Vicioplanet

Análisis Xenoblade Chronicles

Desafortunadamente nuestra querida Wii no puede gozar del amplio y notable surtido de juegos de rol con el que cuenta la competencia; si además buscamos en su catálogo el género RPG de corte oriental, el resultado será escaso y mediocre, más aun con el declive que sufre desde hace tiempo este mercado, en pro de propuestas occidentales y a la espera del ansiado Dragon Quest X.

Con este panorama tan oscuro, los chicos de Monolith Soft han decidido darle a tan trotado género un giro de tuerca para ofrecer el mejor JRPG que haya visto el catálogo de Wii, y quizás una de las mejores obras de la actual generación.

Xenoblade Chronicles Wii

PLANTEL DE LUJO

Monolith Soft nació de la mano Tetsuya Takashi después de dejar Square; decir que en su haber encontramos a Final Fantasy VI y Chrono Trigger, y con protagonismo como responsable gráfico de otras obras maestras como Secret of Mana y el inolvidable Final Fantasy VII.

Como veis, la historia este estudio no se ha desvinculado del género RPG, puesto que más recientemente, y entre otros, destaca toda la saga ”Xeno” (Xenogears-PS1 y Xenosaga-PS2) , de la que esta joya hereda su nombre; y aunque el universo de este trabajo nada tenga que ver con los dos anteriores, sirva ello como homenaje a la saga.

Xenoblade Chronicles Screenshot

TRAMA TITÁNICA

Cuenta la historia que durante siglos y siglos se llevó a cabo una batalla entre dos gigantescos dioses, Bionis y Mekonis. Uno representando la fuerza de la vida y la naturaleza y su oponente abanderando el poder de las máquinas y la tecnología.

La eterna lucha finalizó con los dos titanes derrotándose el uno al otro, casi en el mismo instante, y muchos lustros después, sirviendo sus inmensos cuerpos como planeta dónde se desarrolla la vida de los Humas (humanos) en permanente y evidente pugna, con sus archienemigos, los Mekon (máquinas).

Ante esta original y divina propuesta, nosotros tomamos el papel de Shulk, un joven científico que investiga una potente espada en su laboratorio de la Colonia 9, situada en una de las extremidades del titán inerte Bionis.

Allí conoceremos a sus inseparables amigos Reyn y la sentimental Fiona, quién nos acompañarán desde el principio. También conoceremos a Dunban, el único héroe humano capaz de ceñir la poderosa espada, aunque con ciertas consecuencias…

El poder de la espada, llamada Monado, es el único capaz de vencer al temible e indestructible ejército Mekon. De hecho deberíamos reconocer a la espada como auténtica protagonista del juego, puesto toda la historia y acontecimientos giran alrededor de su existencia y permanencia.

Como curiosidad comentar que después de un abrumador éxito en Japón, y el previsible en Europa, posiblemente aparezca finalmente en el continente americano, eso sí, con el nombre de Monado: Beginning of the World.

Concluyendo, la historia cuenta con una trama bastante extensa y muy acertada, si bien al final pierde algo de fuelle, y algunas situaciones acaban siendo predecibles. Los personajes, lógicamente, estereotipados con lo ya visto en el ámbito RPG, todavía cuentan con mucho carisma, sobretodo a lo largo de la historia, conforme conocemos a otros compañeros como Riki, Sharla o Melia.

Xenoblade Chronicles Screenshot

PROPUESTA RPG ORIENTAL… PERO QUE VA MÁS ALLÁ

Pese a lo que estamos acostumbrados en otras propuestas del género, no existe ningún editor del protagonista, y la aventura, después de una espectacular intro, donde se describen los acontecimientos antes comentados, tomamos el papel de Dunban a modo de tutorial, controlando a Monado y haciendo frente a una horda de robots y mechas enemigos.

El control puede ejecutarse desde el mando clásico o bien  con el WiiMote y Nunchack, siendo la primera propuesta la más accesible y directa, aunque sin desmerecer el fino y preciso control de la opción a dos manos, incluso a la larga, una vez acostumbrados, resulta tan o más rápida e intuitiva.

Hablábamos de un giro de tuerca en el aspecto jugable, y es que es sorprendente como se ha implementado el clásico combate rolero con la rapidez y frescura del tiempo real. Seleccionamos a nuestro oponente mediante y de forma automática nuestro personaje comienza a golpear de forma automática, dejando en nuestras manos la opción de movernos con total libertad por el escenario (incluso huir a medio combate) y ejecutar ataques especiales, que se recargan conforme asestamos dichos golpes estándar.  Se representan en un rápido y directo menú que se abre en la parte inferior una vez entramos en combate.

Xenoblade Chronicles Screenshot

Muchos de estos ataques especiales los iremos desbloqueando a medida que incrementemos nuestro nivel de experiencia y el de los compañeros (siempre nos acompañarán un máximo de dos). Teniendo en cuenta que todos los personajes que nos acompañan son controlables, las opciones jugables se multiplican, puesto que según el personaje escogido podremos lanzar ataques a distancia, magias ofensivas o curativas, destrozar defensas, infligir golpes críticos, entre otros tantos. Incluso establecer combos entre los distintos acompañantes.

Si algún compañero, o nosotros mismos, inflinge mucho daño a un enemigo concreto, su nivel de furia aumenta (representado con un aura roja), llamando la atención e ira del enemigo y siendo el centro de todos los ataques. Esto es un arma de doble filo, pues si bien, el indicador de furia lo posee un aliado, en enemigos pequeños nos sirve para aprovechar y realizar golpes especiales como ataques traseros, laterales o derribos, pero en caso de enfrentarnos a un enemigo de rango superior sus devastadores ataques concentrados en un solo personaje, acabarán por derrotarle de un plumazo. Como veis, el componente táctico está latente en una cuidada jugabilidad. Incluso podemos dar órdenes al equipo para que se reagrupen, se dispersen o bien se acerquen a nuestro protagonista.

Xenoblade Chronicles Screenshot

La energía de los personajes se regenera paulatinamente después de cada confrontación, y en caso de muerte del equipo apareceremos en cualquiera de los numerosos puntos de control repartidos por el mapa, y conservando los logros y puntos de experiencia logrados. En cualquier momento podemos guardar la partida, sin necesidad de visitar ningún lugar u objeto determinado.

Quizás la mayor bondad es que desde un inicio contamos con unos amplios y bastos escenarios por los que recorrer libremente y a nuestro antojo. La libertad de exploración es abrumadora, dejando a un lado los escenarios-pasillo que últimamente vemos en algunas entregas RPG. Tampoco faltarán las típicas mazmorras que visitaremos en distintas misiones, y que en ningún caso copian diseños las unas de las otras, sino que suelen diferir bastante.

Algunos combates, especialmente con bestias pequeñas son meramente opcionales, y no nos atacarán salvo que ataquemos. Muchas de ellas, al seleccionarlas para combatir, nos muestran sus rasgos básicos como el nombre, salud y nivel; algo que nos ayudará a medir el poder del enemigo, antes de entrar en pugna.

Por todo ello, serán muchas veces las que os dediquéis a explorar los escenarios en busca de objetos y adquiriendo experiencia luchando con las bestias o robots que encontraremos, todo ello potenciando al equipo y dejando para otro momento la misión principal y las secundarias. Curiosamente, además de poder saltar, nuestro personaje puede nadar, atributos poco vistos en el género, y que incrementan las fronteras físicas del escenario. Incluso hará acto de presencia el ciclo día-noche para darle más realismo a la aventura.

Xenoblade Chronicles Screenshot

La aventura principal os supondría unas 30-40 horas, y su dificultad es media. Como detalle, los enemigos de cierta zona no incrementarán su nivel aunque lo hagamos nosotros, por lo que, si en un inicio alguna bestia de la Colonia 9 nos daba problemas, podemos volver y abusar de nuestro poder, eso si a cambio de algún objeto de poco valor y unos escasos puntos de experiencia.

Aunque reconozco que es prácticamente imposible acometer la aventura sin realizar las numerosas y variadas misiones secundarias que nos brindan distintos personajes repartidos por los poblados y parajes, y se dice que conseguir todas las misiones secundarias y explorar a fondo los mapas supondría más de 100 horas. Incluso algunas misiones secundarias cuentan con una cuenta atrás para finalizarlas, en caso contrario no tendremos opción de jugarla de nuevo. Los encargos de plantas, objetos perdidos, búsqueda de amigos/familiares o acabar con cierta amenaza, están a la orden del día en estas misiones. Existe un sistema de logros, al más puro estilo XBOX o PS3, que si bien no cuelga en ningún servidor, supone un pequeño aliciente a la hora de afrontar nuevos retos.

Un acierto cuando finalizamos una misión secundaria, es que no tenemos que volver a visitar a la persona que nos ha hecho el encargo para que nos recompense o finalice la misión, sino que en el caso de encontrar el objeto o persona X, por poner un ejemplo, ya queda saldado el trabajo. Eso evita el engorro de viajes innecesarios de ida y vuelta que alargan innecesariamente la aventura. No obstante podemos desplazarnos a través de un mapa como opción rápida. Este mapa se va mostrando conforme avanzamos por él, dejando visible la zona visitada, algo que invita a explorar todo lo que podamos.

Xenoblade Chronicles Screenshot

Una flecha situada en el margen superior de la pantalla nos indica a modo de brújula dónde encontrar el siguiente objetivo principal, aunque a veces, especialmente en mazmorras o algún poblado, no nos guía con celeridad, aunque nada que no se solucione con un pelín de paciencia.

ARMAS E INVENTARIO

El sistema de menús de inventario, después de unas horas, resulta muy lógico y rápido, hasta el punto de mostrar un inventario conjunto para los miembros del equipo, con un máximo en espacio y peso. Además todas las opciones y objetos cuentan con un pequeño cuadro explicativo y aclaratorio.

Las vestimentas se componen de traje, botas, guantes y casco, y al igual que en el caso del armamento, existen algunas de uso supeditado a un personaje concreto. Cualquier modificación en la vestimenta o armamento de los compañeros, se verá reflejada visualmente en el juego.

Tanto equipo como armamento son bastante extensos y podemos engastar cristales que potencian o añaden propiedades. Incluso después de los primeros compases del juego,  podremos crear estos cristales a través un horno que funde muchos de los minerales básicos que encontremos.

Xenoblade Chronicles Screenshot

En este caso, se ha simplificado el sistema de daños de los enemigos ante determinadas armas, por lo que no diferenciaremos armas cortantes, punzantes o de impacto con las que infligir más o menos daño. Algo bastante visto en mucho otros juegos y que no es necesario, debido a que se compensa con creces con otras variables comentadas anteriormente.

Además de los típicos mercaderes que con los que podemos efectuar la compra-venta habitual, encontramos en poblados personajes con los que realizar trueques de objetos.

LA COLECCIOPEDIA Y EL AFINIGRAMA

Gracias a la búsqueda de ciertos objetos en cada una de las zonas, podremos ir completando nuestra particular Colecciopedia, que a modo de álbum, vamos completando y consiguiendo valiosos cristales para engastar. Algo sin duda que vuelve a propiciar el sentido y ganas de explorar a fondo.

El sistema del Afinigrama, bebe de la fuente de cualquier MMORPG online, y es que a medida que completamos y hablamos con personajes vamos creando una especie de árbol en cada poblado en el que gráficamente se muestran las relaciones entre distintos habitantes, con nosotros o entre nuestro propio equipo. De lo que se trata, claro, es de intentar realizar el máximo número de misiones secundarias y conocer a todos los personajes que podamos en cada poblado, incluso de visitar con ciertos miembros del equipo unos lugares específicos para mantener una conversación personal (escogiendo entre distintas respuestas) y estrechar lazos, o no. Eso sí no esperéis escarceos sexuales al estilo Mass Efect, que esto es Nintendo, señores. La finalidad es conseguir misiones y objetos que de otra forma no conseguiríamos. Quizás algo que los menos pausados lo encuentren prescindible, aunque personalmente aplaudo este aspecto, mostrándose como se muestra, es decir, como algo opcional y secundario pero a la vez muy bien implementado. Aunque es importante la relación que mantenemos entre nuestro equipo dentro del Afinigrama, ya que acaba influyendo en los combates.

Xenoblade Chronicles Screenshot

DELEITE VISUAL

Son pocos los juegos que analizo para Wii pero muchos los que he disfrutado, y reconociendo las limitaciones técnicas de la máquina y comparándolos con otros juegos, incluso de otros géneros, puedo decir que estamos ante un trabajo soberbio.

Es asombroso como se han implementado unos escenarios tan amplios, variados y extensos a la vista, con esas texturas, carga de polígonos y efectos visuales (vegetación, agua, y algunas magias…). La paleta de colores es muy completa y el diseño de todos los mapas es sublime; decíamos anteriormente que ni siquiera las mazmorras son repetitivas.

El diseño y aspecto artístico está fuera de dudas, aportando el toque épico y fantasioso que el juego merece. La cámara es totalmente móvil, tanto en rotación, como en altura y zoom, y cuesta un poco aprender a controlarla, especialmente a centrarla o en luchas con numerosos enemigos, pero no empaña la experiencia global ni el apartado técnico.

Xenoblade Chronicles Screenshot

Los protagonistas cuentan con un diseño muy conseguido, y las modificaciones en sus equipos y armas se visualizan en durante la aventura. Las expresiones están bien trabajadas y especialmente se nota el trabajo y suavidad en las texturas faciales; quizás desentona alguna extremidad por carencia de polígonos o ciertas ralentizaciones en momentos de mucha carga, aunque nada destacable. Las animaciones son variadas y numerosas, pero en algún momento, resultan algo artificiales y toscas. Tampoco se queda corto el número de enemigos y el tamaño de algunos.

MÚSICA MAESTROS

Con rotundidad opino que es el mejor aspecto del juego. Los maestros Yoko Shimomura y Yasunori Mitsuda, han realizado una banda sonora magistral, no solo por sus grandes temas o melodías, sino por ser variadísima y adaptarse a la perfección a todos los momentos de esta joya. Desde melodías con guitarras acústicas, hasta temas épicos de gran factura, o pistas cañeras, que te relajan o ponen en tensión según convenga al momento jugable. Todo debidamente orquestado y en perfecta simbiosis con el resto de aspectos del juego. Chapeu!

Las voces, se pueden seleccionar entre el inglés o el japonés, y contamos con el subtitulado al castellano. Y su interpretación y puesta en escena es simplemente correcta. Tampoco se puede pedir más… bueno sí, voces al castellano.

YouTube Preview Image

LO MEJOR
LO PEOR

Por fin una propuesta seria de RPG oriental para Wii

Historia trabajada

Banda Sonora magistral

Aspecto gráfico en general

Capacidad de exploración y jugabilidad

Duración y extensión

Problemas de cámara en combate y orientación e algún mapa.

Que no esté doblado al castellano…por poner algo.

VALORACIONES

No sólo nos encontramos (por fin) ante una propuesta seria y digna de JRPG para Wii, sino que para mí, y creo que para muchos, nos encontramos ante la mejor opción del género rolero japonés, y me atrevería a decir que de las mejores en la actual generación.

Gran trabajo técnico, con un aspecto gráfico genial y una BSO para quitarse el sombrero. Con muy buenas propuestas jugables que dan un giro de tuerca al género aportando una visión más fresca e innovadora al RPG oriental.

Extenso como pocos, y con una historia que acompaña perfectamente y personajes ciertamente carismáticos. Una buena opción para los que os queráis adentrar en este género, puesto que cuenta con una curva de dificultad lógica y un sistema de menús al que os acostumbraréis rápido.

Comparte este artículo!

Acerca del Autor

Jugón desde la época de los Cassettes, con serias intenciones de montar un golpe de estado para que vuelvan los cartuchos. Se mueve en el entorno laboral financiero, nada que ver con los videojuegos ni la tecnología, y hasta aquí puedo leer. Un crack de las consolas, obsesionado en conseguir trofeos (logros no, que no tiene 360), pero un verdadero patán con los ordenadores (tan solo capaz de usar el pack del Office y el Lotus) y todavía peor en las redes sociales, hasta el punto que hay que llamarle para decirle que tiene un mensaje en Facebook.

12 Comentarios

  1. EsKobeDoo September 12, 2011 a las 7:17 am

    Impresionante análisis. Yo por ahora sólo lo he probado (lo busqué y compré por los rumores de que tardarían muchisimo en reponer existencias si esque llegaban a hacerlo) y me estoy pasando otros juegos, pero cuando lo probé me dejó muy sorprendido. Es verdad que gráficamente explota al máximo la Wii, se ven dientes de sierra y demás, pero es normal si contamos con el enorme paisaje que muestra en todo momento y sin tiempos de carga.
    Jugabilidad perfecta, lo único que encuentro negativo es la cámara cuando entras en combate, porque según el tamaño de los enemigos hay veces que no los ves enteros y tienes que colocarla con el stick.
    Lo demás me parece un juegazo.

    Espero que tenga sentido lo que he escrito, que desde el curro es imposible hacerlo tranquilamente y a ratosse me olvida lo que iba a decir XD.

    Un saludo!!

    • McRillo September 18, 2011 a las 4:35 pm

      Gracias por tu comentario. Toda la razón en tema de la cámara; como decíamos en el análisis el único punto negativo destacable.

      EsKobeDoo, la verdad es que ya estás tardando en ponerte a jugar a esta joya…. seguro que te engacha durante muchas y muchas horas.

  2. Alfonso September 12, 2011 a las 7:40 am

    A mi personalmente me ha encantado. Historia, jugabilidad, gráficos (para ser Wii son una maravilla). El mejor en su género para Wii, sin duda, aunque también es cierto que no hay muchos, pero este y el Monster Hunter Tri son obligados

    Un gran análisis señores, aunque yo diría que la historia principal son más de 40h

    • McRillo September 18, 2011 a las 4:40 pm

      Efectivamente es difícil pasarse el juego entre 30 o incluso 40 horas, puesto que es obligado hacer misiones secundarias y esto lo alarga con creces. Esas 30-40 horas se darían en el caso de acometer únicamente la historia principal “a pelo”, es decir, sin explorar ni acabar secundarias…. algo realmente difícil.

      Te doy la razón puesto que en mi caso la cifra de 30 horas se ha doblado. Y misiones secundarias. pendientes.

  3. Musicgare September 12, 2011 a las 9:02 am

    Enhorabuena por el análisis. Coincido en vuestras opiniones
    Uno de los pocos Must Have de Wii

    Saludos

    • McRillo September 18, 2011 a las 4:42 pm

      Gracias Musicgare, un placer volver a verte por aquí.

      Desde luego todo un must have de Wii.

      Merci por el comentario.

  4. Luís September 12, 2011 a las 1:57 pm

    y yo q pensaba q la Wii estaba muerta…
    OBRA MAESTRA del género RPG, y ya está

    • McRillo September 18, 2011 a las 4:43 pm

      Es cierto que Wii no está en sus mejores momentos pero con obras maestras como esta aún puede dar sus últimos coletazos.

      Gracias por el comentario

  5. Link September 12, 2011 a las 4:24 pm

    es un JUEGAZO
    completamente de acuerdo en todos los puntos y comas de este análisis.
    McRillo for President, si ya lo decía yo

    • McRillo September 18, 2011 a las 4:47 pm

      Como siempre, gracias por dejar ti opinión link. El día que sea presidente tienes silla como Ministro de Videojuegos…. en vez de traspaso de carteras se hará el de videoconsolas…

  6. Darth Ka September 13, 2011 a las 3:46 pm

    Parecía que los buenos J-RPG ya se habían extinguido, pero todavía hay excepciones.

    • McRillo September 18, 2011 a las 4:48 pm

      …incluso los de corte oriental aún pueden sorprender…. quién dijo Final Fantasy??

      Gracias muchacho por la aportación .

Deja tu comentario