Vicioplanet

Análisis Resident Evil HD Remaster

Hablar de Resident Evil (Biohazard en Japón) es hablar de uno de los padres del Survival Horror. Si bien no fue el primero –este honor le corresponde al bueno de Edward Carnby en el clásico Alone in the Dark– sí redefinió el género en el año 1996 en un juego lanzado inicialmente para la primera Playstation y posteriormente para Saturn y PC, cosechando un gran éxito de críticas, aclamado por toda la comunidad jugona y vendiendo nada menos que 2,7 millones de copias. El juego, creado por Shinji Mikami, inspirado en un RPG de la propia Capcom llamado Sweet Home (Famicom. 1989) y con palpables influencias en las películas de George A. Romero, creó una nueva tendencia para un género que resurgió marcando unas pautas que otros no tardarían en usar (Silent Hill) y convirtiéndose en el referente absoluto del Survival Horror. Pero no fue hasta su segunda parte (dirigida por un tal Hideki Kamiya) cuando esta saga eclosionó en todo su esplendor, con un título más espectacular y mucho más pulido, vendiendo la friolera cifra de 5,8 millones de copias y marcando el comienzo de una de las franquicias más exitosas y rentables en la historia de los videojuegos.

Resident Evil HD Remaster Screenshot

A finales de 2001 Nintendo lanzaba al mercado su nueva consola, la GameCube, y necesitaba un bombazo para atraer a la gente y demostrar el potencial de su nuevo hardware. A raíz de esto llegaron a un acuerdo con Capcom para realizar un remake del primer Resident Evil (un acuerdo que comprendía también la exclusividad del futuro Resident Evil 4 y los llamados Capcom Five, así como el paso de Resident Evil Zero de Nintendo 64 a GameCube), algo que entusiasmó al propio Mikami, que pudo hacer el juego tal y como le hubiera gustado hacer en su momento pero sin las limitaciones que imponía el hardware de la época ni de preocuparse de convertir el juego a otros sistemas. Sin embargo, y a pesar de la inmensa calidad del juego (uno de los mejores de la saga), el título fue un fracaso en ventas debido al limitado mercado de compradores de la plataforma en la que fue lanzado.

Para este remake de 2002 apenas se aprovecharon cosas del juego original, e incluso el mapeado (lo más parecido) sufrió alguna modificación añadiendo nuevas zonas a fin de poder dar nuevas “sorpresas”. Se mantuvo el esquema de fondos 2D prerenderizados, con un nivel de fotorealismo en los escenarios brutal, que además ya no eran fijos sino que  cobraban vida con elementos móviles y unos efectos dinámicos de iluminación verdaderamente espectaculares. Nuevas animaciones para los personajes (mucho más detallados) que dejaban sin aliento, y un doblaje rehecho desde cero que acompañaba a la también rehecha banda sonora de los clásicos temas del juego original compuestos por Masami Ueda.

Resident Evil HD Remaster Screenshot

En términos jugables, el juego sufrió importantes cambios para mejorar la experiencia: nuevas áreas, nuevos y renovados puzles, nuevos sustos, nuevas armas, un nuevo movimiento de 180º inaugurado en Dino Crisis y ya asentado en la saga, o nuevos modos de juego, entre otros, aunque se perdió la  intro original con actores de carne y hueso. Eso sí, el juego mantenía el clásico sistema de cámaras fijas con el también clásico sistema de guardado mediante cintas en máquinas de escribir (santo y seña de la franquicia) o la presencia de los baúles para almacenar nuestro inventario, así como las diferentes historias y finales.

A estas alturas todo el mundo conoce la saga Resident Evil pero quizá no todos hayan jugado a este primer juego, a pesar de haber oído en numerosas ocasiones ciertos acontecimientos que sucedieron en una mansión llamada Spenser. Capcom ha pensado en ellos (bueno, y también en su bolsillo) y nos trae esta primera incursión con los zombies infectados por el virus T en perfecto HD para poder disfrutar en nuestras máquinas actuales (PS3/360/PC/PS4/One) por el módico precio de 19,99€. Una remasterización que está basada en este maravilloso remake de GameCube y que, paradójica e incomprensiblemente, no aparece en WiiU. Novedades principalmente técnicas, con resolución a 1080p, sonido 5.1, pantalla panorámica o modos de control adaptados a tiempos más actuales. Características totalmente opcionales, pues tenemos la opción de jugarlo en su formato original.

Resident Evil HD Remaster Screenshot

La historia nos sitúa en 1998, en las montañas Arklay, cerca de Raccoon City, dónde extrañas muertes han estado ocurriendo. El equipo Bravo de S.T.A.R.S. es enviado a investigar los sucesos, cuando un fallo en el helicóptero donde viajaba el grupo hace perder toda comunicación con sus miembros, y se decide enviar al equipo Alpha (comandado por Albert Wesker) para averiguar qué ha ocurrido con sus compañeros. Al descender el helicóptero para investigar una extraña humareda, el equipo Alpha es atacado por un grupo de feroces perros, por lo que se ven obligados a refugiarse en una mansión cercana, la Mansión Spencer. Al avanzar la historia y explorar el lugar, descubrimos que la mansión está siendo usada como laboratorio clandestino por el conglomerado farmacéutico Umbrella, que ha llevado a cabo experimentos ilegales con el llamado T-Virus, responsable de las mutaciones y engendros con los que nos enfrentamos durante toda la aventura. Esta es la trama que nos presenta este primer título, la cual vamos vislumbrando a medida que avanza la historia y encontramos objetos o diarios que nos explican lo que le sucedió a la gente.

El juego nos pone en la piel de uno de los dos personajes principales, Chris Redfield o Jill Valentine, cada uno con distintos matices, por ejemplo Chris es más fuerte pero Jill dispone de una ganzúa que le permite abrir las puertas más fácilmente. Con ellos viviremos la historia desde su punto de vista y cuyo desenlace variará en función del personaje escogido y las decisiones tomadas –lo cual aporta un interesante componente rejugable–. Durante la aventura debemos descubrir los secretos que esconde la mansión explorando cada rincón de cada habitación, resolviendo puzles y sorteando a los inquilinos no-muertos de la casa. Una auténtica aventura de supervivencia terrorífica que nos obliga en todo momento a reservar munición, calcular bien cada disparo y, por supuesto, sufrir por encontrar una máquina de escribir con la que guardar nuestros avances (y mucho cuidado con malgastar la tinta con cada guardado, no vaya a ser que no encontremos más y no podamos guardar la partida).

Resident Evil HD Remaster Screenshot

El secreto del éxito radica en la extraordinaria ejecución de sus dos pilares principales. Por un lado la exploración y la resolución de puzles, que nos obliga a volver con la llave correspondiente a habitaciones en las que ya hemos estado para acceder a nuevas áreas de la mansión, o examinar bien todos los objetos que nos encontramos por el escenario en busca de códigos o pistas. Por el otro lado tenemos la parte de acción contra los zombies, los cuales no siempre tenemos que matar, pues sortearlos es una opción perfectamente válida ya que en niveles altos de dificultad es muy fácil quedarse sin munición si pretendemos matarlos a todos. Tampoco podemos obviar los fantásticos enfrentamientos con los jefes finales, incluidos los nuevos del remake de GameCube, apasionantes combates que forman parte de la historia del videojuego, como el primer enfrentamiento contra el Tyrant.

Resident Evil HD Remaster Screenshot

Con Resident Evil volvemos a vivir esa fórmula de juego exigente que tanto añoramos en los últimos títulos, esa esencia de terror que nos mantiene en tensión constante por no saber lo que nos encontraremos detrás de esas puertas que se abren lentamente mientras cargan el siguiente escenario y la angustia que da la escasez de munición. El título nos evoca a una época en la que no habían puntos de control cada tres pasos, donde cada bala contaba y debíamos gestionar muy bien nuestros recursos. Porque no, Resident Evil 4 y 5, pese a que son buenos juegos, no son un Resident Evil (y mejor ni nombrar la sexta entrega).

Una de las pocas novedades que nos aporta esta remasterización es la genial adaptación del control a tiempos más contemporáneos. Al clásico sistema rotacional (recordemos, antaño teníamos que girar en nuestro propio eje de rotación para darnos la vuelta) y direccional (pulsando hacia arriba movíamos al personaje hacia delante) se ha añadido un nuevo control que mejora la experiencia de juego. Basta con presionar el stick en la dirección que queremos que vaya el personaje, distinguiendo entre distintos niveles de presión para andar despacio o correr, aunque por desgracia este control colisiona con el sistema de ángulo de cámara con planos fijos y puede llegar a desorientar. Por suerte, podemos seleccionar en cualquier momento el que más se ajuste a nuestros gustos, dependiendo de lo puristas que seamos.

Resident Evil HD Remaster Screenshot

El resto de novedades son puramente técnicas, adaptando el juego a la nueva generación re-escalando su aspecto para alcanzar los 1080p (720p en 360 y PS3) y el formato panorámico 16:9 de los nuevos televisores, aunque incomprensiblemente solo logran 30fps, salvo en PC donde sí consiguen los 60fps –para los más nostálgicos se ha dejado la opción de jugarlo como fue concebido a 4:3–. Se han retocado también las texturas de los fondos prerenderizados, remodelado personajes y enemigos (algunos mejores que otros, eso sí) y un acertado trabajo de iluminación que intenta ocultar unos decorados por los que sí se nota el paso del tiempo. Por desgracia no todo es tan bonito y hay ciertos detalles que afean un poco el conjunto, como esas envejecidas secuencias cinemáticas o la ausencia de algún sistema de partículas para renovar un poco los escenarios. Sin embargo, el cambio más grande lo notamos en el apartado de sonido, con una perfecta remasterización 5.1 que refuerza la inmersión a esa atmósfera terrorífica, redondeado por un sensacional doblaje al inglés (o japonés) con subtítulos en español.

YouTube Preview Image

Gratificante experiencia, con dos campañas ligeramente distintas
Es un Resident Evil puro y duro, con esa añorada esencia Survival
Las mejoras en el texturizado y la iluminación
El nuevo sistema de control
Jugabilidad clásica basada en exploración, puzles y momentos de acción.

 

Escasas novedades
30fps en consolas
No disponible en formato físico (solo en Japón y Asia)
Precio excesivo

Nota-Analisis-Resident-Evil-HD-Remaster

VALORACIONES

El tiempo ha tratado bien a este primer Resident Evil en términos jugables, pues casi 20 años después y con una correcta adaptación del control sigue siendo igual de disfrutable. Un juego ideal para descubrir cómo empezó todo, para quienes no tuvieron la oportunidad, y perfecto para volver a disfrutar de la Mansión Spencer los que ya lo hicieron. Como ya hemos comentado, esta remasterización se basa en el remake de GameCube de 2002 y apenas presenta novedades más allá del nuevo control y la adaptación a la alta definición (1080p en nuevas consolas y 720p en las viejas), con un una mejora gráfica sustancial (con nuevos modelados y mayor detalle en los escenarios) y un reescalado a 16:9 para pantallas panorámicas, siempre conservando y permitiendo jugarse como antaño (4:3 y el viejo control), una decisión que agradará al jugador clásico.

Resident Evil es uno de los mejores juegos de la franquicia, y en esta remasterización la esencia Survival que caracterizó a la saga regresa con nuevo envoltorio. Un extraordinario trabajo que se ha ganado el beneplácito de crítica y público (convirtiéndose en el descargable más vendido de la historia de Capcom), excepto para los más escépticos y detractores de la compañía de Osaka, que verán en él una maniobra para explotar una exitosa saga. Esperemos que este éxito y la buena salud que vive la IP gracias a Revelations permita relanzar Resident Evil Zero en HD y, porqué no, el resto de entregas de Playstation.

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Técnico informático titulado y veterano jugón desde tiempos ancestrales. Empezó sus andanzas con un MSX SONY HIT-BIT que le regalaron sus padres a la temprana edad de 6 años y la Atari de su primo. Posteriormente vinieron la NES, con la que pasó sus mejores momentos junto con su hermano, SuperNes, MegaDrive, N64, Dreamcast, etc., hasta las actuales de nueva generación (PS3, 360 y Vita). Administrador de esta humilde morada y coleccionista enfermizo de videojuegos retro

Deja tu comentario