáticamente saltará el reset y volveremos a la carrera desde el último checkpoint superado. Es algo que puede no gustar a algunos, pero bueno, tampoco es malo del todo.

Need for Speed The Run Screenshot

En la carrera, aparte de los otros competidores, tendremos otras dificultades en nuestro camino, como los efectos meteorológicos tipo tormentas de arena, avalanchas de nieve o el inicio de un tornado, conducción nocturna, carreteras con curvas muy cerradas, tráfico intenso, tramos off-road, pero sobretodo la intervención de la policía, y en los niveles finales de la mafia.

Se tiene que experimentar la presión a la que nos somete la policía para creerlo, el resto del mundo no existe, solo nosotros, empujones a alta velocidad, intentar detenernos colocándose delante nuestro y frenando a saco, 2 contra 1, 3 contra 1, o controles de carretera son algunas de las lindezas a las que seremos sometidos. En ocasiones parece que estemos jugando al NFS: Most Wanted.

Y además la mafia con sus coches negros, es como la policía pero en lugar de hacernos controles de carretera nos disparan y añaden al fuego el uso de un helicóptero que, naturalmente, también nos dispara. Suerte que el juegos nos da consejos tan útiles como: “Esquiva la balas”, Si? No me digas.

Need for Speed The Run Screenshot

La inteligencia del juego tampoco está a la altura, en ocasiones si un oponente está muy avanzado nos “espera” para el final de la fase, y de la misma manera si somos nosotros los que llevamos la ventaja veremos como se reduce de forma drástica conforme se acerca la meta, con lo que lo que hacemos durante el resto de la fase es prácticamente irrelevante. O como la mayoría de los ya típicos atajos no se utilizan.

Y naturalmente las “trampas” o ventajas que el juego tiene, quién no se ha encontrado en coche en contra dirección tras pasar un tramo elevado que impide la visión? O tráfico en las dos direcciones a la vez ocupando todos los carriles, etc, etc… Ya nos las sabemos de memoria y aquí nos las encontramos todas. Mención aparte a los atajos que en realidad son más lentos que el tramo oficial o a que los coches de policía vayan más rápidos que bólidos que cuestan 1.5 millones.

Como suplemento a lo que es el desarrollo normal de la carrera también iremos ganando puntos de experiencia y subiendo de nivel según nuestra actuación en la carrera, al principio solo será por superar rivales o ganar tiempo en las contra reloj, pero conforme subamos de nivel también recibiremos XP por alcanzar la velocidad punta, saltar, derrapar o hacer takedowns a la policía entre otros.
Y así mismo este aumento de nivel servirá para que podamos acceder al nitro, drafting, y otras mejoras para nuestro coche.

Need for Speed The Run Screenshot

No superaremos una fase, y tendremos que repetirla, si no cumplimos los requisitos de la misma, básicamente no llegar los primeros al punto de destino o si consumimos todos los resets, que van de 10 en el nivel fácil a 1 en dificultad extrema, con normal y difícil entre las dos. El contador de la carrera solo tiene en cuenta el tiempo efectivo de competición, sin repeticiones ni cinemáticas, con lo que puede parecer poco, yo la acabé con un tiempo de 2:20:45.

A esto hay que añadirle sobre todo el tiempo de las repeticiones que estará influido por la dificultad elegida puesto que esta determina, además de los resets, la agresividad de los contrarios, de la policía y la mafia. En dificultad normal es elevada, aunque en unas 5 horas se puede completar. En extrema es un infierno, solo al alcance de los elegidos.

Need for Speed The Run Screenshot

Una vez completado el juego no podemos disputar una fase en particular, solo niveles enteros, lo que a estas alturas es desconcertante, aunque para paliarlo tenemos el modo de Desafios. Estos se irán desbloqueando a medida que superemos niveles en la campaña, con lo que si la hemos acabado dispondremos de su totalidad. Son 11 con 5 pruebas cada uno, se disputan offline, y consiste en los mismos tipos de objetivos que en la campaña y con trazados muy similares.

Como recompensa por nuestra actuación obtendremos medallas de oro, plata o bronce según el tiempo conseguido. Empezaremos con una selección limitada de coches pero podremos ir desbloqueando más si cumplimos ciertos requisitos.
Y para finalizar, en el Multijugador podremos disputar carreras de hasta 8 jugadores en 6 modos diferentes, aunque la mayoría hace referencia al tipo de coches que podemos utilizar.

Tanto en desafio como en multi jugador podremos obtener XP, acumulables a los de la campaña, y llegar hasta el nivel 30, que es el máximo. En total podremos desbloquear unos setenta automóviles de una veintena de marcas, incluidos coches de policía.

Need for Speed The Run Screenshot

THE FAST AND THE FURIOUS

Gráficamente NFS: The Run utiliza buena parte de la potencia que le proporciona el motor Frostbite 2 desarrollado por DICE para su Battlefield 3, y al igual que este sobresale en todo los temas de iluminación y destrucción del entorno. Aunque en general el aspecto es muy bueno, nos queda la impresión que todavía se podría haber aprovechado algo más.

Corre a un buen framerate de forma constante, los modelos y los escenarios están muy bien acabados, pero en momentos tarda en cargar ciertos elementos del escenario, aunque no es considerable y entra dentro de la media. Los elementos atmosféricos están recreados con gran fidelidad y yo personalmente tengo entre mis favoritos la fase que transcurre durante el inicio del tornado, con una gran tormenta eléctrica. Como en Twister.

En el aspecto negativo tenemos que mencionar los tiempos de carga entre fases, algo más elevados de lo deseable. El comportamiento de los vehículos tampoco está muy logrado, puesto que, por ejemplo, aunque se supone que todo el juego tiene un estilo arcade, el acto de derrapar es un suplicio, y en muchas ocasiones haremos un trompo en medio del derrape. En general los coches no responden con presteza a nuestros comandos, con lo que la experiencia global se resiente.

Need for Speed The Run Screenshot

En otro apartado, los trazados, de los que tendremos un total de 300 km, se benefician de la variedad de los escenarios naturales aunque por alguna extraña razón (otra más) en lugar de utilizar autopistas como todo el mundo, nos empeñamos en utilizar frecuentemente carreteras que parecen comarcales (siendo optimistas) lo que sumado al hecho de que pese a tener infinidad de espacio en lo que sería el arcén, si nos alejamos un metro de la calzada provocaremos un reset, hace que tengamos dificultades reales en mantener nuestro vehículo dentro de la pista.

El juego está doblado al castellano, aunque no hay mucho diálogo que digamos, la selección de melodías entra dentro de la variedad que hemos ido teniendo en las últimas entregas y el sonido de los motores, neumáticos y demás elementos del juego son correctos.

Englobando toda la experiencia volvemos a encontrar el magnífico servicio Autolog, que nos permite saber en todo momento, casi en tiempo real, lo que están haciendo nuestros amigos y si han superado nuestros tiempos, tanto on-line como off-line, ver sus fotografías o invitar a otros para competir.

YouTube Preview Image



Gráficamente notableLa variedad de escenarios

El intento de aplicar una narrativa

Estilo cinematográfico

Control del coche mejorableQTE en conducción? Basta ya

Historia muy floja

Sensación de desaprovechamiento

VALORACIONES

Need For Speed: The Run provoca sensaciones encontradas, por una parte tenemos un juego de conducción arcade con una campaña muy cinematográfica y un destino final, en contraposición con los típicos títulos de circuitos cerrados al que damos vueltas sin parar, pero por otra parte la historia en si no está nada desarrollada, con lo que hace que no tengamos ninguna conexión emocional con el personaje o sus circunstancias, con lo que el interés de la campaña se diluye y se convierta en otro juego donde lo único importante es quedar primero.

El juego es interesante a nivel técnico, con mención especial para los escenarios, pero el control del automóvil es muy mejorable, si a eso le sumamos ciertas decisiones poco acertadas como los QTE, los cambios de coche, la agresividad de la policía, no poder cambiar el ángulo de la cámara y algunas cosas más hace que sea difícil recomendar la compra, sobre todo cuando todavía tenemos en las estanterías el magnífico Hot Pursuit.

Aún así, todavía puede ser interesante para aquellos que buscan una experiencia de conducción arcade con una duración no tan extensa como la que suele ser habitual, con un multijugador de corte clásico pero competente y el fiable Autolog para unirlo todo.

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

"La fuerza es intensa en él, pero todavía no es un Jedi", seguramente por todos esos vicios que tiene. Ha visto la trilogía original más veces de las que admitiría en público, y es de los que cree que George Lucas ha violado su niñez con las precuelas y las reediciones. Consumidor incansable de películas, libros, cómics y música de cualquier era, género y condición, aunque con preferencia para cualquier cosa hecha en los 80.

13 Comentarios

  1. Alfonso November 24, 2011 a las 3:33 pm

    que previsible! lo que pude ver en la gamefest no me hizo saltar de emocion, y tus palabras reafirman estas impresiones
    Esperaré a q esté a 20 pavos

    • Darth Ka November 25, 2011 a las 8:04 pm

      Otro juego desaprovechado, lástima. La idea era buena, pero la realización no.

  2. Nasry November 24, 2011 a las 3:38 pm

    A mi esque los entornos me tienen enamorados. Opino igual que el compañero de arriba, cuando este a 20 pavos.

    • Darth Ka November 25, 2011 a las 8:05 pm

      Están muy bien conseguidos, si todo el resto fuese igual…

  3. Dani November 24, 2011 a las 4:41 pm

    como siempre, un gran análisis. Los sarcasmos del redactor son lo mejor: “Esquiva la balas” xDDD
    BRUTAL

    • Darth Ka November 25, 2011 a las 8:07 pm

      Gracias, se hace lo que se puede.

      Lo malo es que ese comentario del juego en concreto es completamente cierto. Te están acribillando desde 3 direcciones distintas y la solución es: esquivar las balas. Gracias, no se que haría sin ti.

  4. Musicgare November 25, 2011 a las 8:32 am

    Todavía sigo disfrutando del fantástico Hot Pursuit del año pasado, este Hot Run no me tiraba, la verdad, y me lo acabáis de aclarar
    muy buen análisis

    • Darth Ka November 25, 2011 a las 8:08 pm

      Es que el Hot Pursuit es mucho Hot Pursuit. Seguramente el mejor arcade de toda la generación.

  5. McRillo November 25, 2011 a las 10:31 pm

    Otro juego del que me esperaba mucho más….. carreteras abiertas de costa a costa….pero al final y pese al notable nivel técnico, es un juego para pillarlo de segunda mano o esperar que lo rebajen… sin duda preferible el Hot Pursuit.

    Gracias por el genial análisis… una vez más!

  6. Alex November 28, 2011 a las 12:39 pm

    Pues si q se veía a venir, para mi ya podrían mandar a la mierda a Black Box, lamentables sus últimos juegos
    deberían dar descanso a la saga
    en cuanto baje de precio igual me hago con él

    Saludos

  7. David November 28, 2011 a las 8:53 pm

    se agradece la campaña, algo raro de ver en un juego de conduccion, aunque podrian habérselo currado un poco mas. La conducción no esta demasiado pulida, o nos hemos “mal” acostumbrado al tremendo Hot Pursuit

  8. Juanki December 29, 2011 a las 3:24 pm

    Pues mira que la demo sí me gustó mucho!
    En fin, como apuntan por aquí, esperaré a que el juego esté a un precio más…, “asequible”
    Salu2 compañía!

  9. PABLO February 29, 2012 a las 7:32 pm

    UUUUUUUUUUU LA MIE… CORTA Y GASTE TODOS MIS AHORROS EN ESTE JUEGO ESPERO QUE EL PROXIMO TENGA UN POCO MAS DE HISTORIA … PERO LOS EFECTOS ESTVIERON MUY BUENOS
    PERO FALTA UN POCO AL EFECTO DE VELOSIDAD ASI DARIA UN POCO DE REALISMO SALUDOS….

Deja tu comentario