Vicioplanet

Análisis Vanquish

De la mano de Platinum Games, uno de los estudios más en forma de los últimos tiempos y que nos han brindado auténticas perlas como Mad World o Bayonetta, nos llega esta nueva propuesta que mantiene los niveles de calidad y diversión a los que esta gente nos está acostumbrando. Orquestado esta vez por los maestros Atsushi Inaba y Shinji Mikami, productor y director respectivamente, conocidos por todos gracias a sus excelentes trabajos en la saga Resident Evil, Dino Crysis, God Hand, Viewtifull Joe o Devil May Cry, entre otros.

El del shooter en tercera persona es un recurso muy usado en la presente generación, desde que Gears of War sentara unas bases usadas por el resto de títulos, mejor o peor. Aunque el título que nos ocupa lo hace bien y con estilo, podríamos afirmar que el juego bebe de esa fuente inagotable del mencionado título de Epic, si no fuera porque Mikami-san ya nos dejó un juegazo para GameCube en el que parecen haberse inspirado. El título en cuestión se llama P.N.03 y nos ponía en la piel de Vanessa Z. Schneider, una mercenaria a sueldo que se dedicaba a eliminar robots y a todo el que se cruzara en su camino. Fue el primero de los llamados “Capcom 5” (cinco juegos de Capcom que saldrían exclusivamente para GameCube): Killer 7, Dead Phoenix (finalmente cancelado), Resident Evil 4 y Viewtifull Joe.

Vanquish Screenshot

De esta forma nace Vanquish, un shooter en tercera persona que aúna esa jugabilidad del mencionado título de Capcom y coberturas a lo Gears of War con nuevas e interesantes propuestas y un control exquisito, todo ello envuelto con ese frenetismo Made in Mikami. Después de jugarlo varias veces, nuestro veredicto es rotundo, uno de los mejores juegos del año.

La historia nos presenta un órgano terrorista soviético (orden de la Estrella de Rusia) que se hacen con el control del país y deciden atacar la colonia espacial norteamericana SC-01 Providence para hacerse con su moderno y novedoso poder energético. Los terroristas, encabezados por el dictador y golpista Victor Zaitsev, usan un potente laser para acabar de un plumazo con la ciudad de San Francisco y amenazan con ir a Nueva York, exigiendo al gobierno estadounidense su rendición inmediata. Ante esta amenaza, la presidenta envía un grupo de marines junto con una nueva arma de DARPA (una corporación de defensa dotada con la más moderna tecnología), una poderosa armadura de exoesqueleto vestida por Sam Gideon, el típico personaje socarrón, fumador, chistoso e inmaduro que en más de una ocasión entrará en conflicto con el escuadrón de Marines al que acompaña, y en especial con su capitán.

Vanquish Screenshot

Al extraordinario control de nuestro protagonista, con un perfecto uso de coberturas destruibles, hay que añadirle las posibilidades que nos brinda nuestra armadura, las cuales consumen energía, en forma de una barra, que al reducirse al máximo se sobrecalentará, obligándonos a descansar para restablecerla. La propulsión, mediante la cual podemos deslizarnos de rodillas a gran velocidad; el golpe evasivo, un upercut que dejará KO al adversario a expensas de reducir nuestra energía completamente; y la joya de la corona, el modo AR, mediante el cual podemos ralentizar el tiempo en el clásico “tiempo bala”, bien de modo manual o automático (cuando estamos muy dañados).
Independientemente de los ataques cuerpo a cuerpo, el armamento se reduce a 8 armas y dos tipos de granadas (eléctricas-aturdidoras y explosivas), de lo más variadas y originales (dos tipos de metralletas, escopeta, lanzamisiles, lanzadora de discos, rifle de francotirador, arma de plasma y un rifle con proyectiles localizadores). La única progresión que presenta el juego radica en el armamento, con mejoras que aumentarán de nivel el arma que llevemos encima, proporcionándonos más cargadores, un plus en la cadencia de disparo o extra de potencia; ya que nuestra armadura, por desgracia, no se puede evolucionar.

Vanquish Screenshot

Los enemigos son en su mayoría máquinas cibernéticas, bastante variadas y cada una con su punto débil. Cuentan con una notable Inteligencia Artificial; es común ver como los enemigos nos intentan abordar saltando sobre nosotros en momentos en los que estamos a cubierto o por el contrario huyen al caerles cerca una granada (por cierto, maravilloso el detalle en una de las fases del final donde vemos a un grupo de robots bailando al lado de un equipo de música, sencillamente brutal). La IA de nuestros aliados está menos conseguida, especialmente en algunos patrones de ataque y/o defensa.

Muchos de los enemigos asestan los ataques con grandes mechas, parecidos a los AT-AT de Star Wars, que podemos pasar a controlar causando un daño más devastador pero con una munición limitada. Si bien hay un solo tipo de mecha, también podemos controlar metralletas fijas bastante efectivas para las numerosas oleadas enemigas.

Vanquish Screenshot

El juego encuentra su punto álgido en los enfrentamientos con los enemigos finales, algunos de una envergadura colosal. Casi al principio ya nos encontramos con el primero, un gigantesco Mecha que nos dispara misiles por doquier, y aunque nos cubramos se carga nuestra cobertura. Como cualquier enemigo final, este tiene sus rutinas y sus puntos débiles, aunque en todo momento son desafiantes, sobre todo en los niveles máximos de dificultad.

Vanquish es un juego donde no hay lugar para el aburrimiento, con un ritmo y una velocidad de juego asombrosamente rápido y trepidante. El título nos propone una gran variedad de situaciones, como desplazarnos por una autopista que se derrumba, adentrarse sigilosamente con una barca disparando a unos focos con un rifle de francotirador para evitar ser descubiertos, proteger vehículos blindados o acabar con un acorazado, por poner algunos ejemplos. Todo ello en una cantidad de mapas de lo más interesantes, suficientemente variados y detallados como para engancharnos irremediablemente.

Vanquish Screenshot

Por desgracia, toda esta acción sin cesar tiene su final, que no es otro que esas escasas 6 horitas, el principal punto negro que le vemos al juego. A parte del objetivo secundario de las estatuillas “Pangloss” y el desafío que supone para cada uno las puntuaciones por estilo y por muertes evaluadas al final de los actos, esta experiencia no se puede ampliar con ningún modo multijugador o cooperativo que nos permita alargar un poco la diversión. Eso sí, el juego es muy rejugable e invita y requiere, casi, volver a pasarlo en los niveles de dificultad más elevados, no solo para dominar el juego sino para pasar los complicados desafíos que se desbloquean al acabar un acto, mejorar nuestros tiempos y puntuación, o para picarnos con los amigos.

Vanquish Screenshot

El apartado gráfico se puede definir en una palabra: espectacular. El motor gráfico creado para Bayonetta ha sido reutilizado para este Vanquish de una forma óptima, dando como resultado un auténtico espectáculo audiovisual de principio a fin. Los escenarios son muy variados y presentan gran cantidad de detalles y grandísimos efectos que ayudan a ambientar de una forma magistral ese frenetismo que nos propone Mikami-san. Me gustaría destacar los modelados y las animaciones, no solo de los personajes principales, sino también de los enemigos y personajes secundarios de la aventura. Genial en todos los aspectos.

En cuanto al sonido, otro tanto a favor de Platinum Games. A la trepidante banda sonora de estilo techno que nos acompaña durante todo el juego, colaborando activamente en inyectarnos más tensión, hay que sumarle el notable doblaje a nuestro idioma, con Alfonso Vallés poniendo su voz al teniente Burns.

YouTube Preview Image



Maravillosa jugabilidad, gracias a un control PERFECTO

Ritmo frenético y trepidante, acción a mansalva

Gráficamente espectacular, con un gran nivel de detalle y muy buen diseño en general

Apartado sonoro a un gran nivel, con un buen doblaje y melodías techno que acompañan perfectamente la acción

Su corta duración

Falta un modo multijugador o cooperativo que permita ampliar la experiencia

Historia poco trabajada

Valoración

Me parece impresionante el trabajo que está haciendo la gente de Platinum Games, título tras título se van superando, y el acierto de SEGA a la hora de subcontratarles. Una propuesta fresca del genio Shinji Mikami, que oxigena un género algo saturado con tanto refrito del rey Gears of War. Intenso, frenético, adictivo, tremendamente divertido y MUY espectacular son sus virtudes, con un gran apartado técnico a sus espaldas y una jugabilidad de la vieja escuela, modernizada, y de la buena. Pero que no está exento de carencias (no fallos), conocidas por todos, como la falta de un cooperativo o multijugador que ayude a alargar esta maravillosa experiencia.

Reflexión de McRillo: “Si los juegos fuesen frascos de colonias, Vanquish sería un perfume; todo concentrado y manteniendo tan sólo su esencia”

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Técnico informático titulado y veterano jugón desde tiempos ancestrales. Empezó sus andanzas con un MSX SONY HIT-BIT que le regalaron sus padres a la temprana edad de 6 años y la Atari de su primo. Posteriormente vinieron la NES, con la que pasó sus mejores momentos junto con su hermano, SuperNes, MegaDrive, N64, Dreamcast, etc., hasta las actuales de nueva generación (PS3, 360 y Vita). Administrador de esta humilde morada y coleccionista enfermizo de videojuegos retro

3 Comentarios

  1. McRillo February 10, 2011 a las 7:02 pm

    Gran análisis y fantástico juego…. sin duda Sega se ha puesto las pilas, gracias en parte, a los fenómenos de Platinum Games.
    Muy acertada la metáfora de la última frase…. este McRillo debe ser una eminencia….jol jol jol…..

  2. Dan Mustaine January 4, 2012 a las 6:30 am

    un juegazo en toda regla, ya que aunque sea de corta duración, cuesta un poco encontrarle el modo adecuado de enfrentar cada una de las etapas, por lo q invita a hacerse experto… de hecho el modo desafío es dificilísimo y da varios dolores de cabeza (aun lucho por obtener el trofeo) 😛

    en definitiva, un juego que me llamó la atención desde los primeros trailers y que me dejó un excelente sabor de boca… luego de la maravilla q me resultó jugar Bayonetta me queda claro que esta alianza entre SEGA y Platinum Games llegó para quedarse
    espero que Anarchy Reigns esté a la altura, y bueno ese otro “experimento” llamado Metal Gear Rising “Revengeance” en su alianza con Kojima Productions xDD

    aprovecho para felicitarlos por la página, la verdad los análisis hechos con mucha dedicación y sin fanboyismos varios

  3. Dan Mustaine January 17, 2012 a las 12:45 am

    una maravilla jugable, provocador de ataques de epilepsia around the world xDD cuenta con uno de los mejores controles que haya ocupado en un shooter de acción
    se queda con gusto a poco con la duración de la campaña, pero cumple perfectamente en sorprender, y desafiar a partes iguales
    gracias por el análisis