Vicioplanet

Análisis The Last of Us: Left Behind

Nadie duda de la calidad de The Last of Us, que incluso a día de hoy sigue recogiendo premios allá dónde va. La última joya de Naughty Dog es considerado por muchos, entre los que me incluyo, como el mejor videojuego de esta generación. Cualquier alabanza se queda corta cuando nos referimos al estandarte técnico y jugable de Playstation 3, superando incluso al mismísimo Nathan Drake. Un auténtico vendeconsolas y objeto de deseo de la competencia –cuyo Fair Play les llevó a felicitar a SONY por el trabajo– viendo con impotencia lo que es capaz de hacer la circuitería de Playstation 3.

Ya lo dijimos en su análisis: The Last of Us es un videojuego creado para disfrutar y saborear cada momento. No en vano, somos muchos los que lo hemos jugado varias veces (tres en mi caso) y esperábamos con ansias una continuación de esa extraordinaria historia de supervivencia, ya fuera a modo de epílogo o de prólogo. Left Behind viene a narrar, como el propio nombre indica, lo que dejamos atrás, y nos cuenta el origen de algunas experiencias y anécdotas que vivimos durante el juego original, centrándose en todo momento en nuestra querida Ellie y en la relación con su desaparecida amiga Riley.

The Last of Us Left Behind Screenshot

Sin pretender entrar en detalles para no spoilear a nadie, Left Behind nos cuenta dos momentos clave en la vida de Ellie que son narrados de forma dual  (intercalándose a través de sus capítulos). El primero, y el que da nombre a esta expansión, nos descubre detalles de su amistad con Riley (que todos conocemos por esa foto de Polaroid en la pared de su habitación), una divertida y traviesa aventura de dos amigas que se pierden por la zona de cuarentena, cuyo planteamiento inofensivo se aleja de esa mecánica de acción-sigilo de la aventura original para interactuar con el entorno y vivir momentos únicos y emotivos.

Resulta interesante, a la vez que sorprendente, como Naughty Dog ha tratado esta parte de la aventura, dejando reposar toda mecánica jugable para poner especial énfasis en unos diálogos y secuencias que aportan una riqueza narrativa pocas veces vista en un videojuego (mucho menos en un DLC). Momentos brillantes que buscan llenar esos huecos argumentales que nos soltaban con cuentagotas en el juego original para entender un poco más la historia de Ellie y sus motivos. Es posible que no resuelva todas las preguntas acerca del origen de nuestra protagonista o de su “cuidadora” Marlene, pero sin duda descubriremos detalles inesperados y viviremos momentos absolutamente impagables.

The Last of Us Left Behind Screenshot

La otra parte se centra en el momento crucial de Joel, que se tambalea entre la vida y la muerte, dónde Ellie debe salir a la desesperada por el Centro Comercial de Liberty Gardens en busca de medicinas (y que la aventura original resolvió con una secuencia de Ellie volviendo con un botiquín). Con una Ellie más madura y superviviente reviviremos esa tensión y agobio que produce el simple zumbido de los chasqueadores para abrirnos paso hacia el tan ansiado botiquín e impedir que los saqueadores alcancen a nuestro compañero.

The Last of Us Left Behind Screenshot

Puede que la experiencia jugable no sea tan completa como en la aventura original al haber eliminado el sistema de progresión del personaje (no tenemos pastillas) y del equipo (tampoco tenemos tuercas para mejorar nuestras armas), pero a decir verdad tampoco lo echamos de menos. Más bien no nos da tiempo a echarlo de menos, pues su corta duración (alrededor de tres horas) es el principal hándicap de esta expansión.

El nivel de calidad que atesora este DLC es realmente impresionante. Muy lejos de la dejadez y mediocridad con la que nos acostumbran las compañías y de la caradura de extraer un par de capítulos del juego principal para venderlos de forma simultanea al lanzamiento (sin ningún disimulo) como Contenido Adicional. Left Behind es un añadido con meses de desarrollo tras sus espaldas y con la misma calidad que el juego original –nada menos que 5GB–, tanto a nivel técnico como argumental, es decir sobresaliente. Todo, absolutamente todo lo que compone este DLC ha sido cuidado con suma ternura y merece ser disfrutado sin ningún tipo de prisa. Cualquier detalle repartido por los preciosos escenarios nos ayudará a descubrir más acerca de este fascinante universo creado por el estudio californiano.

The Last of Us Left Behind Screenshot

Left Behind no solo añade unas pocas horas de juego sino que soluciona el único problema que tenía el título original: el volumen de las voces en los diálogos del juego. Un detalle importante, puesto que pocos DLCs invierten recursos en solventar problemas detectados en el juego. A todo ello, esta expansión viene nuevamente dirigida por la batuta de Gustavo Santaolalla, que vuelve a hacer las delicias de nuestros oídos, y con un extraordinario diseño de niveles que, una vez más, están magistralmente ambientados en ese estado post-apocalíptico que tanto nos gusta.

 YouTube Preview Image

El mejor Contenido Adicional visto hasta la fecha en términos de calidad (a la altura del juego original)
Fascinante historia, a modo de prólogo de Ellie, para complementar la aventura
Rica y cuidadísima narrativa
Mejora aspectos que fallaron, como el sonido de los diálogos

Su duración

Nota-analisis-Left-Behind

VALORACIONES

Left Behind es, sin ningún tipo de dudas, el mejor contenido descargable que se ha visto jamás. Se le puede achacar su corta duración (sin duda su mayor lastre), pero nadie puede negar la calidad que atesora. Ya sea por su excelsa narrativa, su magistral ambientación o por su colosal factoría técnica, esta expansión está muy por encima de cualquier DLC aparecido hasta la fecha. Un producto de una elaboración exquisita, siguiendo la misma tónica detallista de todo el conjunto, que viene a redondear y engrandecer (todavía más) la maravillosa experiencia original que nos proporcionaron hace escasos meses.

The Last of Us Left Behind Screenshot

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Técnico informático titulado y veterano jugón desde tiempos ancestrales. Empezó sus andanzas con un MSX SONY HIT-BIT que le regalaron sus padres a la temprana edad de 6 años y la Atari de su primo. Posteriormente vinieron la NES, con la que pasó sus mejores momentos junto con su hermano, SuperNes, MegaDrive, N64, Dreamcast, etc., hasta las actuales de nueva generación (PS3, 360 y Vita). Administrador de esta humilde morada y coleccionista enfermizo de videojuegos retro

1 Comentario

  1. Musicgare February 19, 2014 a las 2:22 pm

    Maravilloso, qué tres horas me ha hecho pasar.
    Un trabajo sencillamente de matrícula de honor, como todo lo que hace Naughty Dog, sin bajar el listón de este juegazo que es Last of Us.

Deja tu comentario